inicio mail me! RSS

Blog de Arquitectura Legal

Blog de Arquitectura Legal y Peritajes Edilicios.

Categoria Derrumbe

El peso de 7 autos provocó el derrumbe que pudo ser tragedia en una concesionaria

Como fue de madrugada, no hubo heridos. En el local estaban haciendo refacciones. Según la explicación oficial las vigas del segundo piso no resistieron y terminaron destrozando otros 15 vehículos.

Derrumbe en una concesionara de autos de Villa Devoto. DYN

Si pasaba un par de horas más tarde, hubiera sido un desastre. Un derrumbe en una concesionaria de Villa Devoto terminó con 15 autos destrozados, pero sin heridos. El propio peso de los vehículos depositados en el segundo piso del edificio fue el que hizo que todo se desplomara.

El incidente se produjo ayer cerca de la 1.30 de la madrugada en San Martín y la colectora de la General Paz. Sobre la concesionaria Collins, que vende vehículos cero kilómetro de la marca Chevrolet, había una estructura de dos plantas que se desplomó sobre los autos estacionados.

Derrumbe en una concesionara de autos de Villa Devoto. DYN

Derrumbe en una concesionara de autos de Villa Devoto. DYN

Según aseguró Julio Lachavane, director de la Guardia de Auxilio de la Ciudad, “las vigas del segundo piso no pudieron sostener el peso de los siete automóviles que había en ese lugar”. En tanto, en la Policía de la Ciudad confirmaron que se vio afectada la medianera de un edificio de viviendas pegado a la concesionaria, por lo que hubo que evacuar a algunos vecinos.

Minutos después de la 1.30 llegaron al lugar los bomberos, personal del SAME y agentes de Defensa Civil para realizar tareas de remoción de escombros y rescate. Como a esa hora el local estaba cerrado y había muy poca gente caminando por la calle, no hubo víctimas. Frente al comercio hay varias paradas de colectivos.

Según informaron en la Agencia Gubernamental de Control, dentro de la concesionaria se estaban haciendo remodelaciones. El 13 de enero los inspectores encontraron que la construcción tenía un “aviso de obra”, pero la intimaron porque en realidad necesitaba un “permiso de obra”. El 14 de febrero hubo una segunda inspección, pero encontraron que la construcción estaba sin actividad.

Derrumbe en una concesionara de autos de Villa Devoto. DYN

Derrumbe en una concesionara de autos de Villa Devoto. DYN

En los tres niveles había autos en exhibición, también en un sector de depósito y talleres. Los autos quedaron apilados y abollados entre pedazos de mampostería, algunos de ellos incluso cayeron sobre la vereda.

Debido al desmoronamiento, efectivos de Bomberos de la Policía Federal del Destacamento Villa Devoto y personal de Defensa Civil analizaban hoy el estado del resto de la estructura y se planteaban realizar el apuntalamiento en algunos sectores del edificio que presentan riesgo de derrumbe.

Por el derrumbe y los trabajos, la colectora de la General Paz tuvo restricciones para circular, y mientras dure la remoción de escombros, que demoraría dos días, parte de la calzada se verá afectada. También hubo demoras en el tránsito por los curiosos que se detenían para mirar y sacar fotos.

Ya son varios los derrumbes por obras en construcción que provocaron desastres y susto. El más recordado fue la tragedia del gimnasio de Mendoza casi esquina Triunvirato, en Villa Urquiza. El lunes 9 de agosto de 2010, una excavadora removía tierra en el lote de al lado, donde se iba a levantar un edificio, terminó socavando los cimientos: murieron tres personas y otras 11 terminaron heridas. El ingeniero responsable y el dueño de la constructora terminaron procesados por estrago.

Mirá también
Se derrumbó una concesionaria en Villa Devoto: más de veinte 0 km entre escombros

El año pasado hubo otro caso, a pocas cuadras. El último 3 de setiembre, en Triunvirato y Olazábal, donde se estaba construyendo un edificio en el mismo lote donde antes había funcionado una estación de servicio. Por una filtración de agua, la vereda terminó partiéndose. Hubo que cortar el agua y el gas por peligro de fuga, y hasta el subte tuvo que circular a menor velocidad.

Pocos días después, el 9, se vino abajo la medianera de un edificio lindero a una construcción, en Remedios de Escalada 546, a media cuadra de Honorio Pueyrredón, en Villa Crespo. Un obrero murió y dos terminaron heridos.

El último caso importante fue el 9 de noviembre, en El Salvador al 4500, cuando la pared de una edificación se cayó sobre el techo del teatro “El Método Kairos”. La sala quedó totalmente destruida.

Otro caso muy recordado fue el del edificio de Bartolomé Mitre 1232, que el 4 de noviembre de 2011 se partió al medio. El daño lo provocó una excavación, que hizo que la pared trasera del edificio se desplomara.

Fuente: www.clarin.com
Link: Ver Nota

Investigan el origen del pozo que se tragó a una mujer que limpiaba la pileta

La víctima, de 52 años, tuvo que ser rescatada por los bomberos. Buscan evitar otro desmoronamiento.

Todavía se siguen investigando las causas. Algunas teorías dicen que era una zona de túneles que se usaban durante el siglo XIX. Otras, las más concretas, hablan de que antes de que se hiciera la red cloacal, había pozos ciegos que no fueron tapados. Allí, en un cráter de cinco metros de diámetro por diez de profundidad, se cayó Claudia Peralta, de 52 años, mientras limpiaba la pileta pelopincho en el fondo de su casa de Villa Adelina, partido de San Isidro.

MAXI FAILLA Cráter. En el fondo de la casa de Claudia Peralta, que cayó allí mientras limpiaba la pelopincho.

MAXI FAILLA Cráter. En el fondo de la casa de Claudia Peralta, que cayó allí mientras limpiaba la pelopincho.

Todo ocurrió el domingo, pero trascendió ayer. Claudia, según el parte médico de la clínica Santa María, de San Isidro, “sufrió politraumatismos y algunos cortes, pero está bien. Tuvo un golpe muy fuerte en la cabeza y hubo que darle varios puntos de sutura, pero no perdió el conocimiento en ningún momento”. También se informó que podría ser dada de alta en las próximas horas.

“Mi vieja estaba lavando y colgando la ropa. Cuando me desperté, me dispuse a limpiar la pileta porque iba a venir mi sobrina de visita. Entonces le pedí ayuda”, contó Javier, el hijo de la víctima. El piso cedió y se formó un pozo enorme que arrastró a la mujer hacia el fondo, tapada por el agua hasta los hombros. Desde allí comenzó a gritar y fue socorrida por sus familiares y algunos vecinos que escucharon el pedido de auxilio. La sostuvieron a flote con sogas y una manguera extensible.

Finalmente, lograron rescatarla los bomberos junto con personal de Defensa Civil de la Municipalidad de San Isidro. “El domingo por la tarde recibimos un llamado de incendio y cuando asistimos encontramos a una mujer en un pozo de al menos 10 metros de profundidad. Elaboramos un sistema de cuerdas y se realizó un rescate manual”, informó a una fuente de Bomberos Voluntarios de San Isidro.

Según dijeron luego algunos vecinos, la vivienda, ubicada en Garibotti al 2200, no es la primera de la zona que sufre un hundimiento como este. Al parecer, hace años hubo otras familias que padecieron incidentes simialres.

En tanto, ayer la Municipalidad emitió un comunicado oficial en el que explicó que “una cuadrilla se encuentra trabajando en el pozo del domicilio privado de Pasaje Garibotti al 2200, Barrio Obrero, Villa Adelina”, e indicó que “enviará un informe a la empresa Aysa para que envíe los técnicos correspondientes a controlar que no haya situaciones similares en la zona”.

“Los trabajos consisten en desagotar el pozo, del que ya se extrajeron unos 50 mil litros de agua, para luego rellenar, cimentar, compactar y hacer un piso nuevo para evitar así el peligro de desmoronamiento”, detalló el escrito.

Fuente: www.clarin.com
Link: Ver Nota

“Salí gateando, fue un milagro”, dijo el profesor de música

Hugo Graf, de 52 años, fue tapado por los escombros al caer un muro de siete metros, en Alberdi, por el temporal. Pudo haber sido una tragedia, dado que tenía 20 alumnos citados para dar clases.

archi_331053

Un hombre resultó herido este martes a la tarde al derrumbarse un muro que divide su departamento de la cancha de Belgrano en barrio Alberdi producto del fuerte temporal que azotó a Córdoba.

La víctima es Hugo Graf, un profesor de música de 52 años, quien fue sepultado por los escombros y logró sobrevivir de milagro.

archi_331052

Salí gateando, fue un milagro”, dijo a Cadena 3 Graf, a quien se le cayó una pared de siete metros.

Si bien todo quedó lesiones menores, pudo haber sido una tragedia dado que Hugo tenía ayer a la tarde 20 alumnos citados para dar clases.

archi_331051

“Estaba sentado hablando por celular, iba a tener alumnos más tarde. Se empezó a caer todo encima de repente, ladrillos y chapas”, recordó.

“Era un dolor insoportable no sé como empecé a salir, me taparon los escombros. Resulté con golpes en la pierna, en todos lados. Salí gateando”, contó.

“Fue un milagro, miro y no puedo creer”, dijo.

Graf fue trasladado hacia el Hospital Nacional de Clínicas donde se constató que presentaba contusiones en los brazos, cabeza y una pierna.

Fuente: www.cadena3.com
Link: Ver Nota

Trágico derrumbe: niegan permiso para seguir construyendo edificio

La Cámara de Apelaciones en lo Criminal de Corrientes rechazó el recurso de apelación interpuesto por el abogado de los empresarios para continuar con la construcción del edificio donde se produjo la muerte de ocho obreros.

El doctor Rubén Leiva, abogado de las familias de los obreros fallecidos en el derrumbe trágico de San Martín al 600, comentó que se denegó el permiso para seguir construyendo en el lugar del hecho, pedido realizado por el escribano William Mayer.

Además, afirmó que está próximo el requerimiento de elevación a juicio de la causa, por parte de la jueza Varela, proceso que podría programarse para el primer semestre del año que viene. “William Mayer solicitó el permiso para seguir construyendo en el lugar del hecho, en un principio fue resuelto por la doctora Varela en cuanto a que hay que preservar el edificio por la causa y no se podía entregar, esto fue apelado por el abogado de Mayer y la cámara resolvió en muy poco tiempo, se niega la entrega del edifico porque hay que preservar el lugar donde fallecieron los 8 obreros y en la causa puede ser utilizada también”, expresó en declaraciones a Radio Dos.
Es una señal, es muy importante, se resolvió en un breve tiempo porque los que están procesados e imputados tiene la espera de 5 años, estamos próximos a que se cumpla esa fecha, y estaríamos próximos a que el fiscal requiera la elevación de la causa a juicio”, manifestó.

“En el primer semestre del año que viene podría llegar a comenzar el debate. Si el requerimiento queda firme voy a pedir que en el menor plazo posible se fije fecha”, sostuvo. “Ha habido un cambio en el juzgado, tiene otro ritmo la causa, se ha trabajado con mucha confianza en esta causa por la doctora Varela”.

Fuente: www.ellitoral.com.ar
Link: Ver Nota

Caos vial en Villa Urquiza por un desmoronamiento

Cedió una vereda lindera a una excavación; cerraron el tránsito sobre Triunvirato y no llega el subte B

2264891h765

Hace cinco días que la vida de los vecinos de los alrededores del cruce de las avenidas Triunvirato y Olazábal, en Villa Urquiza, ya no es la misma. Luego de que cedió una vereda lindera a una obra en construcción, sobre la que pesaba una clausura parcial, el tránsito fue cerrado sobre dos cuadras de Triunvirato por temor a que las vibraciones provoquen derrumbes.

Hay comercios cerrados y vendedores ofuscados, y al menos siete líneas de colectivos circulan por calles internas, en medio de un caos vehicular. El subte B ya no llega hasta la cabecera Rosas, en Triunvirato y Monroe, a 200 metros de la obra, por lo que Triunvirato se transformó en una especie de pasarela por donde la gente camina a paso acelerado para alcanzar la próxima estación habilitada, a 10 cuadras.

“Desde el sábado que está todo muerto”, se quejaba ayer Luis, un comerciante de Triunvirato, mientras baldeaba la vereda. Peor la estaba pasando su colega de la zapatería vecina; el hombre permanecía en silencio, apoyado contra la pared. Daniel Bianco, uno de sus empleados, fue quien tomó la palabra: “Está muy mal. Hoy vinimos y tampoco nos dejan abrir el local porque hay riesgo de derrumbe. Tienen que venir a apuntalar”.

La medianera del comercio, llamado Popeye, linda con el predio de la obra, en el que se realiza una excavación para los cimientos de lo que será un moderno edificio. Justo en esa esquina de Triunvirato y Olazábal, donde tiempo atrás funcionaba una estación de servicio, el último sábado un caño de la red pluvial central se rompió e inundó parte del obrador. La Justicia trata de esclarecer los motivos del desperfecto.

Los vecinos habían notado en ese mismo lugar que la vereda de Triunvirato se había rajado. “Era como una grieta de esas que dejan los pequeños terremotos. ¿Ves cómo está hundida?”, señaló Rosa Alegre, una vecina, a LA NACION. El temor por probables derrumbes corrió rápidamente por el barrio.

Funcionarios de Defensa Civil, bomberos e inspectores de distintos organismos de la ciudad clausuraron la obra y cerraron el tránsito sobre Triunvirato, entre Olazábal y Monroe. Al menos siete líneas de colectivos debieron desviar su recorrido, sobre la calle Bauness, una arteria angosta paralela a Triunvirato que colapsa fácilmente.

La lista de trastornos continúa. La Unidad Fiscal Especializada en Materia Ambiental (Ufema), a cargo de la investigación, sugirió primero a Metrovías que disminuyera la velocidad del paso del subte B, que circula por debajo de la avenida Triunvirato hasta la cabecera Juan Manuel de Rosas. Finalmente, la Policía Metropolitana le solicitó que limitara el servicio y, desde anteanoche, los trenes sólo llegan desde Alem hasta la estación Los Incas, distante diez cuadras.

Desde la empresa Agua y Saneamientos (AySA) responsabilizan a los encargados del emprendimiento inmobiliario: “Mientras había operarios trabajando se derrumbó la vereda y cayó sobre el caño, rompiéndolo“. En cambio, el apoderado de Nueva Olazábal SA, propietaria del predio, Alejandro Filarent, apuntó contra la empresa de servicios.

En la obra no falló nada. Desde mayo que nos entraban aguas servidas. En junio, le enviamos una carta documento a AySA, pero no tuvimos respuesta. Volvimos a mandar otra misiva porque preveíamos que este líquido cloacal podría provocar algún problema. Y así fue. Se desplazó la vereda y apretó un caño de la red de agua“, dijo el abogado a LA NACION.

Mientras los peritos intentan dilucidar por qué cedió la vereda, la Ufema, a cargo del fiscal Matías Michienzi, dispuso el sábado la clausura judicial del predio. Además de la rotura de la vereda, se constató que la constructora había violado una clausura parcial previa por haber volcado líquidos de manera ilegal.

En julio, un grupo de vecinos denunció que el obrador emanaba malos olores. También había quejas por la excesiva cantidad de agua que salía a la vía pública. La Agencia de Protección Ambiental (APRA) porteña comprobó que existía un vuelco ilegal al sistema pluvial y se dispuso la clausura parcial del desagüe. Se mandó a analizar el agua y se comprobó que tenía una baja concentración de hidrocarburos.

A mediados de agosto, agregaron fuentes de APRA, volvieron a acudir al lugar por un reclamo similar. Ante la violación de la clausura se solicitó la intervención de la Ufema. Los vecinos recuerdan que, en otra ocasión, máquinas de la obra dañaron un tendido de Telecom y muchos en el barrio se quedaron sin teléfono.

Por ahora, indicó Michienzi a LA NACION, la empresa está trabajando sólo para amurar los pilotes. Y agregó que, de acuerdo con los últimos relevamientos realizados en la obra, no hay riesgo de derrumbe.

Fuente: LA NACION
Link: Ver Nota

Villa Urquiza: Se derrumbó una vereda donde estaban construyendo un edificio

Hay versiones encontradas entre la empresa constructora y Aysa: Este sábado se desplomó una vereda en la esquina de Olazábal y Av. Triunvirato donde están construyendo un edificio. Debido al incidente se dejó solo dos carriles habilitados [mano al centro] de esta última arteria. Caos vehicular.

triunviratoyolazabal

Los vecinos de Villa Urquiza amanecieron este sábado con la noticia del derrumbe de una vereda de su barrio. En la esquina de Olazabal y Av. Triunvirato, donde estaba la estación de servicio Shell están realizado el pozo para construir un edificio de 15 pisos y una de las veredas lideras cedió.

Al susto se le sumó el caos vehicular se dejaron solo dos carriles habilitados [mano al centro] de la Av.Triunvirato, en el tramo de Olazabal y Mendoza.

Hay versiones encontradas entre la empresa constructora, Nueva Olazábal y Aysa sobre las causas del incidente.

El apoderado de la compania, Alejandro Filarent se exusó ante el diario Clarín: “En junio y julio le enviamos a AySA dos cartas documento informándoles que había un desagüe cloacal roto. Esas pérdidas provocaron que la vereda cediera. La submuración del pozo no sufrió daños, no hubo ningún derrumbe“.

Por su parte, Aysa se defiende y sostiene otra versión sobre las causas del derrumbe “por un problema en la excavación se vino abajo parte del talud, lo que rompió un caño de agua. Esto socavó la vereda, que se desplomó”.

Por su parte la justicia parece que no avala el accionar de la constructora. “En la Fiscalía General de la Ciudad informaron que hace diez días la clausuraron porque confirmaron que había desagües ilegales. Y en la Agencia de Protección Ambiental agregaron que detectaron vuelcos de hidrocarburos en los desagües pluviales. Pero la excavación continuó: en la empresa aseguraron que la clausura era sólo administrativa” informó Clarín.com.

Lo cierto que el temor por la extensión del derrumbe pasó pero los vecinos de Villa Urquiza deberán soportar el caos vehicular por una semana más, al menos.

A pocos metros de esta construcción, se encontraba el gimnasio “Orión”, que se derrumbó en 2010 causando tres muertes y ocho personas heridas. Por el caso, el ingeniero Guillermo Heyaca Varela y el empresario el empresario Daniel Menta están cerca de ser enjuiciados.

Fuente: www.lacomuna12.com.ar
Link: Ver Nota

Derrumbe en una obra en Villa Crespo: al menos un muerto y dos heridos

Cedió la medianera de una casa lindante a una obra en construcción Remedios de Escalada al 500; bomberos trabajan en el lugar

2266587h765

Un hombre murió aplastado durante el derrumbe de parte de una obra en construcción ubicada en la barrio porteño de Villa Crespo, confirmaron fuentes de SAME. Además, otras dos personas resultaron heridas.

El derrumbe ocurrió por la mañana en la calle Remedios de Escalada al 500, entre Honorio Pueyrredón y Rojas. Se encuentran trabajando en la zona la Policía, los Bomberos, Defensa Civil y el SAME.

2266792h765

Alberto Crescenti, titular del SAME, quien está en el lugar, dijo al canal de noticias TN que la persona que murió era un obrero de 26 años que se encontraba a 12 metros de altura cuando se produjo el derrumbe. Lo encontraron bajo los escombros.

Además, Crescenti dijo que hay dos heridos, que fueron trasladaron al Hospital Durand. Son otros dos obreros, uno tiene un cuadro complicado. Se trata de un hombre de 57 años con un traumatismo de tórax y pronóstico reservado. La pared que cayó tenía 45cm de espesor y cinco metros de alto por cinco metros de ancho, y formaba parte de la terraza de la casa vecina.

Los dueños de la casa vecina habían denunciado grietas en la pared. Los trabajadores construían un gran estacionamiento que pasaba de un lado al otro de la cuadra. SAME dispuso un operativo. Bomberos trabajan en las alturas. También está presente Defensa Civil y la Policía Federal.

El lugar del derrumbe

2266592h765

Fuente: La Nacion
Link: Ver Nota

Tres heridos por un derrumbe en Recoleta

Ocurrió en una obra en la Universidad Nacional de las Artes; un muerto en Avellaneda

Tres obreros debieron ser hospitalizados ayer tras sufrir lesiones como consecuencia de un derrumbe en la construcción en la que trabajaban, en el predio de la Universidad Nacional de las Artes (UNA), en Recoleta.

Poco antes, había trascendido la muerte de otro operario, durante un episodio similar en una obra en Avellaneda, ocurrido el lunes.

Ayer, el siniestro se produjo cuando se iniciaba el hormigonado en el terreno lindero a la sede del Departamento de Artes Musicales y Sonoras de la UNA, situada en la avenida Córdoba al 2400. “En modo alguno se trató de un derrumbe en espacios académicos de la universidad, como erróneamente se informó en algunos medios de comunicación. Se circunscribió al espacio lindero, sin que resultaran en modo alguno afectados los trabajadores ni los estudiantes”, comunicó el Rectorado de la UNA.

Los tres operarios accidentados fueron internados en el hospital Fernández, con heridas de diversa gravedad. Según voceros de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra), uno tiene un traumatismo de tórax, otro sufrió traumatismo de cráneo y el estado del tercero es “reservado”.

La Uocra informó que el 20 de noviembre del año pasado había presentado una denuncia ante la Dirección General de Relaciones Laborales y Protección del trabajo del gobierno porteño por irregularidades en la obra. En la denuncia, solicitaba una inspección para verificar, entre varios ítems, la “submuración y entibamientos internos“. Esto se refiere a la supuesta falta de estructuras de contención, cuya falta podría causar derrumbes como el ocurrido ayer.

La Agencia Gubernamental de Control (AGC) explicó que la obra estaba debidamente habilitada y que no hay registros de denuncias efectuadas en su página web para reclamos ni por medio de la línea de teléfono 147.

Fuentes de la AGC explicaron que se realizaron dos inspecciones a la obra, una en noviembre y otra en diciembre, y que no se encontraron irregularidades. En la víspera, tras el derrumbe, los trabajos fueron clausurados, agregaron los interlocutores.

En tanto, las autoridades de la UNA informaron que las actividades de la casa de estudios seguirán funcionando con normalidad.

El accidente en Recoleta se sumó a otro registrado el lunes en Avellaneda. Un día después, anteayer, falleció tras ser sometido a una cirugía uno de los cinco obreros que se habían sido internados en el hospital Fiorito luego del derrumbe.

Según fuentes cercanas a los familiares del fallecido, el cuerpo del joven, de 21 años, de nacionalidad paraguaya, va a ser trasladado a su país natal para ser enterrado allí.

El resto de los trabajadores fueron dados de alta.

Desde la municipalidad de Avellaneda informaron que, si bien no se concluyeron los peritajes para determinar las causas del accidente, la obra estaba habilitada y cumplía con la normativa vigente.

Otros hechos trágicos

Agosto 2010

Tres personas murieron al derrumbarse un gimnasio lindero a una construcción en Villa Urquiza

Noviembre 2011

Un hombre murió en el derrumbe de un edificio en Bartolomé Mitre 1232 por irregularidades en una obra lindera

Febrero 2014

Un obrero murió y otros cuatro salieron heridos cuando se desplomó una casona de Balvanera en medio de una demolición

Fuente: www.lanacion.com.ar
Link: Ver Nota

Santa Elena: un pueblo entrerriano que está al borde del derrumbe

Unas 500 casas y un hospital están en riesgo porque las intensas lluvias aceleraron la erosión de un barranco

2190163h765

Todos los días Sandra Cabrera sale al patio y ve cómo el Club Ribera del Paraná desaparece en el barranco. También mira la casa de sus vecinos caer. Al fondo observa el río, acechante, y la lluvia que desde arriba le recuerda que la situación se va a repetir.

“Esto es mi infancia, mi adolescencia, mi adultez, y todo se va”, dice. Hace tres meses se empezó a caer el patio de la casa donde vive desde los 5 años con sus padres. “Lo que pasa es que con esta lluvia se cae todo más rápido“, explica su padre. Pero el miedo de Cabrera no es sólo no saber hasta cuándo va a tener la casa en alto, sino también la situación del hospital, el único en todo Santa Elena.

“Si no se hace nada, en un año y medio no lo tenemos más”, señala. Y confirma el miedo del intendente, Silvio Moreyra. Cada año se pierden 15 metros de terreno en el barranco. De ese cálculo sale el vaticinio. Los que más sufren son los barrios Fátima, Villa Urquiza, Belgrano e Independiente. En un pueblo de 22.000 habitantes, son 6000 las personas que viven con miedo a caer.

2190176h765

Hasta ahora suman 10 las familias que se tuvieron que ir porque su casa se estaba cayendo por el barranco. En unos días se sumará una más, la de Ana Oviedo, su marido y su bebe. El lunes pasado a la noche ella escuchó un ruido, fue a la habitación que había armado para su hijo, y vio la rajadura en la pared que se hacía cada vez más grande. Le puso bolsas de alimento para perros para contener la lluvia que se filtraba por el agujero. Filmó la situación, le sacó fotos a la pared. Pero no sabe qué hacer con esos registros.

Hace dos meses evacuaron a la familia de al lado, cuando se le empezaron a caer las paredes, el techo, las mesas, los electrodomésticos. Algunas noches, Oviedo escucha ruidos: es la casa de su vecina desmoronándose. Ahora le tocó a ella. “No sé qué hacer, si avisar a la municipalidad o irme a alquilar a otro lado”, le dice Ana a Sandra.

2190164h765

Además de la lluvia constante de los últimos días, el problema también es que la vía navegable está muy cerca, pegada, al barranco. Los motores tiran agua y lo sienten las familias en sus casas. Son 500 viviendas, tres escuelas y un hospital los que están en riesgo inmediato.

“Estamos pidiendo ayuda a Nación y a la provincia para saber qué tratamiento podemos hacer; un estudio serio, con geólogos”, explica el intendente. Y sigue: “Lo estamos tramitando con la Subsecretaría de Recursos Hídricos de la Nación y con el Ministerio de Planificación de la provincia. Quedaron en tomar nota”.

Fue un martes. De eso se acuerdan en el Club Ribera del Paraná. Un martes a las 13.30, en 2013. Un instante que empezó y todavía sigue. Y lo que sigue es el desmoronamiento de los salones que hacían de cancha de fútbol para los chicos del barrio.

El club se fundó el 6 de marzo de 1943. Domingo Ojeda fue director de Obras y Servicios Públicos de la municipalidad durante 37 años. Hace cuatro días que se fue. “Vamos a perder la ciudad”, dice, indignado. Cuando habla de este tema se enoja. Que no puede ser que aún haya cañerías de 1905, que rellenaron ese terreno con 620 metros cúbicos de tierra y tres días después ya se había deslizado todo.

Los jugadores de fútbol del club viven en la zona más vulnerable del pueblo. Y a pesar de que sus casas están peor que el club, van a ayudar a acomodar lo que va quedando, a cuidar que no haya robos.

La suma de tres situaciones hizo que los habitantes de La Paz, a 48 kilómetros de Santa Elena, no puedan descansar: el agua en la ruta, la inundación en las casas y el barranco. “La lluvia ha generado grandes desmoronamientos y un 70% del barranco tiene peligro de derrumbe, con más de 40 familias afectadas“, cuenta Gustavo Barboza, coordinador de Defensa Civil de esa ciudad.

El drama les ocurrió hace 15 días, cuando cayeron 200 milímetros de agua en dos horas. Ahora las secuelas quedan. El lunes pasado llovió, y fueron muchos los que permanecieron despiertos. La crecida del arroyo Cabayú Cuatiá es la amenaza. Por eso los rumores y los mensajes corren toda la noche: “Se viene el Cabayú, levantá las cosas”.

Los hermanos Alejandro y Luis Rivero, con sus hijos, guardan la ropa, la mesa, el lavarropas, y duermen en un acoplado de camión que les prestó un amigo. A ellos el agua les llevó los platos, las ollas, los cubiertos. Y mientras limpian, ponen a salvo lo que pueden. A sus vecinos, en cambio, el arroyo les llevó las paredes, la puerta, la casa.

En un pueblo de 40.000 habitantes, los afectados llegaron a más de 8500. El lunes a la noche hubo 16 evacuados y 24 autoevacuados. Y aún hay dos centros que están alojando a 100 personas ,que no volvieron a sus casas porque ya no las tienen.

Fuente: www.lanacion.com.ar
Link: Ver Nota

Caseros: tras casi seis horas controlan incendio en depósito

El siniestro se inició a las 4.45 en un galpón situado en Lisandro de la Torre y Labardén. Trabajan al menos 35 dotaciones de bomberos.

ARCHI_308630

Al menos 35 dotaciones de bomberos combaten desde esta madrugada un incendio en un depósito y distribuidora en la localidad bonaerense de Caseros, partido de Tres de Febrero, que ya está controlado y por el que no hay heridos, informaron fuentes del Cuartel Central de Bomberos Voluntarios local.

El siniestro se inició a las 4.45 en un galpón situado en Lisandro de la Torre y Labardén, y en el trabajo de extinción de las llamas trabajan efectivos de Tres de Febrero y partidos aledaños como San Martín, Hurlingham y La Matanza, indicaron desde el destacamento local.

“Ya está controlado y no hay heridos”, informaron desde el destacamento local tras una lucha de más de seis horas contra el incendio que produjo llamas de hasta 10 metros de altura y algunas explosiones en el interior del depósito.

La zona donde se produce el incendio es urbana, por lo que se evacuaron a los vecinos de la manzana, incluída una escuela, según explicó en Twitter el intendente de Tres de Febrero, Diego Valenzuela.
Una vez que se apaguen las llamas los bomberos comenzarán los peritajes para determinar las causas que provocaron el siniestro.

Fuente: www.cadena3.com
Link: Ver Nota

Entradas antiguas » 
LiveZilla Live Chat Software