Caos en el centro tras el derrumbe de una propiedad – Tucuman

24/08/2011 – Aproximadamente a las 4.00, en una casa antigua ubicada en Crisóstomo Alvarez al 400, unos obreros intentaron colocar la estructura pero el tabique de adobe no soportó el peso. El tránsito en la zona estuvo interrumpido durante horas.

Vecinos del microcentro alteraron su descanso ayer a la madrugada, cuando un fuerte estallido despertó a los residentes de Crisóstomo Alvarez al 400. Un terreno donde se construía un edificio fue escenario del derrumbe de una de sus paredes.

Por fortuna no hubo heridos como consecuencia de este incidente y sólo se registraron daños materiales e inconvenientes de tráfico, pues los escombros terminaron en la calle.

Fuentes policiales informaron que cerca de las 4.00 de ayer, en una casa vieja que había sido demolida -sólo quedaba parte de la fachada original– se produjo la caída del frente de la propiedad.

Según lo constatado horas después por personal de Defensa Civil municipal, las antiguas paredes de adobe no resistieron una viga colocada allí en forma transitoria y terminaron en el piso, en medio de un gran estruendo.

Voceros del organismo oficial indicaron que en el momento del accidente, cinco obreros se hallaban en el solar. Ninguno de ellos sufrió lesiones ni fueron alcanzados por los restos de adobe.

Estas personas informaron a sus superiores (de la constructora “Rodríguez”, encargada de la concreción del edificio) sobre lo ocurrido.

Estos, a su vez, dieron aviso a la Policía y al organismo de contralor municipal. Efectivos de la Seccional Primera e inspectores concurrieron al lugar y realizaron una inspección ocular.

Según lo observado, los ttrabajadores de la empresa intentaban colocar una viga para reforzar la construcción. Pero el tabique de adobe cedió y se derrumbó parte del techo de la fachada.

Oscar Terrazas, director de Defensa Civil, dispuso el corte de circulación de vehículos por esa cuadra y coordinó la tarea de personal del municipio capitalino, que despejó el pavimento de escombros.

A su vez, obreros de la constructora apuntalaron los otros muros para evitar su caída.

También indicó que “lo que sucedió es un llamado de atención para todos aquellos propietarios de casas que tengan soportes de barro sean demolidas y reestructuras ya que ocasionan un peligro para la población”.

“En esta oportunidad, por suerte no hubo que lamentar heridos ya que los daños que se ocasionaron son de tipo material”, agregó el funcionario.

El derrumbe provocó que muchos escombros cayeran sobre la vereda y la calle, por lo que el tránsito en la zona estuvo interrumpido durante horas.

Esta situación provocó una serie de inconvenientes entre los peatones y automovilistas, ya que el tránsito fue desviado hacia calles laterales.

La situación recién se normalizó pasadas las 20.30 de ayer.

Fuente: El siglo web
Ver Nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *