inicio mail me! RSS

Blog de Arquitectura Legal

Blog de Arquitectura Legal y Peritajes Edilicios.

Categoria Código De Edificación

Virrey del Pino: sigue el peritaje en el supermercado

Peritos policiales continúan con las tareas para esclarecer las causas del hecho.

f208389dd6618418db74b96d2ad78416_XL

Bomberos voluntarios concluyeron las tareas de remoción de escombros y la búsqueda de posibles sobrevivientes en el supermercado ubicado en Virrey del Pino, donde ayer se produjo una explosión por la que murieron dos personas y otras 12 resultaron heridas.

En tanto, peritos policiales del destacamento Mercado Central continúan con las tareas para establecer las causas del siniestro.

El trágico hecho ocurrió ayer, entre las 11.30 y las 12.45, cuando se produjo una fuerte explosión que fue seguida de varias de menor intensidad en un local de carga de matafuegos y tubos de oxígeno, ubicado en la esquina de Correa y Gual, partido de La Matanza.

Como consecuencia de la explosión que destruyó por completo el local y parte de un supermercado chino lindero, dos personas murieron y otras doce personas resultaron heridas.

Las víctimas son el dueño del negocio de matafuegos, de unos 80 años, y un albañil que se encontraba trabajando en el lugar.

El Ministerio de Salud bonaerense detalló que ocho heridos son adultos y fueron trasladados al hospital Simplemente Evita de La Matanza, donde cuatro de ellos permanecen internados en terapia intensiva con asistencia respiratoria mecánica por haber sufrido quemaduras en las vías respiratorias, y los restantes presentaron politraumatismos y quemaduras leves.

El resto de los heridos son un niño de 3 años que ingresó con politraumatismos y quemaduras al hospital Simplemente Evita, otro de 9 años que presentó una herida leve en la región dorsal, un menor de 5 años que fue derivado al hospital de Niños de San Justo y un cuarto chico que presentó una herida leve en la cabeza y fue derivado al hospital Equiza de Gonzalez Catán.

Fuente: www.argnoticias.com
Link: Ver Nota

El Molino, más cerca de ser expropiado

La expropiación de la Confitería El Molino está cada vez más cerca de concretarse. Este clásico café porteño, en Callao y Rivadavia, cerrado en 1997, podría reabrir sus puertas si se convierte en ley el proyecto del ex senador Samuel Cabanchik, que ya fue aprobado en el Senado y tuvo dictamen favorable en la Comisión de Asuntos Constitucionales, Legislación General y Cultura y Presupuesto de la Cámara de Diputados. Y en las próximas semanas podría llegar al recinto.

1935176

El Molino reabriría nuevamente como café y será parte de un proyecto que se integrará a la manzana legislativa, frente al Congreso Nacional. El texto resuelve “declarar de utilidad pública, y sujeto a expropiación, por su valor histórico y cultural, el inmueble de la Confitería del Molino”.

De esta manera, el inmueble se transferirá sin cargo al patrimonio del Congreso de la Nación. El subsuelo y la planta baja deberán ser concesionados para su utilización como confitería, restaurante, local de elaboración de productos de panadería, pastelería o cualquier otro uso afín a dichas actividades.

El resto del edificio, cuya fachada hoy luce abandonada, deberá consagrarse a un museo dedicado a la historia de la confitería, y al rol que tuvo “en el crecimiento y consolidación de la democracia argentina”, según se especifica en los considerandos de la expropiación. Además, harán un centro cultural que se llamará “De las Aspas”, dedicado a difundir y exhibir la obra de artistas jóvenes argentinos que no haya sido expuesta públicamente en ningún medio.

El presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Julián Domínguez, dijo que la recuperación de la Confitería del Molino “es un sueño de todos los bloques”. Y agregó: “La recuperación de esta confitería sintetiza una convicción compartida desde el Congreso Nacional, desde el gobierno de la Nación y desde todos los sectores de la población que anhelaban recuperar un patrimonio histórico de un edificio que tiene que ver con la historia de la Argentina”.

El edificio de la confitería fue inaugurado en 1917, con un proyecto del arquitecto italiano Francisco Gianotti. Contaba con tres subsuelos donde se producía y fabricaba la pastelería, que funcionaba en la planta baja de Rivadavia y Callao. Por sus mesas pasaron los políticos Marcelo T. de Alvear, Lisandro de la Torre, Alfredo Palacios y Eva Perón, y los artistas Carlos Gardel, Niní Marshall, Tita Merello y Libertad Lamarque, entre muchísimos otros.

Domínguez recordó parte de esa historia: “El Molino se vendió en 1978 y, al poco tiempo, quebró, al igual que otras empresas nacionales. Después se recuperó medianamente. En 1997 volvió a cerrar, y hasta el día de hoy no abrió. No es casual que, con el apoyo de todos los bloques políticos, hayamos votado la recuperación”.

UNA HISTORIA CON IDAS Y VENIDAS

1917
Ese año se inauguró la confitería emplazada en Rivadavia y Callao, frente al Congreso Nacional, con proyecto del arquitecto italiano Francisco Gianotti.

1992
El gobierno de la ciudad lo incorporó al Área de Protección Histórica con el grado de protección estructural.

1997
Tras estar en declive durante décadas, este tradicional punto de reunión de políticos cerró a comienzos de este año, hasta hoy.

2005
Desde entonces, se presentaron numerosos proyectos para recuperar la Confitería del Molino, pero ninguno prosperó.

Fuente: La Nacion
Link: Ver Nota

Explosión y derrumbe en un taller ilegal: dos muertos

Conmoción y alarma en el Conurbano. Tras el estallido de un local donde recargaban matafuegos, también se vino abajo un supermercado chino. Hubo al menos doce heridos, entre ellos, un bebé de 18 meses. El lugar no tenía habilitación.

Escombros-construcciones-descartaba-PAULA-ANSELMO_CLAIMA20140827_0036_27

El estruendo sacudió la modorra del mediodía en La Matanza. Faltaban unos minutos para las 12 cuando explotó un local en el que rellenaban matafuegos (además de vender repuestos de moto) en pleno centro comercial de Virrey del Pino y destrozó el supermercado chino Zhang Yong, que estaba al lado. En el lugar hubo al menos dos muertos y 12 heridos (cinco de gravedad, entre los que hay un bebé) y no se descarta que haya más víctimas debajo de los escombros.

Sucedió en la calle Manuel Guall al 5800, a metros del cruce con la ruta 3, en una especie de casa-galpón que no estaba habilitado como local comercial, informaron fuentes de la Municipalidad. Según contaron los vecinos, la explosión se produjo cuando Juan “El Chaco” Stanchef, el dueño del lugar y una de las víctimas fatales, estaba rellenando un tubo. La segunda víctima trabajaba como cajero en el supermercado.

“Sentimos una gran explosión y después otras tres más. Primero hubo mucho humo y después se vieron las llamas, esta zona está llena de comercios y a esta hora hay mucho movimiento, había mucha gente en la calle y también creemos que adentro del supermercado”, relató Sabrina, una vecina.

Franco, otro testigo, contó que estaba a cien metros del lugar cuando escuchó el ruido. “Fue impresionante, la onda expansiva subió autos hasta la vereda de enfrente, que terminaron arriba del cordón”, describió. Otros vecinos compartieron fotos y videos caseros que registraron los hechos en las redes sociales.

El galpón estaba detrás del supermercado chino y, al parecer, los tubos y garrafas se apoyaban justo sobre la pared lindera. Las dos construcciones quedaron reducidas a escombros y por la onda expansiva estallaron los vidrios de las casas en cien metros a la redonda y varios autos terminaron sobre las veredas. Los vecinos de toda la manzana fueron evacuados por precaución y como en la zona no había luz desde el domingo no fue necesario interrumpir el suministro (al cierre de esta edición tampoco se sabía cuando regresaría).

Después de la explosión se desencadenó un incendio con llamas que alcanzaron los siete metros, pero que fue controlado rápidamente por ocho dotaciones de bomberos voluntarios de La Matanza, Cañuelas y Marcos Paz. Del operativo también participó personal de Defensa Civil de la Comuna, la Policía bonaerense y Gendarmería nacional.

“Me dijeron que el fuego empezó al lado y que las llamas llegaban a seis metros en el depósito, es la primera vez que ahí pasa algo así. Mi hermano era el encargado del supermercado chino, está internado y le están haciendo estudios para ver qué gravedad tiene. Mi sobrina también trabajaba ahí pero ella está bien, por suerte no tuvo heridas graves”, se sumó Sergio.

Además de vender repuestos y reparar motos, y de arreglar todo tipo de electrodomésticos, en el local de El Chaco se recargaban tubos de oxígeno y matafuegos, pero no tenía la habilitación comercial. “Manipulando esos elementos altamente inflamables se produjo la explosión”, afirmó el titular del área de Control Comunal de La Matanza, Daniel Feity.

“Esto pasó, básicamente, porque el OPDS (Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible) no realiza inspecciones. No hay más de cinco inspectores para toda la Provincia de Buenos Aires”, contó a Clarín un bombero que pidió no ser identificado. Es que en muchos cuarteles del Conurbano los bomberos voluntarios hacen recargas de matafuegos para recaudar fondos y conocen el sistema.

“Nosotros no habilitamos ni deshabilitamos. Con respecto a la carga de matafuegos, corre por cuenta del OPDS el control. Ellos te dan una tarjeta, que es un impuesto, es la que siempre cuelga de los matafuegos”, apuntó el hombre. Y agregó: “Desde hace tiempo venimos pidiendo que inhabiliten o cierren lugares como este, porque además trabajan sin medidas de seguridad. Hacemos denuncias, e incluso advertimos sobre este local en particular, pero nunca llegan los inspectores. Ya hicimos por lo menos otras 18 denuncias sobre otros locales, y en La Matanza hay un montón más ”.

Fuente: Clarin / Informe: Clarín Zonales
Link: Ver Nota

Las fuertes ráfagas de viento causaron daños

Desde Defensa Civil de la ciudad de La Plata informaron que “se cayeron algunos árboles y postes de luz, pero no fueron de gravedad”. En diagonal 74 y 46, se produjo el desplome de una estructura de contención de obra aunque no hubo heridos.

A los primaverales días de la semana pasada le siguió el intenso frío, recordando que aún estamos en la estación más fría del año.

Pero no sólo el descenso de la temperatura sorprendió a los platenses, sino también la intensidad de las ráfagas de viento que se generaron desde hoy temprano por la tarde.

Las ráfagas con mayor intensidad se dieron pasadas las 19 provocando la caída de la estructura de contención de una obra ubicada en diagonal 74 y 46, arriba de las oficinas donde funciona el centro de monitoreo municipal. Por fortuna no hubo que lamentar heridos. En el lugar intervino personal de Defensa Civil.

El fuerte viento también provocó la caída de mampostería en un edificio de 47, 7 y 8.

El funcionario Fernando Carlos, de Defensa Civil de nuestra ciudad, explicó al respecto que “las ráfagas disminuirán hacia la media noche” y agregó que en lo posible “eviten circular por las calles”.

En tanto, que un poste de luz cayó sobre una casa en 142 entre 45 y 46 y una luminaria se derrumbó en 137 y 95, informó la Red92 sobre algunos de los inconvenientes que tragó el mal tiempo sobre la ciudad. Otras zonas donde también hay caída de postes son: avenida 60 e/ 153 y 155 y la esquina de 520 y 206

Fuente: Diario Hoy
Link: Ver Nota

¿Qué se puede hacer con las medianeras?

Desde cubrirlas con espejos hasta hacer en ellas una palestra. Son ideas que forman parte de un debate que tiene décadas de historia.

MEDIANERAS-Elisa-DallOcchio-desplegado-dimensiones_CLAIMA20140822_0296_14

Cuántas cosas sugieren las medianeras, paredes cargadas con huellas de vidas pasadas. La traza de una escalera que ya no está, la silueta de lo que fue un techo mansarda, un patchwork con paredes azulejadas, empapeladas y superficies pintadas de colores. La marca de algún cuadro, espejo o del respaldo de una cama.

Seguramente fue la potencia evocativa de estas imágenes la que inspiró a los creadores de la Plaza Embajada de Israel en memoria a las víctimas del atentado de marzo de 1992, en el lote de Arroyo y Suipacha. Allí dejaron la medianera con sus marcas como herida expuesta. Pero en nuestra ciudad hay otras medianeras que quedaron desnudas y no por bombas o piquetas; por efecto de los códigos municipales. Clorindo Testa amaba estos muros. El disfrutaba de la luz que inundaba su estudio en un antiguo piso en Callao y Santa Fe gracias al sol que se reflejaba en la medianera. Y también decía que daban un respiro al caos formal de la ciudad.

MEDIANERAS-Generar-espacios-opcion-considerar_CLAIMA20140822_0292_14

Me acuerdo que hace unos 40 años, en una reunión con compañeros de facultad, las pusimos en jaque. Por aquél entonces había desembarcado en Buenos Aires una manera nueva de ver y pensar la ciudad liderada por un italiano llamado Aldo Rossi. En su libro “La arquitectura de la ciudad” proponía dejar de lado los criterios meramente funcionalistas e higienistas del urbanismo moderno y rescatar las bondades de la ciudad histórica. Este modelo hacía hincapié en la forma de la ciudad y alentaba a pensar las calles y las plazas como espacios urbanos, cuyas paredes eran las fachadas; y el techo, el cielo. Se contraponía al modelo aún hoy imperante que de alguna manera deja supeditada la forma de la ciudad a cierta eficiencia numérica.

Cada lote de manzana tiene un coeficiente llamado FOT (Factor de Ocupación Total) que multiplicado por la superficie del terreno da la cantidad de metros que se puede construir. Como consecuencia del tipo de loteo que tiene la manzana porteña, los del centro de la cuadra son los terrenos más profundos y con mayor superficie, y los que admiten mayor cantidad de metros de construcción. Esto hace que ahí se pueda construir mucho más alto que en las esquinas. Y entonces ¡magia! Es por esta razón que quedan expuestas las medianeras.

MEDIANERAS-propuesta-fuerte-presencia-color_CLAIMA20140822_0297_14

De ese caldo de cultivo de los ´80 salió la norma que desde hace algunos años permite empardar la altura del edificio vecino para que no queden medianeras expuestas atendiendo razones de estética urbana. Y también de estos debates surgió la idea ya hoy consensuada de que hay que pensar a la ciudad con criterios morfológicos como los que se están aplicando en la ex AU3, en el llamado Barrio Parque Donado Holmberg, y en los proyectos de vivienda para la futura Villa Olímpica en Soldati. La idea es aprovechar la experiencia para aplicarla en lo que serán las normas urbanísticas de la Ciudad.

Pero como en aquella reunión afirmaba Hernán Araujo, uno de los participantes un poco mayor que nosotros y poco proclive a dejarse llevar fácilmente por las nuevas ideas: “Buenos Aires es una ciudad de medianeras”. Por eso, hubo y habrá que cortar mucha tela para cambiar su estructura y para que estas nuevas experiencias modifiquen su paisaje urbano. ¿Qué hacer mientras tanto? El Consejo Profesional de Arquitectura y Urbanismo (CPAU) porteño lanzó una convocatoria para proponer soluciones. Aquí van algunas de las ideas que estarán expuestas en la sede del CPAU (25 de mayo 482) a partir de setiembre. Un estudiante, Germán Landajo, propuso revestirlas de espejo y así, al reflejar el cielo, hacerlas transparentes. También presentó una opción para esos baldíos urbanos rodeados de tres paredes: convertirlos en patios cuyas paredes sean palestras. Elisa Dall´Occhio propone forrar una medianera con una malla del tipo del metal desplegado pero en grandes dimensiones. Y María Soledad Orube, taparlas con plantas.

Propuesta-vestirlas-reflejar-volverlas-transparentes_CLAIMA20140820_0031_14

Lo cierto es que sobre estas paredes también rigen leyes. Pero lo auspicioso es que ninguna excede los acuerdos entre partes. Eso sí, debe estar claro que para abrir una ventana que nos dé buenas vistas, una raja que deje entrar el sol o colgar una jardinera es condición sine qua non tener un buen vecino

Fuente: Arq. Clarin
Link: Ver Nota

Derrumbe en una obra: cuatro heridos

Fueron alcanzados por una loza que se desplomó dentro de un barrio cerrado de Ibarlucea. Uno de los trabajadores lesionados estaba grave.

89952_interes-general

El derrumbe de una loza en una obra en construcción, dentro de un barrio cerrado de la localidad de Ibarlucea, dejó este jueves el saldo de cuatro trabajadores heridos, uno de ellos grave.

En el lugar se desempeñaban siete obreros al momento del siniestro, señaló el secretario general local de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), Sixto Irrazábal, en contacto con el móvil de Radio 2.

De los cuatro lesionados, uno se encontraba en estado más delicado y fue internado en un sanatorio céntrico de Rosario, señaló el gremialista. Los otros tres operarios fueron trasladados a diferentes centros de salud de la ciudad.

Fuente: www.sinmordaza.com
Link: Ver Nota

Derrumbe en un teatro de La Plata: murió un obrero

Un obrero que trabajaba en el lugar falleció al desprenderse un pedazo de mampostería.

53ee18c0d5964

Un obrero de la construcción murió esta mañana al caer de un andamio cuando realizaba trabajos de refacción en el Teatro del Lago, en la ciudad de La Plata.

Fuentes policiales informaron a DyN que el accidente se produjo alrededor de las 9 en uno de los sectores donde cumplía tareas una cuadrilla de obreros para restaurar el histórico teatro.

Tomó intervención la comisaría novena de La Plata, donde seinstruyeron actuaciones por “muerte por accidente”.

Fuente: www.24con.com
Link: Ver Nota

Confitería Del Molino: un clásico en peligro de derrumbe

El histórico edificio de Callao y Rivadavia permanece cerrado desde 1997 y se encuentra muy deteriorado. El proyecto para recuperarlo perderá estado parlamentario si no se trata antes de noviembre.

1730355-Confiteria_Elmolino390

Hace casi un siglo, cuando abrió sus puertas allá por julio de 1916, la Confitería del Molino tenía aspiraciones y futuro de grandeza. La adornaban mármoles, vitraux y bronces mandados a hacer especialmente a Italia, contaba con la mejor pastelería de la época, salones para fiestas y hasta su propia fábrica de hielo.

el_molino03-650x288

El café ubicado a metros del Congreso y a pocas cuadras de la calle Corrientes no tardaría en convertirse en un hito porteño que mencionaron escritores como Roberto Arlt o Jorge Luis Borges e hicieron pie Carlos Gardel o Evita. También fue escenario extraoficial de buena parte de la historia política de la Argentina.

Sin embargo, en el mes que cumpliría 98 años, su futuro parece ser incierto y algunos incluso aventuran que avanza hacia una especie de demolición por abandono. Es que desde que en enero de 1997 la histórica confitería bajó sus persianas, en un supuesto cierre por vacaciones, todos los proyectos parlamentarios que proponían restaurar el edificio quedaron cajoneados o se disolvieron en distintas instancias. El último de ellos, que recibió media sanción en el Senado en 2012, perderá estado parlamentario si no se aprueba en Diputados antes de noviembre de este año.

el_molino04-650x288

El filósofo y ex senador Samuel Cabanchik fue uno de los principales impulsores de ese proyecto de expropiación que apunta a que la vieja confitería sea concesionada para financiar con esos ingresos el armado –en el resto de los pisos del edificio– de un anexo del Congreso, en el que funcionarían un museo y un centro cultural. A Cabanchik le resulta curioso que su proyecto haya caído en el olvido, ya que tanto el oficialismo como la oposición habían mostrado interés en que saliera adelante. Incluso, dice a Diario Z, encajaba con el plan de Julián Domínguez, presidente de la Cámara de Diputados, de armar una suerte de “manzana legislativa”, integrando los anexos de la Cámara que existen actualmente.

el_molino07-650x288

El proyecto de Cabanchik coincidió con otro similar que el diputado Roy Cortina (PS) promovía en Diputados. Cuando vio que le habían ganado de mano, Cortina (que presidía la comisión de Cultura) decidió apoyar el de Cabanchik: sin embargo, pasaron casi 20 meses de aquella media sanción en el Senado, el socialista ya no preside la comisión de Cultura en diputados, Cabanchik ya no es senador y la sobrevivencia del proyecto de expropiación ha entrado en cuenta regresiva. “El caso de la Confitería del Molino es raro, no es que no quieran el proyecto en Ciudad o Nación sino que es como si tuviera mala suerte el edificio. Todos tienen intención de hacerlo pero no se hace: o se cae en Cámara o un sector del oficialismo se opone o lo frenan opositores para hacerle la guerra al oficialismo”, comenta a Diario Z.

Esa historia no es nueva. El mismo año en que cerró la confitería ya se presentó un plan para reabrirla, sin éxito. Luego, a fines de 2006, un proyecto de expropiación parecido a los actuales que impulsaba Jorge Coscia se aprobó de forma unánime (172 a 0) en la Cámara de Diputados, pero también se terminó cayendo: según a quien se le pregunte, se dice que fracasó por falta de decisión política o porque los herederos estaban en medio de un conflictivo proceso de sucesión. Entre medio, también se presentaron proyectos semejantes en la Legislatura porteña que fueron quedando en el aire.

el_molino08-650x288

Historia célebre
La vida de la Confitería del Molino ha estado marcada por la del Congreso aún antes de existir como tal. La historia se remonta a principios del siglo XX, cuando los pasteleros de origen italiano Constantino Rossi y Cayetano Brenna tuvieron que mudar su confitería ubicada en las actuales Rivadavia y Rodríguez Peña, cerca de un molino harinero del que había tomado prestado el nombre, debido a la construcción de la Plaza Congreso. La nueva ubicación fue la esquina de Callao y Rivadavia, donde funcionó a partir de 1905, pero con un aspecto muy distinto al actual.

Tras comprar en 1915 los dos edificios vecinos, Brenna decidió emprender una ambiciosa obra: unificarlos en lo que sería una de las construcciones más altas, lujosas e imponentes de la ciudad. El plan era contar con un subsuelo para producir la pastelería, planta baja para confitería, primer piso para los lujosos salones de fiesta y pisos superiores con departamentos de alquiler.
El encargo que le hizo al arquitecto Francisco Gianotti también incluía una condición: la obra debía adaptarse al funcionamiento de la confitería, que no podía cerrar. En los trabajos de refacción fue clave el hermano del arquitecto, Bautista Gianotti, que fabricó y envió desde Italia puertas, ventanas, columnas de mármol, cientos de metros de vitraux, manijas y otros detalles de bronce. “Esta confitería, junto a la Galería Güemes, son por calidad y tamaño los máximos referentes del art noveau en Buenos Aires, pero es además un ejemplo rarísimo en el mundo por su influencia holandesa. La mayoría de los arquitectos de esta movida eran franceses o italianos, como Gianotti, pero para este proyecto él tomó tanto el diseño de la torre como de las aspas de un molino holandés”, cuenta Willy Pastrana, presidente de la Asociación Art Noveau de Buenos Aires.

La Nueva Confitería del Molino se inauguró el 9 de julio de 1916 y rápidamente se convirtió en un emblema porteño. Entre sus exquisiteces figuraban las almendras azucaradas que el poeta Oliverio Girondo comparó con los “dulces ojos” de las muchachas de Flores; el Imperial Ruso, que Brenna creó como homenaje a la desterrada dinastía Romanov después de la revolución de 1917; y también El Leguisamo, un postre que según la leyenda le encargó el propio Carlos Gardel para homenajear a su amigo, el jockey Ireneo Leguisamo, aunque tanto la creación del postre como la anécdota también se la atribuye otra de las grandes confiterías porteñas, Las Violetas.

La historia hizo varias paradas en la Confitería del Molino. La frecuentaron Evita Duarte, Niní Marshall y políticos como Alfredo Palacios, que prácticamente la utilizaba como segunda oficina y lugar de inspiración para escribir sus discursos. En 1930, durante el golpe de Estado contra Yrigoyen, las tropas de Uriburu la incendiaron porque supuestamente les habían disparado desde las ventanas del edificio. Roberto Arlt fue testigo de parte de ese episodio y lo contó en “Donde quemaban las papas”, una de sus aguafuertes porteñas. Allí el escritor de Boedo relata que “de los altos de la confitería del Molino salían pequeñas nubecitas de polvo o humo. No sé”. También Borges y Bioy Casares se refieren varias veces a una barra que se reunía en la confitería en “Más allá del bien y del mal”, relato del libro Nuevos cuentos de Bustos Domecq.

Conducen a nada
Tras la muerte de Brenna a fines de la década del 30, la confitería pasó por varias manos hasta que finalmente fue recuperada por sus nietos, que la manejaron hasta el sorpresivo cierre en 1997. Desde entonces el edificio ha estado abandonado, aunque se sabe que en su interior se alquilan departamentos de manera irregular. “El último relevamiento arquitectónico lo hicimos entre septiembre y octubre de 2013 y, aunque no pudimos acceder al interior, se calcula que al menos parte de los bronces y vitraux ya se vendieron”, cuenta Pastrana, de la Asociación Art Noveau. “La situación en el exterior no es mucho mejor, está muy deteriorado. A mí me resulta increíble, por ejemplo, que aún se mantenga en pie la marquesina de vitraux. Y que por lo menos no se hayan robado los bajorrelieves de bronce.”

Por su ubicación estratégica y su llamativo aspecto, distinto a cualquier otro edificio de la ciudad, la Confitería del Molino siempre ha cosechado amigos y admiradores. Aunque la fotógrafa Paula Acunzo nunca vio la confitería en su esplendor, ni se paseó por sus lujosos salones, conocidos como El Versalles y El Gran Molino, durante toda su infancia escuchó en boca de un tío relatos e historias que transcurrían en la mítica confitería. “Por mi edad, llegue a verlo por dentro sólo en 2005, cuando abrieron uno de los pisos para La Noche de los Museos. Pero él me contaba que tenía un molino de neón y muchas otras cosas”, cuenta. Un día, mientras pasaba por esa esquina abandonada, decidió armar a través de Facebook la “Agrupación para que se restaure la Confitería del Molino”, que desde hace varios años organiza actividades en la esquina de Rivadavia y Callao reclamando la restauración del edificio.

A esa página de internet les han llegado todo tipo de denuncias y rumores: que las estatuas que adornaban el frente fueron a parar a un bar de Belgrano, que en su interior se alquilan habitaciones y se fraccionan estancias a piacere, que los dueños piden precios multimillonarios por el edificio porque al ser patrimonio nacional están exentos de cualquier gasto de impuestos o mantenimiento, etcétera. “La sensación que uno tiene al ver lo que ha pasado es que acá están esperando y que cuando se cae, se cae. Ya está. Es por eso que los únicos proyectos viables pasan por la expropiación”, comenta. En su página de Facebook, los miembros cuelgan imágenes de cómo podría verse la opaca fachada de la confitería en caso de ser restaurada así como otros recuerdos de las épocas de esplendor, desde fotos históricas hasta imágenes de una servilleta con el logo de un molino que alguien guardó durante décadas.

Un funcionario nacional que prefirió no aparecer nombrado en esta nota cuenta que en realidad él cree que actualmente hasta los dueños también están apostando a la expropiación del edificio. Hay una ley de la Ciudad que obliga a mantener la fachada de los edificios antiguos, básicamente porque pueden ser un peligro para la gente que pasa por la vereda, pero “en este caso incluso se les mandó una nota para advertirlos y no pasó nada”, comenta. El problema, señala, es que más allá de la posibilidad de que los legisladores aprueben la expropiación y aparezcan los fondos, lo que falta resolver es lo que vendrá después: cómo mantener y restaurar un edificio que tras década y media de abandono y hermetismo, nadie sabe con certeza en qué estado se encuentra. Una clave para la restauración es recuperar el equipamiento de la confitería, por ejemplo, pero no está claro si todavía se encuentra en su interior o fue vendido irregularmente.

Por ahora, mientras la posibilidad de expropiarlo corre otra vez contrarreloj en el Congreso, el brillo de ese edificio emblemático sólo se puede ver en fotos antiguas, videos con algunas veladas de tango o en un videoclip que Madonna grabó mientras estaba en Buenos Aires filmando la película Evita, justo un año antes del cierre definitivo de la confitería.

El título de la canción que la diva cantaba en uno de sus salones, “El amor ya no vive aquí”, hoy parece casi una ironía.

Fuente: www.diarioz.com.ar
Link: Ver Nota

Polémica por un boliche que estaba clausurado y abrió para un recital

Inspectores porteños lo cerraron en la madrugada del sábado por la caída de mampostería. Pero a la noche los dueños lo reabrieron porque tocaba Kapanga. Intervino la Justicia y hasta se tapiaron las puertas.

Polemica-boliche-clausurado-abrio-recital_IECIMA20140815_0005_7

El episodio generó indignación, más que nada porque ocurrió en un boliche, con cientos de jóvenes y porque, otra vez, había serias irregularidades. El Gobierno de la Ciudad dispuso el sábado la clausura administrativa del lugar, a causa de la caída de mampostería que hirió a algunas personas; pero horas más tarde, los dueños del local El Teatro, uno de los más conocidos de Flores, decidieron reabrirlo porque tocaba una banda de rock. Debió intervenir la Justicia porteña, que realizó un allanamiento y hasta dejó tapiadas las puertas de ingreso porque las simples fajas de clausura no habían alcanzado.

El hecho ocurrió durante la madrugada del sábado pasado cuando se desprendió una parte de la mampostería de El Teatro, ubicado en la avenida Rivadavia al 7800, lo que produjo heridas leves a algunos jóvenes que estaban en el lugar.

Alertados por la situación, los inspectores del Gobierno porteño decidieron clausurarlo por peligro de derrumbe y colocaron las fajas de inhabilitación. Pero el mismo sábado por la noche tocaba Kapanga, por lo que los dueños del local decidieron no suspender el show. El fiscal penal, contravencional y de faltas de la Ciudad, Martín Perel, comprobó que había 1.200 personas en el recital y comenzó con los allanamientos. El concierto terminó a las 23 y el boliche fue tapiado y quedó con custodia de la Policía Federal.

En un comunicado de cuatro líneas, las autoridades de la disco minimizaron el hecho al decir que “solamente existió un trámite netamente administrativo” y que “nunca se puso en riesgo la seguridad del público”. En ese sentido, desligaron a Kapanga de responsabilidades. Desde la banda también difundieron un escrito en el que aclararon: “No estábamos al tanto de lo ocurrido”. “De haber sabido de esta situación seguramente hubiésemos suspendido el evento. Estamos tristes, dolidos e indignados frente a lo sucedido y los comentarios en general. Nosotros más que nadie velamos por la integridad y seguridad de nuestro público”, escribieron.

Fuente: La Razon
Link: Ver Nota

Allanan y cierran un boliche en Flores por peligro de derrumbe

Se trata de “El Teatro”, que estaba en funcionamiento pese a que el último sábado fue clausurado luego de que se desprendiera mampostería y varias personas sufrieran heridas leves.

0004264519

Un equipo dirigido por el fiscal general Martín Ocampo allanó y cerró el boliche “El Teatro” en el barrio porteño de Flores, clausurado por peligro de derrumbe, pero que sin embargo estaba en funcionamiento.

En la madrugada del último sábado, un desprendimiento de mampostería había caído sobre algunas personas en el boliche “El Teatro”, ocasionando heridas leves en el público asistente.

El Gobierno de la Ciudad dispuso la clausura administrativa del boliche ubicado en Rivadavia al 7800. Pero horas más tarde, esta clausura fue violada por los dueños del lugar permitiendo la realización de un recital del grupo Kapanga.

Entonces el fiscal de turno Martín Perel se dirigió al lugar y constató que efectivamente se había violado la clausura y que el grupo musical Kapanga se estaba presentando en ese mismo instante ante un auditorio de más de 1200 personas.

La Fiscalía de la Ciudad, a cargo de Martín Ocampo, dispuso restablecer la clausura del Gobierno de la Ciudad y disponer que personal de la Policía Federal secuestrara pruebas y que permaneciera en la puerta del lugar con el objeto de impedir el ingreso de nuevos asistentes.

Asimismo, se dispuso que se tapiara la entrada del boliche para evitar nuevas violaciones de la clausura. “Se realizó un trabajo exhaustivo –concluyó por su parte el Fiscal Martín Lapadú-, desde el allanamiento, el secuestro de los equipos de música hasta la construcción de una empalizada de madera que evitara nuevas violaciones”.

Fuente: www.minutouno.com
Link: Ver Nota

Entradas antiguas » 
LiveZilla Live Chat Software