La Legislatura rechazó a Farrell como juez porteño

Se argumentó que el ex funcionario no tiene la idoneidad exigida para el cargo

La Legislatura porteña rechazó ayer el nombramiento como juez de la ciudad a Martín Farrell, quien era el director de Habilitaciones de la Agencia Gubernamental de Control cuando se derrumbó el entrepiso del local bailable Beara, en Palermo, donde murieron dos mujeres.

A pesar de que el ex funcionario había presentado ayer la renuncia a su candidatura, luego del dictamen negativo que anteayer suscribieron los diputados de la Junta de Ética y de la Comisión de Justicia, el cuerpo rechazó por unanimidad su designación.

“El candidato no cuenta con la idoneidad exigida”, concluyeron los diputados luego de haber analizado las 16 impugnaciones presentadas por parte de familiares de Ariana Lizarraga y Leticia Provedo, las víctimas del derrumbe, ex legisladores y familiares de víctimas de la tragedia de Cromagnon.

Ahora, el proceso para el nombramiento de un nuevo juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario debe reiniciarse en la Legislatura. Hay dos posibilidades: que el Consejo de la Magistratura envíe la candidatura de Martín Converset, el mejor posicionado en el concurso tras la baja de Farrell, o que, en su defecto, se realice una nueva convocatoria. La primera de las opciones parecía, ayer, con más posibilidades de concretarse.

La decisión se tomó en una sesión especial para debatir varios nombramientos en el Poder Judicial porteño. En el recinto no hubo discursos, pero sí un aplauso sostenido por parte de familiares de Ariana y Leticia -acompañadas por familiares de víctimas de Cromagnon-, luego del voto de los legisladores.

Tras conocerse la posición de la Legislatura, el diputado porteño de Pro y titular de la Comisión de Justicia, Francisco Quintana, explicó los motivos por los cuales rechazó el pliego: “No están dadas las condiciones y el mejor camino es que sea nombrada una nueva persona”. Quintana resaltó que, a lo largo del proceso de análisis de la designación de Farrell, se buscó en todo momento cumplir con el reglamento interno de la Legislatura y con la Constitución de la Ciudad.

Farrell estuvo imputado en cinco causas más por cohecho, abuso de autoridad e incumplimiento de deberes de funcionario público. Además fue acusado ante el Consejo de la Magistratura en su rol de secretario de un juzgado por una serie de maniobras referidas a la habilitación de un comercio.

El hecho trágico por el cual Farrell fue investigado ocurrió en la madrugada del 10 de septiembre de 2010, cuando se derrumbó el local ubicado en Scalabrini Ortiz 1638, y que no estaba habilitado como local bailable. El ex funcionario fue acusado por el fiscal Andrés Madrea de haber celebrado un acuerdo espurio con los empresarios dueños del local para otorgarles el permiso correspondiente.

Pero hace pocas semanas, Farrell fue absuelto por la jueza de instrucción Alicia Iermini, que también sobreseyó al ex director de Habilitaciones Especiales, Pablo Saikauskas. En cambio, procesó por cohecho a la ex directora de Fiscalización y Control Vanesa Berkowski; a Norberto Cassano, ex jefe del Departamento Esparcimiento, y al inspector Carlos Gabriel Mustapich. También a los empresarios Juan Carlos María Yun, Agustín Dobrila, Roberto Martín Kattan Coria, Iván Andrés Fliess y Ronaldo Fliess, sobre quienes ya pesaba una imputación.

Previamente la Legislatura, durante la sesión especial, aprobó por 56 votos positivos y una abstención, la designación de Rodrigo Manuel Pagano Mata y Néstor Roberto Maragliano como fiscales ante la Justicia de Primera Instancia en lo Penal, Contravencional y de Faltas, y de Juan Octavio Gauna como fiscal ante la Cámara de Apelaciones en lo Contencioso, Administrativo y Tributario..

Fuente: La Nacion
Link: Ver Nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *