“Salí gateando, fue un milagro”, dijo el profesor de música

Hugo Graf, de 52 años, fue tapado por los escombros al caer un muro de siete metros, en Alberdi, por el temporal. Pudo haber sido una tragedia, dado que tenía 20 alumnos citados para dar clases.

archi_331053

Un hombre resultó herido este martes a la tarde al derrumbarse un muro que divide su departamento de la cancha de Belgrano en barrio Alberdi producto del fuerte temporal que azotó a Córdoba.

Continúa leyendo “Salí gateando, fue un milagro”, dijo el profesor de música

Santa Elena: un pueblo entrerriano que está al borde del derrumbe

Unas 500 casas y un hospital están en riesgo porque las intensas lluvias aceleraron la erosión de un barranco

2190163h765

Todos los días Sandra Cabrera sale al patio y ve cómo el Club Ribera del Paraná desaparece en el barranco. También mira la casa de sus vecinos caer. Al fondo observa el río, acechante, y la lluvia que desde arriba le recuerda que la situación se va a repetir.

“Esto es mi infancia, mi adolescencia, mi adultez, y todo se va”, dice. Hace tres meses se empezó a caer el patio de la casa donde vive desde los 5 años con sus padres. “Lo que pasa es que con esta lluvia se cae todo más rápido“, explica su padre. Pero el miedo de Cabrera no es sólo no saber hasta cuándo va a tener la casa en alto, sino también la situación del hospital, el único en todo Santa Elena.

“Si no se hace nada, en un año y medio no lo tenemos más”, señala. Y confirma el miedo del intendente, Silvio Moreyra. Cada año se pierden 15 metros de terreno en el barranco. De ese cálculo sale el vaticinio. Los que más sufren son los barrios Fátima, Villa Urquiza, Belgrano e Independiente. En un pueblo de 22.000 habitantes, son 6000 las personas que viven con miedo a caer.

2190176h765

Hasta ahora suman 10 las familias que se tuvieron que ir porque su casa se estaba cayendo por el barranco. En unos días se sumará una más, la de Ana Oviedo, su marido y su bebe. El lunes pasado a la noche ella escuchó un ruido, fue a la habitación que había armado para su hijo, y vio la rajadura en la pared que se hacía cada vez más grande. Le puso bolsas de alimento para perros para contener la lluvia que se filtraba por el agujero. Filmó la situación, le sacó fotos a la pared. Pero no sabe qué hacer con esos registros.

Hace dos meses evacuaron a la familia de al lado, cuando se le empezaron a caer las paredes, el techo, las mesas, los electrodomésticos. Algunas noches, Oviedo escucha ruidos: es la casa de su vecina desmoronándose. Ahora le tocó a ella. “No sé qué hacer, si avisar a la municipalidad o irme a alquilar a otro lado”, le dice Ana a Sandra.

2190164h765

Además de la lluvia constante de los últimos días, el problema también es que la vía navegable está muy cerca, pegada, al barranco. Los motores tiran agua y lo sienten las familias en sus casas. Son 500 viviendas, tres escuelas y un hospital los que están en riesgo inmediato.

“Estamos pidiendo ayuda a Nación y a la provincia para saber qué tratamiento podemos hacer; un estudio serio, con geólogos”, explica el intendente. Y sigue: “Lo estamos tramitando con la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación y con el Ministerio de Planificación de la provincia. Quedaron en tomar nota”.

Fue un martes. De eso se acuerdan en el Club Ribera del Paraná. Un martes a las 13.30, en 2013. Un instante que empezó y todavía sigue. Y lo que sigue es el desmoronamiento de los salones que hacían de cancha de fútbol para los chicos del barrio.

El club se fundó el 6 de marzo de 1943. Domingo Ojeda fue director de Obras y Servicios Públicos de la municipalidad durante 37 años. Hace cuatro días que se fue. “Vamos a perder la ciudad”, dice, indignado. Cuando habla de este tema se enoja. Que no puede ser que aún haya cañerías de 1905, que rellenaron ese terreno con 620 metros cúbicos de tierra y tres días después ya se había deslizado todo.

Los jugadores de fútbol del club viven en la zona más vulnerable del pueblo. Y a pesar de que sus casas están peor que el club, van a ayudar a acomodar lo que va quedando, a cuidar que no haya robos.

La suma de tres situaciones hizo que los habitantes de La Paz, a 48 kilómetros de Santa Elena, no puedan descansar: el agua en la ruta, la inundación en las casas y el barranco. “La lluvia ha generado grandes desmoronamientos y un 70% del barranco tiene peligro de derrumbe, con más de 40 familias afectadas“, cuenta Gustavo Barboza, coordinador de Defensa Civil de esa ciudad.

El drama les ocurrió hace 15 días, cuando cayeron 200 milímetros de agua en dos horas. Ahora las secuelas quedan. El lunes pasado llovió, y fueron muchos los que permanecieron despiertos. La crecida del arroyo Cabayú Cuatiá es la amenaza. Por eso los rumores y los mensajes corren toda la noche: “Se viene el Cabayú, levantá las cosas”.

Los hermanos Alejandro y Luis Rivero, con sus hijos, guardan la ropa, la mesa, el lavarropas, y duermen en un acoplado de camión que les prestó un amigo. A ellos el agua les llevó los platos, las ollas, los cubiertos. Y mientras limpian, ponen a salvo lo que pueden. A sus vecinos, en cambio, el arroyo les llevó las paredes, la puerta, la casa.

En un pueblo de 40.000 habitantes, los afectados llegaron a más de 8500. El lunes a la noche hubo 16 evacuados y 24 autoevacuados. Y aún hay dos centros que están alojando a 100 personas ,que no volvieron a sus casas porque ya no las tienen.

Fuente: www.lanacion.com.ar
Link: Ver Nota

Derrumbe en el conservatorio nacional: tres heridos

Tres personas resultaron heridas esta tarde por un derrumbe registrado en las instalaciones del ex Conservatorio Nacional de Música, en el barrio porteño de Recoleta.

0014583879

Según explicaron desde el SAME, los heridos eran tres obreros de entre 30 y 40 años, quienes cayeron desde unos cuatro metros cuando se derrumbó la losa en la que estaban trabajando.

Se desmoronó una columna. Es algo que puede pasar en cualquier lado“, minimizó uno de los obreros que trabajaban en el lugar.

Los obreros lesionados fueron derivados al Hospital Fernández con politraumatismos, dos de ellos en grave estado por fracturas de tórax y cráneo, respectivamente.

Al menos cuatro ambulancias del servicio de emergencias SAME y varias dotaciones de bomberos trabajaron en el lugar, ubicado en la avenida Córdoba al 2445. Allí funciona el ex Conservatorio Nacional de Música, que en 1998 se transformó en el Departamento de Artes Musicales y Sonoras “Carlos López Buchardo”, de la Universidad Nacional de la Música. Los alumnos habían denunciado en varias oportunidades que el edificio tenía problemas estructurales.

Fuente: Infobae
Link: Ver Nota

Reclamo por la tragedia de Beara

El derrumbe del boliche ocurrió en 2010 y causó dos muertes. El fiscal consideró que hubo sobornos en la habilitación, una “inspección mentida” y documentos vencidos. Por eso exige juicio para los cinco responsables del local y cuatro ex funcionarios de Mauricio Macri.

Un fiscal pidió la elevación a juicio oral y público de la causa en la que se investiga el derrumbe de un entrepiso en el boliche Beara, que causó dos muertes en 2010. Por el hecho están imputados cinco responsables del lugar y cuatro ex funcionarios de la gestión de Mauricio Macri en la ciudad de Buenos Aires.

El fiscal Andrés Madrea solicitó la medida que alcanza a los empresarios que regenteaban el local nocturno y a Martín Farrell, ex jefe de Habilitaciones; Pablo Saikauskas, ex director de Habilitaciones Especiales; Isaac Rasdolsky, arquitecto encargado en verificaciones y habilitaciones; y Vanesa Berkowski, ex directora de Fiscalización y Control.

La habilitación mediante sobornos, su intervención en la construcción del entrepiso, el aval y la inspección mentida, los documentos vencidos, y los avisos directos –esto tanto corre para los privados y los funcionarios–, son datos de la realidad”, remarcó el fiscal en su dictamen.

En el escrito de casi 500 páginas, acompañado de audios y videos, el fiscal resumió la secuencia que se inició con la habilitación presuntamente irregular de Beara y la consecuencia de la muerte, el 10 de setiembre de 2010, de Ariana Beatriz Lizarraga, de 21 años, y de Paula Leticia Provedo, de 20.

Además de los ex funcionarios, también están acusados e irán a juicio los empresarios Juan Carlos María Yun, Agustín Dobrila, Roberto Martín Kattan Coria, Rolando Fliess e Ivan Andrés Fliess, quienes representaban a la sociedad El viejo sabio, que regenteaba el local Beara y también otro boliche, Caramel.

“Los hechos y las probanzas permiten tener por acreditada tanto la existencia de los hechos que provocaran las muertes y lesiones, como los pagos en cohecho y otros delitos relacionados, así como también la responsabilidad que en los mismos le cupo a los socios privados, sus mandatarios, gestores, organizadores y funcionarios imputados, de acuerdo al carácter de cada una de sus intervenciones y/o funciones que ostentaban cada uno de ellos”, describió el fiscal. “Conductas que han contribuido individualmente a la sumatoria de factores de riesgo que fueron causa y/o coadyuvaron al colapso de la plataforma que se derrumbó y causa muertos y lesionados”, añadió.

Madrea se encargó de aclarar que el voluminoso requerimiento de elevación a juicio enviado a la jueza de instrucción Alicia Iermini “no se trata de papeles, de simples mandatos judiciales y aplicación de normas”. “Es cierto que los contiene, pero por encima de ello nos brinda la posibilidad de conocer de manera concreta la historia de la simple pretensión de arrimar un poco de Justicia frente a la absurda muerte de dos jóvenes y de muchos otros que vieron su vida en peligro”, resumió.

El fiscal cerró el dictamen con una cita “del por entonces arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio, hoy el papa Francisco”, en una misa por las víctimas de Cromañón. “Señor, ¡queremos que se haga justicia! Sabemos que detrás de esto hay responsables irresponsables, gente que no ha cumplido con su deber, no queremos pegarle por pegarle pero sí corregir su corazón porque su irresponsabilidad cuesta tan caro, no hay precio que pague una vida”, sostuvo el fiscal al citar a Bergoglio.

Fuente: Pagina 12
Link: Ver Nota

Cierran el Isef N°11 por riesgo de derrumbe

El Instituto Superior de Educación Física N°11 (Isef N°11) se clausuró durante la tarde de este viernes por problemas edilicios que ponían en riesgo a la comunidad educativa. Desde la institución venían denunciando el mal estado de las instalaciones ante el Ministerio por lo que se realizó una inspección para que determine la gravedad de la situación que terminó en el cierre del instituto por tiempo indeterminado.

isef11_crop1459550452456.jpg_501420591

En diálogo con Rosarioplus.com la delegada de la comisión de estudiantes del Isef N°11 expresó que “hace tiempo vienen los problemas del edificio y desde el Ministerio de Educación no encontramos respuestas satisfactorias. Sólo promesas”.

La clausura llega este viernes pero desde antes del inicio de clases había sectores restringidos por riesgo de derrumbe.

Además detalló que “el mal estado del edificio no es el único problema que hay. Próximamente se vence el contrato de uso del predio en donde estamos teniendo clases y no se ha resuelto donde van a continuar. Nos prometieron que iba a estar disponible el predio del Batallón 121 pero no hay nada firmado”.

Por esta razón el próximo martes a las 8.30 de la mañana docentes y estudiantes convocan a una marcha desde la puerta del Isef N°11 hasta el ministerio de Educación en reclamo de una pronta respuesta.

Fuente: www.rosarioplus.com
Link: Ver Nota

Un dictamen recomienda demoler dos inmuebles de la calle Balcarce 30

Una pericia en Balcarce 23 bis sugiere tirar abajo el inmueble siniestrado y casas linderas. También se evaluarán la cocina y el calefón para ver si provocaron el siniestro.

224395+_Balcarce_y_Brown_lindera

La Fiscalía Regional recibió ayer la pericia realizada por la Dirección de Obras Particulares y Defensa Civil de la Municipalidad realizada tras la explosión en Balcarce 23 bis. Allí, los peritos técnicos recomiendan la demolición tanto del inmueble donde se registró el estallido como de las propiedades linderas. En el informe se detalla que se han producido daños estructurales “irrecuperables”. También se establece que la causa del estallido que produjo cinco heridos –uno de ellos de gravedad– fue por una acumulación de gas dentro del departamento donde se originó el hecho.

En el marco de la investigación sobre lo ocurrido, ayer en la Fiscalía se entrevistó a personas que viven en departamentos contiguos al de la explosión y también a vecinos de la zona. Aún falta la pericia confeccionada por Bomberos Zapadores.

También se informó que el calefón y la cocina del departamento donde ocurrió la explosión serán peritados poniendo especial atención en el funcionamiento de los mismos. Para eso hay que aguardar que se realice un sorteo de peritos que realizarán las evaluaciones técnicas, lo que demorará unos días más.

Volviendo a la pericia entregada por Obras Particulares y Defensa Civil sobre el lugar siniestrado se presume que “a juzgar por los daños descriptos por la explosión desde el punto de vista estructural dado la cantidad de elementos que han quedado desplomados, inestables o con riesgo de caída se consideran inhabitables tanto los departamentos del primer y segundo piso de Balcarce 23 bis como las casas linderas”.

Según se informó desde el Ministerio Público de la Acusación, frente a esto se recomienda la demolición una vez concluida la investigación. “La causa de la explosión fue una acumulación de gas dentro del departamento. Lo que se trata de averiguar ahora es el motivo de esa acumulación. Se espera pericia de bomberos y hoy (por ayer) declararon tres vecinos del departamento que explotó”, se agregó.

El inspector técnico de la Dirección de Obras Particulares, Carlos Ion, explicó que el inmueble fue construido en la década de 1980 y tiene todos los papeles en orden con respecto al régimen de propiedad horizontal.

“El inmueble está casi irrecuperable. Eso me parece, a menos que algún dictamen técnico determine lo contrario, me parece que hay que tirarlo todo abajo”, señaló.

“Hay que hacer un buen estudio también de la losa del primer piso que ha quedado muy afectada porque hubo una masa grande de materiales que cayó sobre ella, lo que le provocó serias deformaciones y está inestable. Pero a eso habría que determinarlo con más tiempo”, añadió.

Más adelante, el ingeniero explicó que “la casa antigua que da al norte quedó inutilizable, por lo menos la habitación de adelante y las dos de atrás”. “Lo que pasa es que las paredes de 45 fueron las que se cayeron hacia ambos lado y eran sostén de la estructura del segundo piso en parte, porque por otra parte tenía una estructura de hormigón. Esto muestra la dimensión de lo ocurrido, el hecho de poder derrumbar ese tipo de medianera. La magnitud fue impresionante”, siguió.

“La propiedad que está al sur está abandonada y a quedado también muy deformada. Todavía no se cayó pero se verá más adelante qué ocurre. Está muy fea, por lo que para mí habrá que tirarla también abajo. Yo tengo experiencia de muchos años en esto y una cosa es que se queme un mobiliario, un televisor, un colchón o un ropero y otra cosa es lo que pasó ahora. Básicamente haciendo una lectura de lo que pasó, en función de los daños causados, me parece que se trató de una acumulación de gas, no hay otra hipótesis”, concluyó.

Fuente: www.notiexpress.com.ar
Link: Ver Nota

Carlos Paz: Cayó el techo de una escuela y se electrificaron las aulas

Una parte del techo de la escuela “Intendente Grimberg” de Carlos Paz se desplomó y las clases se suspendieron porque se electrificaron las aulas. Todo ocurrió ayer en el establecimiento educativo ubicado en barrio Colinas y mientras los alumnos estaban en clase.

f620x0-28075_28093_0

La caída de la mampostería se produjo en el aula que utilizan los chicos del Cuarto Grado y el personal de Seguridad Urbana estuvo trabajando en el lugar y resolvieron desalojar el colegio. Los padres de los estudiantes se expresaron en las redes sociales y denunciaron que la escuela necesita “reformas edilicias”, al tiempo que reclamaron la entrega de los fondos provinciales.

La directora Marcela Digón manifestó a El Diario: “Sucedió ayer a las 15,15 hs. se produjo un derrumbe en el aula Nº2, donde el techo estaba partido. Esto produjo entonces un corte de la energía eléctrica y nosotros llamamos inmediatamente al personal de Defensa Civil, que –de forma preventiva- decidió clausurar el aula y también las aulas cercanas. Evacuamos las cinco principales aulas y los baños, pero aclaramos que en esta aula no se estaban dictando clases porque se habían detectado problemas”.

“Pedimos a los padres que tengan paciencia porque esto nos supera y dependemos del área de Arquitectura de la Provincia. No se solucionará en un solo día, porque se necesita hacer una inversión muy importante”, agregó la docente, quien se mostró preocupada por la situación.

“Nosotros tenemos un techo donde se podía producir la caída en efecto dominó. Nosotros evaluamos que esa aula estaba en riesgo y le pedimos al gobierno provincial que envíe fondos para encarar las mejoras edilicias. Lo pedimos al municipio y al FODEMEPP, pero hay demoras administrativas y se necesita un arreglo muy grande. No se dictaron clases en la mañana y la tarde se usarán otras aulas, pero no tenemos luz ni gas. Mañana volverían a tener clases los alumnos del turno mañana, pero dependemos de lo que diga el arquitecto”; completó Digón.

Fuente: www.eldiariodecarlospaz.com
Link: Ver Nota

Salta: se derrumbó el techo de una casa en Esteco al 500

Una familia se salvó de milagro ante el derrumbe del techo de su casa. La principal causante fue la humedad

f620x0-334816_334834_0

La humedad y el mal estado de las paredes, originó que los cimientos no aguantaran y el techo de una casa, ubicada en Esteco, se derrumbara. A raíz de esto, la vivienda será demolida, ya que el hogar implica un peligro de derrumbe, según aseguraron desde Prevención y Emergencias.

La dueña de la casa, Patricia Clemente, detalló que, antes del mediodía, cedió el techo de adobe, tejuela y teja. Cuando se suscitó el hecho, tanto ella como su madre, su hija y su hermano se encontraban en el fondo de la vivienda.

“Fue un milagro lo que pasó porque no se que hubiese sido de nuestras vidas si estábamos adelante”, manifestó Patricia Clemente.

Este derrumbe hizo que el tránsito estuviese interrumpido, hasta que llegaran los camiones de la municipalidad para demoler el hogar.

Fuente: www.elintransigente.com
Link: Ver Nota

Una familia de villa Cristina se salvó de que el techo le cayera encima

03-03-2016 – Desde la Municipalidad confirmaron que tras el colapso en el living-comedor, la casa de adobe se demolerá. Cuando empezó a desmoronar no estaba en ese sector ninguno de los habitantes de la vivienda.

0001111111

Eran las 11 de la noche. Estaba a punto de terminar un martes tranquilo. Sin embargo, pudo desecandenarse una verdadera tragedia.
A esa hora, el techo de una vivienda antigua, ubicada en calle Esteco 520, empezó a desmoronarse.
Patricia Clemente, de 50 años, relató ayer, frente a una montaña de escombros, lo que vivió: “Fue una desgracia con suerte”, suspiró.
Tejas francesas y tirantes de madera desparramados, un modular que quedó bajo restos de adobe. El techo del comedor de los Clemente se vino luego totalmente abajo en las primeras horas de ayer.
Patricia contó a El Tribuno que al notar lo que sucedía en el living-comedor de su casa, llamó al Sistema de Emergencias 911. Agradeció a Dios que a esa hora su mamá, de 79 años, su hermano de 52 y su hija de 15 no estaban en ese lugar. Se salvaron. Ellos ya estaban en sus dormitorios.

Los efectos

“Apenas me comuniqué, primero llegaron los bomberos. Nos pidieron que no nos acerquemos al comedor”, relató. Patricia no recuerda cuántos años tiene esa propiedad construida básicamente con adobe. Estima que lleva erigida más de 130 años, aunque en el último tiempo se hicieron algunas refacciones.
“El techo se venció por la humedad que había. Llovió mucho y el adobe lo absorbió”. Con esas afirmaciones Patricia trató de buscar alguna explicación. Mientras hablaba con este medio, señalaba el montículo del material desprendido: “Debajo de todo eso quedó un modular altísimo, de más de dos metros”.

Tránsito cortado
Ayer, la calle Esteco, frente al canal homónimo, fue bloqueada al tránsito vehicular. Cuando El Tribuno visitó la casa, la mujer esperaba una camioneta para trasladar las pertenencias de su familia. La vivienda, por cuestiones de seguridad, será demolida.

“Ahora le pedí ayuda a la Cooperadora Asistencial para construir una pieza en el fondo, aunque sea de bloques y chapas”, expresó Patricia. Recordó además que en la última inundación, el canal de la Esteco desbordó. “Nunca habíamos vivido una situación similar”, agregó. La mujer también apeló a la solidaridad de los salteños.
“Necesitamos volver a tener una casa después que derriben lo que quedó”, expresó.
Ayer, en la galería colindante, a la zona afectada ya estaban apiladas cajas, ropas, sillas y otros elementos de la familia.

La ayuda

La vicepresidenta de Cooperadora Asistencial, Cristina Gómez, dijo que asistirá a la familia”en sus necesidades básicas inmediatas, con la entrega de camas, colchones y frazadas, kits de limpieza. Se comprometió a tener “un contacto permanente y fluido a los fines de los requerimientos que sean necesarios”.
El subsecretario de Prevención y Emergencias de la Municipalidad, Nicolás Kripper, confirmó a El Tribuno que el derrumbe parcial del techo se inició la noche del martes.
“Fuimos al lugar junto a Bomberos Voluntarios y la Policía para constatar el hecho. A la mañana (por ayer) volvimos y se cayó la totalidad del living- comedor de la casa”, indicó el funcionario.

0001111119

Mientras personal municipal realizaba tareas de apuntalamiento para evitar mayores riesgos, Obras Particulares realizó la inspección técnica y notificó a la dueña para que abandonara la vivienda por posibles riesgo de colapso.
“Estuvimos trabajando para lograr la demolición de una parte, pero el frente de la casa también está bastante deteriorado por lo que el riesgo es alto”, añadió Kripper.
Al mismo tiempo, explicó que para evitar que las vibraciones incrementen los factores de riesgos se decidió cortar el tránsito de forma total en Esteco entre San Luis y San Juan. También solicitó a los vehículos evitar circular por la zona.
Por otra parte, David Leal, director de Emergencia de la comuna, sostuvo que “aparentemente lo que influyó en la caída del techo fue la antigedad” y mencionó los posibles efectos de la humedad.

Cortaron servicios

Además de bloquear la circulación la calle Esteco, por cuestiones de seguridad, se cortó la luz y el gas.
Desde Prevención y Emergencias se precisó que al arribar al lugar se encontró rajaduras en las paredes y techos. Finalmente, cerca de las 2 de la mañana, el techo se vino abajo.
Antes se había evacuado a los habitantes de la vivienda. En las tareas también participó personal de bomberos.
Uno de los cuatro integrantes de la familia, el hermano de Patricia, padece una enfermedad. La mujer dejó los teléfonos 4243309 y 4222318 para ayudar.

Fuente: www.eltribuno.info
Link: Ver Nota

Viviendas centenarias del micro y macrocentro representan un riesgo

No hay registros de la cantidad de propiedades antiguas que necesitan mantenimiento. Pero las lluvias, los sismos y el derrumbe de una casa en la Esteco encienden un alerta.

tmb1_44489_20160304002222

Tienen más de cien años, algunas llegan hasta los 200, y permanecen aparentemente firmes en el micro y macrocentro de la ciudad. Son viviendas antiguas, construidas en gran parte con adobe y que fueron olvidadas en su mantenimiento. ¿Cuántas son? No hay registro.

Luego de que a una vivienda de Esteco al 500 se le desplomara su techo tras ceder los cimientos por problemas de humedad, la familia que allí vivía debió abandonar el lugar ante los peligros de mayores derrumbes. Asimismo, la Municipalidad dispuso el corte de tránsito y la demolición de la propiedad a fin de que las paredes provoquen un mal mayor. Pero esta casa, construida con adobe hace más de 150 años y con signos de deterioro por su antigüedad -según describió personal de Defensa Civil-, no es la única que podría estar en este estado.

Ya en El Galpón se detectaron propiedades centenarias que, luego del sismo de octubre del año pasado, salieron a luz la falta de mantenimiento y de refuerzos en las construcciones antiguas.

El arquitecto y subsecretario de Defensa Civil, Ernesto Flores, explicó a LA GACETA que en la vivienda de la Esteco “el ingreso de agua de lluvia debilitó la estructura”. Por esto se desplomó. Y por eso se determinó demoler gran parte de la casa.

Construcciones similares todavía es posible encontrar en el micro y macro centro de la ciudad de Salta, incluso en la concurrida zona del corredor Balcarce, según el funcionario. Algunas de ellas en el casco histórico, que fueron reforzadas y apuntaladas.

tmb1_44489_20160304002204

Hay casas y edificios históricos como la casa de Leguizamón y el Cabildo que son gran parte de adobe. Pero la diferencia de estas edificaciones con las casas particulares de adobe es grande, en especial por sus muros. Las particulares tienen paredes angostitas, no tienen soportes para un sismo y no tienen mantenimiento”, describió Flores.

Además explicó que, estas viviendas se van debilitando, no solo con el paso del tiempo, sino por las lluvias que corroen los ladrillones de adobe. Y el peligro también puede recaer en las propiedades linderas que comparten medianeras.

44489_20160304002229

Por su parte, el ingeniero y presidente del Consejo Profesional de Agrimensores, Ingenieros y Profesionales Afines (Copaipa), Felipe Biella, manifestó su posición y la del organismo que representa: “nosotros hemos sido muy claros, nos parece muy bien que se preserve el casco histórico y que se preserven las viviendas que tienen valor histórico pero hay que reforzarlas”.

Pero, agregó: “hemos pedido a la Copaus (la Comisión de Preservación del Patrimonio Arquitectónico y Urbanístico), que es la que interviene en estas cosas, que verifique y se hagan los refuerzos adecuados, porque muchas veces se impide (hacerlos) por cuestión de preservar”.

tmb1_44489_20160304002352

 

44489_20160304002210

Biella insistió con la necesidad de reforzar estas construcciones “porque si no va a pasar como en El Galpón que muchos edificios de gran valor histórico que no fueron permitidos su refuerzos terminaron en el piso”. “Y yo a esto lo he visto y lo puedo decir”, aclaró.

En muestra de su preocupación, el ingeniero consideró importante verificar principalmente los edificios públicos que fueron construidos hace muchos años. “Es necesario también establecer y ver las condiciones mínimas de seguridad”, manifestó, en referencia a escuelas y hospitales que tienen estructuras centenarias y por donde concurre gran cantidad de salteños.

Fuente: www.lagacetasalta.com.ar
Link: Ver Nota