inicio mail me! RSS

Blog de Arquitectura Legal

Blog de Arquitectura Legal y Peritajes Edilicios.

Categoria Código De Edificación

Los habitantes de Palermo, los más molestos por los ruidos

Por la concentración de bares, restaurantes y boliches, esta zona lidera el ranking de reclamos de vecinos, según estadísticas de la fiscalía de la ciudad; lo siguen Balvanera y Caballito


En el canal CN23 el informe #RuidosMolestos Con la participacion del Perito Arquitecto Teodoro Rubén Potaz de Peritajes Edilicios / Arquitectura Legal / Acustica Legal. Para ver mas videos visite nuesto canal en youtube

Agustín es ingeniero industrial y vive en Palermo. Todas las mañanas debe levantarse a las 5.30 para llegar puntual a su trabajo, en Escobar. Pero hace meses que no duerme bien y casi siempre se retrasa. El infalible ladrido del caniche de su vecina, que comienza a las 23, se adueñó de sus pocas y preciadas horas de sueño. Y también de su paciencia? Por eso, no tuvo más remedio que denunciarla por ruidos molestos.

Este y otros casos, como el volumen alto de la música, una “previa” entre amigos en una casa, un gimnasio o el patio de una escuela, un músico que toca la batería y hasta un viejo aire acondicionado son los ruidos más comunes que perturban la vida de los porteños, y que los llevan a hacer una denuncia.

Según datos del Ministerio Público Fiscal de la ciudad, se registraron el año pasado 7008 denuncias por ruidos que perturban. Palermo, con 1326 presentaciones, encabeza el ranking, seguido por Balvanera (449) y Caballito (435). Eso sí: sólo el 15 por ciento de las denuncias encuentran una solución en la justicia porteña. El resto se desestima.

Los ruidos molestos están incluidos dentro de Código Contravencional, cuya aplicación es competencia de la Ciudad. Según indica el artículo 82, hay distintas penas para los infractores. La ley especifica: “Quien perturba el descanso o la tranquilidad pública mediante ruidos que por su volumen, reiteración o persistencia excedan la normal tolerancia es sancionado con uno a cinco días de trabajo de utilidad pública o multa de 200 a 1000 pesos. Cuando la conducta se realiza en nombre, al amparo, en beneficio o con autorización de una persona de existencia ideal o del titular de una explotación o actividad, se sanciona a éstos con multa de 600 a 10.000 pesos”.

Consultado el Ministerio Público Fiscal sobre cuántos vecinos debieron pagar una multa, no pudieron precisar esa información.

La cantidad de casos denunciados el año pasado duplicó las 3278 presentaciones que se hicieron en 2009. Debido a la acumulación de bares, boliches y restaurantes, Palermo concentró el 19% de las denuncias de toda la ciudad.

“Los conflictos por ruidos molestos están muy latentes en la Capital. En 2013 ocuparon más del 25% del total de las faltas contravencionales. Y a lo largo de los años el número de denuncias va en ascenso”, aseguró a LA NACION Matías Michienzi, fiscal porteño de primera instancia, especialista en medio ambiente.

Silvia Cabeza, presidenta de la asociación civil Oír Mejor, explicó que los porteños están expuestos a “peligrosos” niveles de ruido. “Los vecinos deben soportar todo tipo de ruidos molestos. Los reclamos más comunes son contra bares y restaurantes, ya que en el verano suelen sacar parlantes a la calle o poner música en terrazas a todo volumen. En zonas como Palermo o Cañitas, donde los vecinos conviven con la actividad gastronómica y bailable, hay niveles de ruidos intolerables. No alcanza ni con cerrar las ventanas”, dijo Cabeza.

Precisamente, en los meses de noviembre y diciembre de 2014 se registró mayor cantidad de denuncias, con 734 y 741 presentaciones, respectivamente. Además, en esos 61 días se concentró el 21% de denuncias.

Edgardo vive en un segundo piso en la calle Fitz Roy, a metros de Honduras, en Palermo, una calle repleta de bares y boliches. “Nací acá y no veo la hora de mudarme. Los ruidos son insoportables. Si no cierro las ventanas y prendo el aire acondicionado, no duermo. El verano siempre es un caos. No tanto por la música, sino por la gente que habla muy alto; que se agrupa en cualquier lado y se la pasan gritando. Los comerciantes tampoco ayudan. Anoche sufrí una guitarreada hasta las 7. No hago la denuncia porque creo que nada va a cambiar”, comentó.

Irene González también es vecina del barrio más conflictivo de la ciudad; vive en un departamento en la planta baja, a una cuadra de plaza Armenia: “Los fines de semana se hace muy difícil dormir. Al ruido de los bares y boliches se le agrega el de la gente que se reúne en las calles. Hace tiempo que esto cambió. Los vecinos ya nos acostumbramos al bullicio, pero es cada vez peor. Nunca me animé a hacer una denuncia”.

LA MAYORÍA SE DESESTIMA

El desenlace más común de estas situaciones es que la Justicia desestima las denuncias por falta de elementos probatorios. Según el Ministerio Público Fiscal, en los últimos cuatro años, más del 85% de los casos no prosperaron. Y el resto se definió en mediaciones y en juicios abreviados.

“Las denuncias se desestiman porque el conflicto se soluciona rápido entre los vecinos o bien porque no hay pruebas claras. En muchas ocasiones los vecinos no continúan con las actuaciones. Según la ley, tiene que haber una ratificación por parte del denunciante y eso muchas veces no ocurre porque el conflicto ya cesó”, indicó el fiscal Michienzi.

Los procesos de estas denuncias suelen ser cortos. Las mayoría de las causas por ruidos molestos que no son desestimadas finalizan antes de los primeros seis meses de proceso.

Pese a todo, hay quienes que todavía sostienen que ante este tipo de problemas es mejor “dialogar” con los vecinos antes que dirimir la discusión en la Justicia.

UN VECINO QUE GANÓ SU BATALLA

Vive a metros de la AU 25 de Mayo y sufre el caos vehicular

Pedro Barragán. Vecino de Constitución

Barragán vive en la calle Luis Sáenz Peña al 1200, en un sexto piso, a 50 metros de la autopista 25 de Mayo. Tras 14 años de reclamos por el nivel de los ruidos que provienen de la autovía 25 de Mayo, días atrás, la justicia porteña obligó a la empresa Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA) a presentar un estudio de impacto ambiental y un plan de adecuación para realizar las obras necesarias para reducir los ruidos que emiten los más de 100.000 autos que recorren la autopista diariamente. Así, el vecino podrá tener su recompensa: dormir tranquilo.

VARIAS OPCIONES PARA CANALIZAR LOS RECLAMOS

Para denunciar ruidos molestos en la ciudad, los vecinos cuentan con diferentes mecanismos.
Una posibilidad es realizarla en forma presencial. Los interesados pueden acudir a cualquiera de las 12 unidades de orientación y denuncia diseminadas en distintos barrios porteños, donde serán atendidos por un funcionario del Ministerio Público Fiscal.
Por vía telefónica, está disponible la línea gratuita 0800-333-47225.
También se puede reclamar por correo electrónico, a la casilla denuncias@jusbaires.gov.ar
Otro medio es el sitio www.fiscalias.gob.ar “denuncia-en-linea”; en este caso, se pueden adjuntar archivos de audio que expongan los ruidos.

Fuente: www.lanacion.com.ar
Link: Ver Nota

Las villas de Buenos Aires, invisibles en la campaña electoral

Ninguno de los principales candidatos en Buenos Aires ha escuchado las quejas por el crecimiento incontrolado y las construcciones ilegales.


En el canal A24 “Cortando la Tarde” con Toti Pasman y Martin Ciccioli el informe de Villas Miserias.  Con la participación del Perito Arquitecto Teodoro Rubén Potaz de Peritajes Edilicios / Arquitectura Legal / Acustica Legal. Para ver mas videos visite nuesto canal en youtube

Buenos Aires se prepara para elegir un nuevo alcalde el próximo domingo y los candidatos se afanan en arañar votos en barrios decisivos electoralmente, pero parecen haber olvidado en esta campaña a los cerca de 300.000 habitantes de las villas que proliferan en la capital.

Nacidas alrededor de la década de 1950 como resultado de la crisis del campo, la industrialización urbana y las sucesivas olas migratorias, lejos de decrecer, el fenómeno de las villas miseria en Buenos Aires va en aumento: 15 salpicadas por la ciudad y otros 24 asentamientos ilegales que han cambiado la fisonomía de la capital argentina, especialmente en la zona sur.

100326014

En la última década su crecimiento ha sido exponencial hasta alcanzar las 275.000 personas de acuerdo con las últimas estadísticas oficiales, más del 10 % del padrón electoral de Buenos Aires, aunque en realidad la cifra podría ser mucho más alta dado que la mayoría de sus habitantes no tiene registro alguno.

Aunque cada una tiene su propia historia, los problemas son comunes: hacinamiento, falta de infraestructuras e inseguridad.

Los reclamos también son comunes: urbanización, servicios mínimos, como luz y agua, y salidas para los niños y los jóvenes.

En la Villa 31, una de las más antiguas y la más emblemática por si ubicación estratégica -detrás de la principal estación de trenes y a metros de Recoleta, uno de los barrios más cotizado- los vecinos desconfían de las promesas electorales, pero denuncian el olvido de los políticos.

villa-20

Ninguno de los principales candidatos a ganar la alcaldía en la cita del domingo ha pisado la villa en esta campaña ni ha escuchado las quejas por el crecimiento incontrolado, las construcciones ilegales -que alcanzan en algunos casos hasta los seis pisos de altura- y la falta se servicios básicos, como una clínica para atender a las más de 40.000 personas que se hacinan en un espacio de poco más de un kilómetro cuadrado.

La 31 es, además, víctima de la rivalidad entre la administración del Estado nacional, propietaria de las tierras, y el Gobierno de Buenos Aires que debe ocuparse de la urbanización y los servicios.

Dos instancias, gobernadas por el peronismo y la derecha, respectivamente, que hasta ahora han sido incapaces de dar una solución al viejo reclamo común: urbanizar para impulsar la integración.

“Estamos buscando la vivienda digna y necesaria. No queremos vivir de la forma en que vivimos”, denuncia Norma Gutiérrez, de la Asociación de Vecinos de la Villa 31.

La situación se agrava con la proliferación de la droga, especialmente el paco, un residuo de la cocaína mucho más adictivo y más dañino, que está causando estragos entre la juventud, no solo en las villas o en áreas marginales.

En el origen de problema, el grave déficit habitacional de la capital argentina, según Pablo Vitale, de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ).

El crecimiento de las villas es la expresión de una brecha “entre una recuperación económica y la dificultad de acceder a la vivienda”, explica a Efe Vitale, que denuncia que en los últimos veinte años la gestión política, con independencia de la bandera partidista, ha estado marcada por anuncios que no han pasado de lo formal y por presupuestos que no se han ejecutado.

“Todo lo que se ha hecho es parcialmente paliativo y deja afuera toda otra política para contener la demanda que se genera en las villas por déficit de oferta en el resto de la ciudad”, sostiene.

Cansados de promesas incumplidas, los villeros porteños no esperan grandes cambios después de las elecciones del domingo, con independencia del resultado.

“A muchos gobiernos les interesa que sigamos estando como estamos”, resume Nora Gutiérrez.

Fuente: Terra
Link: Ver Nota

El tráfico, la construcción y los ladridos de perros son los ruidos más odiados

Primer estudio sobre esta temática en la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe. Una encuesta reveló que seis de cada diez personas se sienten perturbadas en la casa o en el barrio por este motivo. En la Ciudad de Buenos Aires, esta cifra sube al 72 por ciento. El 93% cree que no hay conciencia para no generarlos.


En el canal TN el informe #RuidosMolestos Con la participacion del Perito Arquitecto Teodoro Rubén Potaz de Peritajes Edilicios / Arquitectura Legal / Acustica Legal. Para ver mas videos visite nuesto canal en youtube

Los ruidos conviven con los argentinos casi con tanta naturalidad como el aire, pero son tan nocivos como para ocasionar –a diario– la pérdida progresiva de la audición. El primer estudio sobre el nivel de ruido y el medio ambiente en Argentina, realizado por GAES Centros Auditivos, demostró que más de la mitad de la población encuestada (61%) se siente perturbada por ruidos molestos en sus casas o barrios, y un 49% en sus lugares de trabajo. Entre los ruidos más odiados se encuentran el tráfico con el 57%, las obras en construcción, 46% y los ladridos en un 37% de los casos.

Según los especialistas, el ruido puede provocar diversos trastornos de salud al dañar el oído interno, acelera la aparición de zumbidos y sordera y perjudica a la memoria y la capacidad de aprendizaje.

La encuesta, realizada a 400 personas mayores de 18 años en la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe, arrojó también que es en la Capital Federal donde más se reconoce la existencia de ruidos molestos en casa o barrio. Alcanza al 72,3 por ciento

553c9e32bd6a6

Entre la población que tiene en casa ruidos molestos que lo perturban, un 66,3% reconoció estar expuesto a ellos más de 2 horas diarias. Por zonas, en la Capital Federal es donde se afirma algo más que se está expuesto al ruido en casa más de 2 horas entre la población que tiene en casa ruidos molestos que lo perturban.

“Cuando la exposición al ruido excede los 85 decibeles –que es la medida hasta que el oído puede soportar sin dañarse– y si dura más de dos horas, comienzan a perjudicarse las células ciliadas del oído interno”, explicó Mónica Matti, fonoaudióloga y gerente de formación de GAES Centros Auditivos, en diálogo con Tiempo.

Horacio Murga, otorrinolaringólogo del Hospital Austral explicó que “los daños en el oído son acumulativos, porque se van dañando las células ciliadas del órgano de Corti que está dentro de la cóclea. Por eso, es muy común que la gente consulte por zumbidos que señalan la irritación coclear, y es la señal que nos dan nuestros oídos para que los cuidemos. Por ejemplo, con los auriculares el sonido se descarga en forma directa en la membrana timpánica y, al utilizarlos a mucha intensidad y durante un tiempo prolongado, se está muy expuesto a padecer zumbidos en forma permanente”, aclaró el especialista.

EN EL TRABAJO . En el ámbito laboral una de cada dos personas (49%) está expuesta a ruidos molestos que lo perturban. Los segmentos más jóvenes, de 18 a 30 años y de 31 a 50 años, son los que claramente manifiestan más que tienen ruidos molestos en el trabajo. Entre ellos, un 80% reconoce estar expuesto a ellos más de 2 horas diarias. Por zonas, en Córdoba y en la provincia de Buenos Aires es donde se afirma más que se está expuesto al ruido en el trabajo más de 2 horas.

De la población que tiene en el trabajo ruidos molestos que lo perturban, casi un 12% utiliza protectores auditivos. Sin embargo, Entre las distintas zonas, en Santa Fe es donde más se utilizan los protectores auditivos para protegerse de los ruidos molestos. Por el contrario, en la Capital Federal se utilizan muy poco (3,8%).

Mutti también destacó que quienes trabajan en lugares ruidosos como las fábricas, comienzan a presentar problemas de audición desde muy jóvenes.

“Las consultas más comunes son de chicos de entre 18 y 25 años porque presentan algún tipo de zumbido y en gran parte son personas que trabajan en lugares ruidosos y que no usan la debida protección, como obreros o disc jockeys. También vemos muchos casos en quienes acostumbran asistir a recitales o boliches y en músicos”.

En la mayoría de los casos, los problemas auditivos se deben a la historia laboral del paciente y del uso o no de protección. Otro de los grupos afectados son los docentes que fuerzan su voz en aulas ruidosas, y sobretodo quienes estaban acostumbrados a escuchar música a volumen muy alto en auriculares o con baffles muy potentes en sus autos.

La experta destacó que a los traumas acústicos, se le suman los desordenes psicológicos producto del estrés del cual los ruidos son también una de sus principales causas en la población argentina.

VOLUNTAD DE CAMBIO . Si bien casi la totalidad de los encuestados –90%– consideraron al ruido como un problema medio ambiental, el 93% aseguró que la población no está concientizada en evitar generar ruidos molestos.

Al ser consultados por su conocimiento acerca de los efectos perjudiciales del ruido, el 92,5% mencionó la pérdida de la capacidad auditiva, un 73% la perturbación del sueño, y un 49% aseguró estar al tanto de la disminución del rendimiento cognitivo tanto en adultos como en niños.

Asimismo, en pos de evitar los ruidos molestos, el 57% manifestó que apoyaría medidas gubernamentales para reducir la contaminación acústica. Un 44,5% colaboraría en campañas de bien público para reducir los ruidos ambientales, y un 33,5% que para evitar ruidos molestos se mudaría a un lugar más silencioso. En los jóvenes de 18 a 30 años, esta decisión de mudarse a un lugar menos ruidoso asciende al 45%, siendo en Córdoba en donde más se destaca esta tendencia en el 41% de los consultados.

En Capital Federal la mayoría de los porteños considera al ruido como un problema de contaminación ambiental –es casi la totalidad, el 97%– y 7 de cada 10 reconoce la existencia de ruidos molestos en la casa o el barrio.

El 67% colaboraría con medidas gubernamentales para reducir el impacto. Sin embargo, sólo un 3% estaría dispuesto a dejar de usar su auto para evitar los ruidos del tránsito.

La contaminación acústica se define como la introducción de ruidos o vibraciones en el ambiente generados por la actividad humana y en niveles perjudiciales y desde hace años es una problemática que afecta a muchas capitales y ciudades urbanizadas del mundo. En 2012, la OMS postuló a Buenos Aires como una de las cinco ciudades más ruidosas en el mundo. Según los expertos, la situación se vuelve aún más peligrosa porque el oído puede acostumbrarse al ruido que resulta un contaminante que no deja residuos pero sí demasiadas secuelas.

Trastornos que pueden ser graves

El ruido es también un factor de estrés ambiental que puede intervenir en trastornos del sueño y del aprendizaje, la memoria, la motivación, la resolución de problemas y en el incremento de la irritabilidad y la agresividad. “Incluso cuando la persona consigue afrontar con éxito su respuesta frente a la exposición al ruido –adaptándose, vivenciándolo de forma menos negativa o generando respuestas, como protegerse activamente, o luchar contra sus causas– esta puede conllevar unos efectos secundarios que generan consecuencias negativas en la salud, interfiriendo con el bienestar del individuo”, explicó la fonoaudióloga Mónica Matti y destacó que “en situaciones de trabajo o de aprendizaje, cierto nivel de silencio es necesario para mantener la concentración y hacer un aprendizaje adecuado”.

En 2012, una investigación del CONICET publicada en la revista especializada Brain Research demostró que un grupo de ratas expuestas a altas intensidades de sonidos veían afectados sus mecanismos de aprendizaje y la memoria. El trabajo fue realizado en dos conjuntos. El primero fue expuesto una sola vez a dos horas de ruido, mientras que al segundo se lo expuso durante dos semanas, todos los días, a dos horas de ruido. “Pudimos determinar que una única exposición al ruido durante dos horas es suficiente para generar un daño celular y una alteración en la conducta”, explicó Laura Guelman, investigadora adjunta del CONICET en el Centro de Estudios Farmacológicos y Botánicos (CEFYBO, UBA-CONICET) y coordinadora del estudio.

Quince días después de la exposición, los animales mostraron fallas en la memoria, la capacidad de habituarse a ambientes conocidos. “Los animales presentaron un menor nivel de alerta ante el peligro, lo que les impediría escapar de un posible predador”, explicó la experta.

Además de las modificaciones en la conducta, se destacó que “las células del hipocampo presentaron alteraciones en el núcleo, la zona donde está al ADN. El núcleo se desorganiza, lo cual indica que hay un daño en el tejido”, señaló Soledad Uran, becaria doctoral del CONICET y primera autora de la investigación.

Consejos para tener en cuenta

En casa. Proteger la casa de los ruidos (cortinados, o ventanales con vidrio doble). Hablar con voz moderada y cuidar a nuestras mascotas: evitar ladridos excesivos.

Música. Limitar el volumen de los aparatos electrónicos. Tratar de no utilizar auriculares de inserción, siempre son preferibles los que cubren la oreja y aíslan los ruidos exteriores.

Protección. Cuidar los oídos en las discotecas o fiestas con música alta. Utilizar protección en los oídos ante ruidos ambientales.

Del canto de los pájaros al recital de rock

Límite internacional. El límite aceptable establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) es de 65 decibeles.

Límite nacional. En el Instituto Argentino del Oído aseguran que hasta 85 decibeles el oído puede tolerar sin que se ocasionen lesiones.

150 decibeles. Recital de rock, boliches.

140 decibeles. Un petardo que estalla al lado.

130 decibeles. Trueno.

127 decibeles. Una vuvuzela en su apogeo

120 decibeles. iPod y MP3.

110 decibeles. Motosierra. La exposición regular de más de un minuto implica el riesgo de pérdida auditiva permanente.

100 decibeles. Taladro. Se recomienda no superar los 15 minutos de exposición sin protección.

90 decibeles. Subterráneos, cortadoras de pasto, motos.

80 decibeles. Bocina de auto.

70 decibeles. Una calle de tráfico tranquilo.

60 decibeles. Una conversación tranquila.

50 decibeles. Sonidos que se escuchan en un parque o lugar tranquilo.

20 decibeles. Canto de pájaros.

Fuente: Infonews
Link: Ver Nota

Vivir junto a la cárcel: problemas cotidianos que sufren en Villa Devoto

Los vecinos del entorno del penal se quejan de la presencia de basura y roedores, de la depreciación de las propiedades y de la inseguridad; no hubo una respuesta oficial sobre la promesa de traslado

2052343

“Cuando publicamos una propiedad en Villa Devoto, la pregunta inmediata que nos hacen es a cuántas cuadras queda de la cárcel. Si está cerca, pierde un 30% de su valor.” Las palabras pertenecen a Sergio Pezzuto, socio de la inmobiliaria que lleva su apellido, y sirven como ejemplo del estigma que marca en el barrio el único penal que funciona dentro la Capital. Un cartel de Pezzuto ofrece por estos días un local en alquiler en la esquina de Bermúdez y Nazarre, en la vereda de enfrente al acceso principal de la prisión.

Allí, a las 13.30 de un miércoles de junio, decenas de mujeres hacen fila para ingresar en la cárcel a visitar al familiar que aguarda tras las rejas. A sus pies, asoma un tendal de papelitos y migas, evidentes restos de alimentos que consumieron probablemente para hacer más llevadera la espera. Junto al cordón, yace un pañal usado.

Cuando entran al penal les hacen dejar todo, entonces queda un tendal de basura en la calle, es un asco“, reclama Laura Fernández, vecina de Pedro Lozano al 1900, a metros del predio. El jefe de la comuna 11, Carlos Guzzini, le explica que ya solicitó al gobierno poteño que coloque un contenedor en la cuadra.

La cárcel de Villa Devoto funciona desde 1927 en la manzana delimitada por Lozano, Bermúdez, Nogoyá y Desaguadero, sobre terrenos pertenecientes al Estado nacional. Según datos de la Procuración Penitenciaria de la Nación, aloja a 1705 internos en la actualidad; otros seis permanecen en hospitales extramuros. La depreciación de las propiedades del entorno y la basura acumulada en el perímetro son apenas dos de los perjuicios que sufren los habitantes por vivir junto a la cárcel.

La presencia de roedores en la calle, el ruido de recitales realizados para los presos a la hora de la siesta, dificultades para estacionar por el movimiento de autos que van hacia el penal, el intercambio de droga sobre los muros y la sensación de inseguridad por ser vigilados a través de las ventanas desde los pabellones completan los trastornos más mencionados.

En efecto, sobre las calles Desaguadero y Nogoyá varias casas ostentan sus ventanas selladas, con cemento u otros materiales. “No están vacías. Acá nadie vende, porque no hay compradores. Los moradores eligen protegerse y solamente tienen ventanas que dan hacia patios internos. Uno tiene miedo de que le monitoreen los movimientos”, detalla Manolo Fandiño, de 70 años, que reside sobre el pasaje Ukrania.

“En 2011 vino en campaña Cristina Kirchner y anunció la mudanza de los internos a una cárcel por construirse en Mercedes y el cierre de Devoto. No pasó nada”, se lamenta, con bronca, Manolo. “Era todo mentira. Ahora que vienen las elecciones capaz prometen lo mismo”, agrega Salvador Arcifa, que se domicilia en la calle Allende.

Fue en junio de aquel año cuando la Presidenta anunció que dos meses después se abrirían las ofertas para licitar la construcción del Complejo Agote, de 213 hectáreas, en Mercedes, provincia de Buenos Aires.

Pese a los insistentes mensajes enviados por LA NACION a los voceros del ministerio, no hubo respuesta alguna sobre si existen avances en la obra de la nueva cárcel en Mercedes ni sobre la probable fecha de cierre del penal de Devoto.

“Los presos no quieren el traslado. Tampoco sus familiares ni abogados, porque acá les queda más cómodo para visitarlos. Mientras tanto, padecemos nosotros. En mi cuadra no se puede estacionar; antes hasta subían los autos a la plazoleta Salvador Mazza, que por suerte fue recuperada y arreglada”, opina María Teresa Simó, otra vecina de Pedro Lozano al 1900.

El diputado porteño Cristian Ritondo (Pro) también milita por el inmediato traslado del complejo penitenciario. “Villa Devoto tiene que poder recuperar la tranquilidad perdida”, dijo.

Manolo Fandiño recuerda que, cuando la cárcel era para contraventores, el perímetro estaba vallado con alambre tejido y luego llegaron los muros. Hoy, esas paredes no alcanzan para frenar el intercambio de “palomas”, como Arcifa y otros vecinos llaman a los paquetitos que aparentemente tendrían droga en su interior, se arrojan hacia y desde el complejo, sobre la calle Desaguadero, según cuentan en el barrio.

El hombre y su mujer, María del Carmen Tansini, de 65 años, recorren ese lateral de la prisión. “Pese a que prometieron cerrarla, están invirtiendo en construir escaleras externas para que los reclusos bajen de los pabellones y participen de talleres -describe ella-. De este lado también se hacen recitales al aire libre todos los viernes a primera hora de la tarde. No podemos dormir la siesta por el volumen de la música.”

Los vecinos señalan las defectuosas veredas alrededor del penal: están rotas y deprimidas, fácilmente inundables. En Desaguadero al 1900, una cubierta de ramas esconde una cámara séptica con la tapa desplazada. “Por acá salen ratas enormes y olores nauseabundos. Parece que, como se trata del entorno de una cárcel, no vale la pena realizar mantenimiento. Vivimos a la buena de Dios”, se resigna Manolo.

PLAGAS Y HACINAMIENTO

Cucarachas y ratas

Según denunció la Procuración Penitenciaria de la Nación, se constató la presencia de cucarachas, moscas y ratas dentro de la cárcel. Esto agrava las condiciones de detención.

Superpoblación

El subdirector de Protección de Derechos Humanos de la Procuración, Leonardo Filippini, dijo que el penal está al tope de su capacidad, con 1705 reclusos.

Fuente: La Nacion
Link: Ver Nota

Reanudarían la construcción de Paraguay al 200 y hay tensión

La descarga de materiales puso en alerta hoy a los vecinos de la obra clausurada desde que se cayeron las losas de los balcones. El empresario a cargo tuvo un duro cruce verbal con los Cattaneo, principales damnificados: “Este edificio se va a terminar”, les advirtió.

El empresario encargado de la construcción de Paraguay al 200, donde en noviembre de 2013 se derrumbaron las losas voladizas de los balcones, le aseguró hoy a la familia Cattaneo, que vive al lado, que “la obra se va a terminar”, le recriminó por no haber aceptado ir a vivir a otra casa mientras durara la construcción y la acusó de “tener otros intereses”.
Eduardo Revidatti, de la empresa constructora Opus, mantuvo un duro cruce verbal con los Cattaneo, justo cuando Armando estaba al aire en una entrevista radial. Fue porque hoy empezaron a descargar materiales en la obra clausurada desde hace un año y medio, lo que puso en alerta a los Cattaneo, cuya vivienda está al lado del edificio.
“Desde temprano pude comprobar la entrada de obreros y el ingreso de materiales, como si acá no hubiera pasado nada. Nadie me comunicó nada, no hay funcionarios de la Municipalidad”, se quejó Armando.

Mientras Cattaneo hablaba por Radio Mitre Corrientes, Revidatti se acercó y fue cuando se desató el cruce. Alterada por la situación, la esposa de Cattaneo le recriminó que, tras el derrumbe de los balcones, su hija no puede dormir. Irónico y ofuscado, Revidatti respondió: “Te ofrecí una casa, si se querían ir [mientras durara la construcción]. Nosotros te pagábamos el alquiler”. Luego acusó: “Ustedes tienen que decir qué quieren, ustedes tienen otros intereses”. Y remató: “Este edificio se va a terminar”.

El 21 de noviembre de 2013, pasadas las 18, el voladizo del cuarto piso del edificio, ubicado en el barrio Aldana, se derrumbó y arrastró a los de abajo. Los pedazos de hormigón quedaron en la vereda y en casas vecinas. De milagro, nadie resultó herido. La obra fue clausurada.

Sin embargo, la Justicia “le devolvió el expediente administrativo a la Municipalidad”, que es la que puede autorizar la reanudación de la obra, aclaró la abogada de la familia, Laura Olivera.
“Hoy la empresa está tratando de darle nuevamente vida al permiso [de construcción] para continuar la obra. Es como si inspectores de tránsito dejaran a un conductor ebrio seguir conduciendo”, dijo la abogada en Mitre Corrientes para graficar la gravedad del caso.

Olivera anunció que interpondrá un recurso de amparo para frenar todo intento de reanudar la construcción e insistió en que el permiso que dio la Municipalidad para que se construya ese edificio “es ilegal” y que la Justicia no tuvo en cuenta “las irregularidades” en el otorgamiento. “Fue otorgado violando el Código de Planeamiento”, aseguró.
Olivera acusó a la Secretaría de Planeamiento Urbano de la Municipalidad, a cargo de Daniel Bedrán, y a la directora de Fiscalización Urbana, Mirta Escalante, de autorizar construcciones que “violan derechos de los vecinos”. “Cuando alguien va a pedir un permiso para hacer un edifico lindero a otro, tiene que cumplir con una serie de requisitos, pero, como el órgano de contralor no hace las verificaciones, no se cumple la ley y los vecinos quedan indefensos”, afirmó.

Fuente: www.diariolarepublica.com.ar
Link: Ver Nota

Causa derrumbe trágico: Ordenan una prórroga extraordinaria a la instrucción

La jueza de Instrucción Nº6, Graciela Ferreyra la dispuso por 30 días. En ese lapso, la causa se cerrará para una larga lista de personas y se avanza hacia el juicio oral a tres imputados: Elías Cohen, Marcelo Mayer y Walter Bruqueta

muerte-obreros-22-00

En horas de la mañana de este miércoles, se conoció que la Justicia correntina ordenó la prórroga extraordinaria a la instrucción por un lapso de treinta días en la causa que investiga la muerte de ocho obreros en una obra en construcción, en 2012.

La noticia fue confirmada por el abogado querellante en la causa, Ernesto Tito González. “Lo que hace la juez es cumplir lo que hasta ahora ha quedado firme respecto de todos los acusados”, precisó el profesional de las leyes en contacto con la emisora radio Dos.

González explicó que en aquella oportunidad, cuando la jueza de Instrucción Nº6, Graciela Ferreyra procesó a varias personas, todos los defensores plantearon recursos y la Cámara de Apelaciones solo confirmó el procesamiento de tres de los acusados que son: Elías Cohen, Marcelo Mayer y Walter Bruqueta.

No obstante, el abogado explicó que la Cámara dictaminó, además, dos cosas fundamentales La primera, es respecto a William Carlos Mayer, que lo desvincula a la causa y otro es que modifica la calificación dada por la juez y lo que la Cámara dejó firme; es el delito de estrago culposo.

“La juez actuó correctamente, no tiene otra alternativa porque los superiores así lo marcaron. Estamos con recurso de queja con respecto a uno de los imputados. Lo que la jueza está haciendo es tratar de avanzar hacia el juicio oral solo respecto a los tres imputados, por el delito de estrago culposo”, explicó.

“En treinta días la causa se cierra definitivamente para todos y la continuidad para estos tres, para nosotros la causa no está cerrada respecto al escribano Mayer y creo que voy a plantear un recurso de apelación en contra de esta resolución en el punto referente exclusivamente a su persona”, finiquitó.

Fuente: www.corrienteshoy.com
Link: Ver Nota

Evacuados del barrio Belgrano quieren volver a sus casas y exigen respuestas

Así lo hicieron saber públicamente un grupo de vecinos que residen en dos edificios ubicados sobre la calle Salta y que fueron evacuados por peligro de derrumbe, según el análisis de Defensa Civil.

4c2a6c76840f1cbc3a3d72e74c0becfe_L

El incendio fue el desatado en el barrio Belgrano el pasado 1 de marzo en horas del mediodía, donde como resultado del trágico fuego, se quemaron 10 viviendas, 3 en su totalidad y se vivieron horas de mucho nerviosismo y temor, pero por suerte las pérdidas fueron sólo materiales.

En ese marco, los habitantes de los edificios ubicados al final de la calle Salta están exigiendo a las autoridades que les den respuestas, acerca de cuándo podrán volver a ingresar a sus departamentos.
“No hay ninguna noticia de hasta cuándo vamos a poder utilizar nuestras viviendas. Se dispuso la evacuación el domingo y a partir de ahí todos tuvimos diferentes inconvenientes por tener que ubicarnos en casa de amigos o residenciales” dijo uno de los vecinos, Guillermo Carminati a Noticiero Seis.
Los damnificados por el fuego indicaron además, que en la zona está cortado desde esa tarde el suministro de gas natural, por lo que en caso de regresar a sus casas, estarían carentes de dicho servicio.
Sostuvieron además, que la zona no está vallada, que sólo hay árboles que no fueron cortados y que entorpecerían en el lugar en caso de haber un derrumbe.

Los vecinos pretenden, aunque sea, pernoctar en los edificios, pero tampoco se les permite, con la justificación de que el piso de una vivienda que está más arriba podría derrumbarse y caer sobre los departamentos.

En ese sentido, Pedro Aina otro de los denunciantes, consideró: “Lo que no entiendo es que dicen que si la loza colapsa impactaría en este edificio, pero no es así, caería arriba del jardín de infantes y sobre el banco La Pampa, que están a 30 metros de acá“.

Fuente: www.elcordillerano.com.ar
Link: Ver Nota

Ramos Mejía: doce dotaciones de bomberos combatieron incendio en una fábrica de sahumerios

Al menos 12 dotaciones de bomberos fueron necesarias para controlar un incendio que afectó una fábrica de sahumerios, situada en la localidad bonaerense de Ramos Mejía.

El incendio, en el que se produjeron daños materiales de importancia pero no heridos, se produjo en una fábrica situada en González Castillo y Larrea, de esa localidad del partido de La Matanza, en el oeste del Gran Buenos Aires.

El cuartel de bomberos voluntarios local recibió el alerta de los vecinos en cuanto al siniestro alrededor de las 2.30 de la madrugada.

El jefe del cuartel de Ramos Mejía, Emilio Cuk, dijo que la fábrica estaba vacía y los bomberos tuvieron que romper la puerta para entrar.

Las llamas se expandieron rápidamente por la existencia de tambores con alcohol además de la mercadería con madera para la fabricación de los sahumerios, un combo de alta combustibilidad.

A primera hora de la mañana, la situación estaba controlada, aunque Cuk admitió que persistía algún tipo de peligro de derrumbe.

El incendio afectó a dos casas vecinas, una de las cuales estaba desocupada.

Fuente: Terra
Link: Ver Nota

La casa nos quedó chica, no es que queramos derribarla

Así lo aseguró el Presidente del Colegio de Magistrados, el Juez Néstor Conti, ante el pedido para que se desafecte el chalet de Brown y Olavarría del Código de Preservación Patrimonial.

1418243076106

Mediante un proyecto de ordenanza, tal como reveló 0223, el intendente Gustavo Pulti le requirió al Concejo Deliberante que desafecte del Código de Preservación Patrimonial el inmueble ubicado en Brown Nº 1401, donde funciona la sede del Colegio de Magistrados. Desde la ONG Defensores del Patrimonio Arquitectónico y Urbano cuestionaron duramente la decisión del Ejecutivo local.

A través de un comunicado, el Colegio de Magistrados del Departamento Judicial de Mar del Plata este miércoles brindó detalles sobre el trámite que está llevando adelante ante el Ejecutivo local para desafectar la sede de la entidad como bien patrimonial. La entidad explicó que “el trámite se inició hace cuatro años, siguiendo todos los pasos que indicó la administración municipal, hasta que desde el Ejecutivo se decidió no expropiar la casa, dadas las dimensiones de la misma que no sirven para oficinas de ningún tipo, según dictamen de la Oficina de Catastro. Por esfuerzos propios, el inmueble se encuentra en muy buenas condiciones de preservación patrimonial, por el trabajo de años, llevado adelante por las autoridades del Colegio que invirtieron importantes cifras de dinero para mantenerla en las buenas condiciones en que se encuentra”.

A su vez, los magistrados destacaron que “no está en el ánimo demoler la casa, sino que dadas sus pequeñas dimensiones, hace varios años que dejó de ser el lugar adecuado para las actividades y servicios que se le deben brindar a los asociados, motivo por el cual se necesita tener una sede más grande que posibilite realizar las labores sociales, culturales, societarias y académicas que debe desempeñar el Colegio, las que hoy no pueden hacerse en el Chalet. Por tal motivo, nos vemos obligados a contratar y/o pedir prestados espacios de otros colegios de profesionales para poder concretarlas”.

Al mismo tiempo, remarcaron que “es importante destacar que el ánimo de las autoridades del Colegio es que la casa siga siendo preservada, por lo que han decidido ofrecerla a la venta a un precio muy conveniente, por debajo del precio de mercado, para quien desee preservarla, demostrando así que están dispuesto en hacer un esfuerzo más a favor de la casa, que evidentemente no les es de utilidad”. “Al momento de ser adquirida por el Colegio, la pequeña vivienda cumplía con su rol, ya que había menos de 50 asociados, pero que en la actualidad se superan los 350, proyectando ampliar considerablemente ese número en el próximo año, a lo que se suma la cantidad de servicios que hoy se agregaron y que, lamentablemente, el inmueble no tiene las dimensiones que requieren”, se añadió.

Para finalizar, el Presidente del Colegio de Magistrados, el Juez Néstor Conti, remarcó que “la casa nos quedó chica, no es que queramos derribarla, ni producirle un daño, pero necesitamos venderla para hacer una nueva sede en otro lugar. Nuestros asociados se merecen un lugar de reunión, encuentro y desarrollo académico y profesional que hoy no le podemos dar. Hasta ahora la cuidamos mucho y gastamos mucho dinero en mantenerla, pero nos tenemos que ir de allí. No nos queda otra alternativa luego que el municipio decidió que no la podía expropiar”.

Por su parte, la Asociación Civil Marplatenses Defensores del Patrimonio Arquitectónico y Urbano anunció que llevará adelante este jueves un abrazo simbólico al chalet ubicado en Brown y Olavarría. “Ante un nuevo pedido de desafectación de un bien patrimonial, se vuelve a hacer evidente la necesidad de una pronta y eficiente política municipal que los resguarde”, indicaron en las redes sociales.

Fuente: www.0223.com.ar
Link: Ver Nota

Demandan a vecinos por defender palacio histórico de Coghlan

Mientras se resuelve el conflicto, avanzan las obras en el Palacio Roccatagliata con gran velocidad

Palacio-Roccatagliata-e1418644110818

El Palacio Roccatagliata en el barrio porteño de Coghlan está a punto de cambiar su fisonomía. Lejos de aquel que fue a principios de 1900 cuando su propietario, dueño por aquel entonces de la mítica confitería Del Molino, ordenó construir una casona rodeada de parques y árboles, en poco tiempo estará encerrado entre dos inmensas torres.

Hace tres años, un grupo de inversores comenzó un proyecto inmobiliario que involucra al palacio. Sobre la calle Roosevelt al 3100 se erigirán dos torres de 27 y 13 pisos alrededor de la antigua casa. Pero la construcción estuvo paralizada desde sus inicios porque diferentes ONG y vecinos de la zona se oponen a este emprendimiento y denuncian al Gobierno de la Ciudad por incumplimiento de las normativas al Código de Planeamiento Urbano.

Lo paradójico es que la situación parece haberse invertido. En abril de este año el juez en primera instancia levantó la medida cautelar que se había dictado en 2012 y a pesar de que las ONG y los vecinos apelaron, en las diferentes instancias la Justicia falló a favor de la empresa constructora. La compañía desarrolladora del proyecto sostuvo que fue altamente perjudicada, por lo que inició una demanda no sólo a Basta de Demoler y a la Asociación Civil Amigos de la Estación Coghlan sino a seis vecinos en particular.

“La constructora que está a cargo del desarrollo se considera damnificada por los meses en que rigió el amparo y no pudieron comenzar las obras, por lo que recibimos un grupo de vecinos una citación a través de una carta documento”, explicó Dora Young, vocal de la Asociación Civil Amigos de la Estación Coghlan. Se trata de una denuncia hecha a un grupo de seis vecinos. “Nosotros actuamos en defensa de los derechos comunes amparados por la constitución”, sostuvo la vecina damnificada.

La empresa a cargo de desarrollar el proyecto es Qualis quienes comenzaron con trabajos de remover la tierra para hacer las bases de lo que serán dos torres lujosas. Desde la compañía sostuvieron que a la villa Roccatagliata se le realizaron trabajos de preservación y que se mantendrá intacta. Pero los vecinos de la zona denuncian que la normativa del código de planeamiento sólo permite construir, sobre avenidas, edificios de hasta 12 pisos, acá se proyectan 27. La realidad es que hasta que el tribual superior se expida, sobre el futuro del proyecto, la construcción avanza a pasos agigantados.

Los edificios que albergarán 349 unidades con un precio promedio de $16 mil el m2, integrará el palacio. La casona sufrió algunas modificaciones y es hoy la oficina de venta. Y la denuncia más fuerte es entorno al Gobierno de la Ciudad. “La cautelar que se había dictado en 2012 impedía tanto la construcción del edificio así como el trabajo administrativo en torno a estas torres, sin embargo sólo 4 días después de que se levantara la medida cautelar los planos fueron aprobados”, indicó Young. O los trámites se lograron hacer en tiempo récord o no se cumplió con la medida impartida por la Justicia.

Esta parcela de 3500 m2 es parte del patrimonio histórico de la Ciudad, pero a pesar de eso la construcción de las lujosas torres nada la detiene. En el medio de los dos edificios quedará el Palacio Roccatagliata

Fuente: nueva-ciudad.com.ar
Link: Ver Nota

Entradas antiguas » 
LiveZilla Live Chat Software