Reclamo por la tragedia de Beara

El derrumbe del boliche ocurrió en 2010 y causó dos muertes. El fiscal consideró que hubo sobornos en la habilitación, una “inspección mentida” y documentos vencidos. Por eso exige juicio para los cinco responsables del local y cuatro ex funcionarios de Mauricio Macri.

Un fiscal pidió la elevación a juicio oral y público de la causa en la que se investiga el derrumbe de un entrepiso en el boliche Beara, que causó dos muertes en 2010. Por el hecho están imputados cinco responsables del lugar y cuatro ex funcionarios de la gestión de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires.

El fiscal Andrés Madrea solicitó la medida que alcanza a los empresarios que regenteaban el local nocturno y a Martín Farrell, ex jefe de Habilitaciones; Pablo Saikauskas, ex director de Habilitaciones Especiales; Isaac Rasdolsky, arquitecto encargado en verificaciones y habilitaciones; y Vanesa Berkowski, ex directora de Fiscalización y Control.

La habilitación mediante sobornos, su intervención en la construcción del entrepiso, el aval y la inspección mentida, los documentos vencidos, y los avisos directos –esto tanto corre para los privados y los funcionarios–, son datos de la realidad”, remarcó el fiscal en su dictamen.

En el escrito de casi 500 páginas, acompañado de audios y videos, el fiscal resumió la secuencia que se inició con la habilitación presuntamente irregular de Beara y la consecuencia de la muerte, el 10 de setiembre de 2010, de Ariana Beatriz Lizarraga, de 21 años, y de Paula Leticia Provedo, de 20.

Además de los ex funcionarios, también están acusados e irán a juicio los empresarios Juan Carlos María Yun, Agustín Dobrila, Roberto Martín Kattan Coria, Rolando Fliess e Ivan Andrés Fliess, quienes representaban a la sociedad El viejo sabio, que regenteaba el local Beara y también otro boliche, Caramel.

“Los hechos y las probanzas permiten tener por acreditada tanto la existencia de los hechos que provocaran las muertes y lesiones, como los pagos en cohecho y otros delitos relacionados, así como también la responsabilidad que en los mismos le cupo a los socios privados, sus mandatarios, gestores, organizadores y funcionarios imputados, de acuerdo al carácter de cada una de sus intervenciones y/o funciones que ostentaban cada uno de ellos”, describió el fiscal. “Conductas que han contribuido individualmente a la sumatoria de factores de riesgo que fueron causa y/o coadyuvaron al colapso de la plataforma que se derrumbó y causa muertos y lesionados”, añadió.

Madrea se encargó de aclarar que el voluminoso requerimiento de elevación a juicio enviado a la jueza de instrucción Alicia Iermini “no se trata de papeles, de simples mandatos judiciales y aplicación de normas”. “Es cierto que los contiene, pero por encima de ello nos brinda la posibilidad de conocer de manera concreta la historia de la simple pretensión de arrimar un poco de Justicia frente a la absurda muerte de dos jóvenes y de muchos otros que vieron su vida en peligro”, resumió.

El fiscal cerró el dictamen con una cita “del por entonces arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio, hoy el papa Francisco”, en una misa por las víctimas de Cromañón. “Señor, ¡queremos que se haga justicia! Sabemos que detrás de esto hay responsables irresponsables, gente que no ha cumplido con su deber, no queremos pegarle por pegarle pero sí corregir su corazón porque su irresponsabilidad cuesta tan caro, no hay precio que pague una vida”, sostuvo el fiscal al citar a Bergoglio.

Fuente: Pagina 12
Link: Ver Nota

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *