Ascensores de bajo consumo: se enchufa como un electrodoméstico y no requiere trifásica

El equipo GeN2 Switch se podrá conseguir en breve el país. Para edificios residenciales y para emprendimientos de baja altura.

subir-bajar-eficiente_CLAIMA20160310_0267_8

En breve se podrá conseguir en nuestro país un ascensor que no necesita una instalación eléctrica específica. Simplemente se conecta como si fuese un electrodoméstico a la red monofásica de 220 V y sólo precisa 500 W de potencia y 1,5 A de intensidad para su funcionamiento.

Se trata del equipo GeN2 Switch, de Otis, un ascensor ideal para edificios residenciales, aun aquellos ya construidos que no poseen elevador. También es indicado para emprendimientos de baja altura (en reemplazo de equipos hidráulicos) y hasta en viviendas unifamiliares, según explica Pablo Simón, Manager regional de Otis. El recorrido máximo es de ocho paradas y no requiere de sala de máquinas.

Ascensores_CLAIMA20160311_0253_39

Además de las ventajas de su bajo consumo y sencilla instalación, este ascensor brinda seguridad en caso de corte eléctrico. “Un sistema de acumuladores permite que, en caso de corte de corriente, el equipo siga funcionando normalmente durante un periodo de tiempo prolongado sin alimentación de la red”, señala el especialista.

Esto es posible porque el mismo ascensor genera energía durante su funcionamiento, la cual se puede consumir en el momento por el equipo o ser dirigida incluso a otra instalación dentro del mismo edificio (iluminación de palieres, por ejemplo). Como alternativa, la energía generada por el funcionamiento del ascensor puede ser almacenada en acumuladores para resguardo en caso de corte de suministro.

Ascensores_CLAIMA20160311_0251_39

El “sistema regenerativo” del ascensor produce energía cuando sube vacío o baja cargado, logrando así un importante ahorro en la factura eléctrica. “GeN2 Switch produce un ahorro de un 70 % en el consumo respecto a un equipo hidráulico equivalente”, compara Simón. Dependiendo de la carga en cabina, el motor se comporta como una dinamo, generando energía a partir del movimiento. Si la cabina viaja en sentido descendente con carga, la fuerza de la gravedad hace que el motor, en lugar de consumir energía, la genere. Lo mismo ocurre cuando la cabina viaja en sentido ascendente vacía o con poca carga. El contrapeso baja por efecto de la gravedad y el motor también genera energía.

Con la tecnología GeN2, también disponible en equipos de alta velocidad y mayor número de paradas, se suprimen los engranajes y se evita el efecto “metal contra metal”, con lo que se consigue un funcionamiento silencioso, a segura el fabricante. Además, los equipos son monitoreados las 24 horas en forma remota para prevenir y detectar fallas.

Por: PAULA BALDO
Fuente: Arq Clarin
Link: Ver Nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *