inicio mail me! RSS

Blog de Arquitectura Legal

Blog de Arquitectura Legal y Peritajes Edilicios.

Categoria Grupos electrógenos

Un operario murió por la explosión de una cámara subterránea en Palermo

Un operario de una empresa contratista de Edenor murió y otros dos resultaron con heridas leves, al explotar una cámara de electricidad situada en el barrio porteño de Palermo mientras realizaban tareas de mantenimiento para evitar que se inunde la cámara.

538f5c125cb5c_510x339

El hecho tuvo lugar en la esquina de Charcas y Aráoz cuando a las 11.30 tres operarios se disponían a efectuar tareas de mantenimiento y colocación de una pintura especial para evitar el anegamiento de los transfrmadores en caso de precipitaciones intensas.

El operario que fue alcanzado por una descarga eléctrica había descendido unos cinco metros cuando “aparentemente se desprendió la escalera, la cual al caer generó un cortocircuito que terminó en el acto con la vida del joven, de unos 25 años”, dijeron a Télam fuentes cercanas a la investigación.

En tanto, los otros dos operarios no resultaron afectados por la descarga pero sufrieron una conmoción por la explosión que se generó y se recuperan favorablemente.

El fiscal Andrés Madrea, que investiga el caso, informó que los operarios realizaban tareas de limpieza y pintura junto a un tablero eléctrico y descartó una fuga de gas.

El representante del Ministerio Público precisó que se logró retirar el cuerpo tras una tarea conjunta efectuada entre Bomberos de la Policía Federal y técnicos de Edenor y que los dos operarios “no presentan lesiones de gravedad y declararán en las próximas horas”.

Madrea destacó que el trabajador muerto “habría contado con los elementos de seguridad requeridos para realizar las tareas” y que según la información preliminar “la cuadrilla estaba encargada de la limpieza y la pintura de la cámara, necesarias por la acumulación de hojas, agua y otro tipo de basura”.

Edenor destacó,a través de un comunicado, que la emrpesa contratista “se especializa en obras civiles de estanquización de cámaras” y que “ha realizado numerosos trabajos de esa naturaleza”.

Indicó además que “un trabajador salió de la cámara por sus propios medios y sin heridas” y que la cámara “de aproximadamente 4 x 6 metros y de 5 metros de profundidad, estaba siendo acondicionada y revestida con una pintura especial para evitar el ingreso de agua”.

Precisó que este tipo de trabajos “dentro de las cámaras donde se ubican los transformadores se hacen con tensión, debido a que la naturaleza de las obras que se estaban ejecutando no requiere operar ni manipular las instalaciones eléctricas”.

El vocero de Edenor, Alberto Lippi, dijo a Télam que “se devolverá la energía electrica en las proximas horas luego del levantamiento de la restricción judicial”

Fuente: Telam
Link: Ver Nota

Belgrano: dos incendios sorprendieron a vecinos de una misma manzana

Uno de ellos se originó en un departamento ubicado en Virrey Loreto al 2400; el otro, afectó a un restaurante de comida mexicana; no hubo heridos

1884815

El fuego sorprendió anoche a los vecinos del barrio de Belgrano, especialmente a los residentes de las calles Cabildo y Virrey Loreto, donde se desataron dos incendios que fueron controlados sin causar heridos.

Uno de ellos tuvo lugar en el departamento de un edificio ubicado en Virrey Loreto al 2400. Según relataron, el siniestro fue causado por un cortocircuito en un consultorio de masoterapia.

En el momento en el que se originó el fuego no había nadie en el departamento. “Empezó a salir humo por todos lados y aparecieron las llamas. Entonces, nos comunicamos con los bomberos”, dijo un vecino al canal Crónica.

De acuerdo con testimonios recogidos en la zona, los bomberos pudieron llegar rápido porque, a pocos metros de allí, se había incendiado previamente un restaurante de comida mexicana. Las causas de este último aún se desconocen.

Fuente: La Nacion
Link: Ver Nota

Ahorro de energía en ascensores

El Instituto Tecnológico para el Estudio y Enseñanza del Ascensor desarrolló un software especial que calcula la eficiencia energética de los ascensores y evalúa su actualización tecnológica.

Ahorro-energia_CLAIMA20140318_0202_14

A partir de la interpretación de una normativa alemana sobre eficiencia energética de elevadores, el Instituto Tecnológico para el Estudio y Enseñanza del ascensor (ITEEA) junto con la Universidad Tecnológica Nacional Facultad regional Avellaneda desarrollaron un programa que permite calcular el gasto de energía de un equipo y, de un modo análogo al etiquetado energético de electrodomésticos, establecer un nivel de eficiencia.

Con esa herramienta se pueden evaluar tanto equipos nuevos como los que ya están instalados, y evaluar mejoras tecnológicas que aporten a reducir el consumo.

Como parte del estudio se realizaron mediciones y cálculos de consumo energético en el parque de ascensores argentino para dimensionar la potencialidad de la aplicación. En dicho trabajo se concluyó que todos los ascensores instalados en el país consumen anualmente unos 640.000 MWh. Para el año 2020, y con un aumento estimado de nuevas instalaciones de un 3,5 % anual, se llegaría a 300.000 ascensores en todo el país, que, siguiendo la actual tendencia tecnológica, consumirían 850.000 MWh/año.

Estas cifras, según las autoridades del ITEEA, revelan la necesidad de aplicar una política de ahorro energético que incorpore tecnologías más eficientes en las nuevas instalaciones y las existentes. La iniciativa, que data del año 2011, cuenta con el apoyo del Ministerio de Industria de la Nación, y buscaría impulsar un plan de renovación de ascensores ya instalados, reemplazando sus componentes por otros tecnológicamente más complejos y más eficientes.

Los criterios para establecer una certificación de eficiencia para un ascensor son mucho más complejos que para, por ejemplo, para un electrodoméstico, expresó el ingeniero Santiago Tentori, secretario de ITEEA, al presentar el estudio. El especialista expresó que la base del cálculo se establece a partir de una categorización del edificio donde se instala el equipo para estimar el tráfico. Así, un mismo ascensor puede variar su eficiencia según la cantidad de horas de uso, destacó el ingeniero. Del mismo modo, se pueden etiquetar energéticamente los componentes (botoneras, tableros de control, sensores, etcétera). Las mediciones de consumo se realizan tanto en funcionamiento como en espera, siempre en base a los criterios de la Línea Guía VDI 4707 alemana. “Hoy, el consumo de un ascensor en un edificio inteligente es del 3 al 5 % de la energía total; en poco tiempo, esto será inaceptable”, dijo Tentori.

Fuente: Arq. Clarin
Link: Ver Nota

Criterios de diseño para una instalación contra incendio

A raíz del trágico incendio de Barracas, ARQ entrevistó a un especialista en instalaciones contra incendio acerca de cuáles son los objetivos que deben cumplir estos sistemas.

Luego del incendio del edificio de Iron Mountain en Barracas comenzaron las indagatorias a los empleados y todo indica que, por razones hasta el momento desconocidas, el sistema contra incendio falló. Lo cierto es que para este tipo de galpones, el Código de Edificación de la Ciudad de Buenos Aires establece condiciones obligatorias que están determinadas por la superficie construida del edificio y el tipo de material a almacenar. Los sistemas a implementar en un templo religioso, por ejemplo, no son los mismos que se deben instalar en un edificio con condiciones similares a los de Iron Mountain.

Este tipo de edificios debe tener instalado un sistema de detección temprana y extinción con rociadores automáticos, complementado con matafuegos, indica el arquitecto Gabriel Pirolo, especialista en instalaciones contra incendio. Agrega además que las instalaciones deben cumplir con tres etapas fundamentales: prevención, detección y extinción. El objetivo primordial es preservar la vida y evitar que el foco se propague; si esto no se cumple, las instalaciones de incendio no pueden resolver el siniestro una vez que éste se haya iniciado.
La primera etapa debe garantizar la evacuación rápida de las personas, y está relacionada con la calidad constructiva del edificio y sus medios de salida en caso de siniestro. La siguiente etapa tiene como objeto dar aviso de evacuación y localizar el foco del incendio por medio de detectores de calor, humo o llama. La última etapa se implementa una vez detectado el incidente, y su objetivo es sofocar el foco para evitar su propagación mediante bocas hidrantes, matafuegos y rociadores.

Pirolo explica que, según la normativa vigente en la ciudad, las edificaciones como el galpón de Iron Mountain deben tener un sistema de rociadores automáticos que funcionen de manera independiente ante la presencia de calor. Este sistema debe estar alimentado por una reserva de agua complementaria.

Estos dispositivos están alimentados por una batería de tres bombas que funcionan en cascada según la instancia en la que se encuentre el evento. Una primera bomba con alimentación eléctrica es la encargada de dar presión al sistema para que esté listo para usar; la segunda, también alimentada con electricidad, es una bomba de mayor potencia que se activa cuando el sistema de extinción entra en funcionamiento. La última está alimentada con combustible y se activa si la provisión de energía eléctrica se corta. Todos estos sistemas deben funcionar con anterioridad de la intervención de los bomberos.

Fuente: Arq. Clarin
Link: Ver Nota

Recursos para aprovechar la luz del sol

Tres sistemas que permiten maximizar las bondades de la luz natural en los ambientes de trabajo.

GIRASOLES-luminarias-motorizadas-lentes-transmiten_CLAIMA20131213_0196_14

Hoy se dispone de recursos muy eficientes para aprovechar la luz solar para iluminar espacios de trabajo, aún aquellos que no tengan ventanas. Se los denomina sistemas de recolección de luz del día y disminuyen la necesidad de la luz eléctrica. De ese modo, con una instalación compleja de sensores y controladores, se consigue entre un 35 a un 60 % de ahorro energético. Para mejorar la iluminación natural, también se puede recurrir a recursos más simples tales como los estantes de luz, una especie de alero interior que refleja la luz solar sobre el cielo raso.

Estas estrategias se adecuan especialmente a los espacios amplios con muchos puestos de trabajo. Para el arquitecto Claudio Sevita, especialista en iluminación eficiente, la correcta planificación, control y utilización de la luz natural debería ser un factor tan importante como otras decisiones proyectuales. “Contamos, en la actualidad, con la posibilidad de utilizar sensores de iluminación natural que miden la fluctuación del ingreso de luz a través de ventanas y lucarnas”, comenta Sevita. Y explica que en Argentina, el concepto de “cosecha de luz natural” (conocido como daylight harvesting ) está muy poco difundido: “Los únicos elementos que usualmente se incorporan en el ámbito profesional son las fotocélulas, los sensores de presencia y algún control sencillo de la iluminación”, enumera.

El objetivo final es aprovechar al máximo la luz natural para ahorrar energía. Para eso, se puede desarrollar un sistema automático de control que establece los niveles de luz natural y, de acuerdo a la zonificación de la planta, administra en encendido y dimerizado de las luminarias. Además de la iluminación artificial (lámparas, balastros, cableado y diseño de la distribución de las luminarias), el sistema debe tener un fotosensor, que puede estar montado en cielo raso, muros o en la luminaria misma. Este sensor mide el nivel de luz entrando al espacio o sobre el plano de trabajo, e instruye al controlador cuando un umbral ha sido avanzado.

A su vez, un controlador, que puede ser un balasto dimerizable o un relay de bajo voltaje, recibe la señal del fotosensor y emite un comando hacia los controles de dimerización o llaves, ajustando la salida de luz del sistema controlado en forma inteligente.

Se completa la instalación con un sensor de ocupación y un foto sensor digital para sistemas “daylightimg” que monitorea permanentemente la luz solar en el ambiente.

Los sistemas, del tipo abierto o cerrado, miden la contribución de la luz natural sobre el plano de trabajo de diferente forma. Los abiertos censan solamente la luz natural entrante, sin la contribución de la iluminación artificial. El fotosensor se instala por fuera del edificio o dentro, cerca de las aberturas. Si se trata de un sistema de conmutación, el fotosensor instruye a las luminarias a apagarse por completo cuando la iluminación natural alcanza los niveles predeterminados. En el caso de un sistema con dimerizacion, el fotosensor instruye al controlador a dimerizar proporcionalmente las luminarias, basado en la contribución de luz natural.

En los sistemas cerrados, se mide la combinación de la luz natural y artificial, y ajustan el nivel de luz de las luminarias a fin de mantener el nivel deseado de iluminación. El fotosensor lee esos cambios generando un feedback (por esto es un circuito cerrado).

“La ventaja de los sistemas abiertos es que son capaces de controlar múltiples zonas desde un solo fotosensor. Opuesto a los cerrados, que requieren que cada zona sea controlada por un fotosensor. El nivel de inversión y complejidad dependerá de cuán ambicioso sea el proyecto”, admite el especialista.

Automatizar la iluminación no es el único camino para ahorrar energía. Los estantes de luz consisten en un alerón que se ubica en el tercio superior de los aventanamientos, por sobre el plano de visión. Su función es recibir rayos directos sobre su superficie paralela al piso, que tiene un tratamiento de alto brillo. “La luz rebota en el cielo raso y en el fondo del local hasta una proporción que es una vez y media la altura del vano por donde penetra la luz solar”, detalla Sevita.

También se ha desarrollado una especie de persiana de varillas metálicas, que consta de una serie de costillas diseñadas para recolectar la luz natural en todo momento del día y estaciones del año y redirigirla al cielo rasos y de ahí a la profundidad del ambiente.

Más sofisticado, el sistema sueco Parans consiste en una luminaria con lentes ubicada en el exterior del edificio. Sigue el recorrido del sol y transmite la luz a través de fibras ópticas hasta las luminarias especiales distribuidas en locales sin aberturas.

Por: PAULA BALDO
Fuente: Arq Clarin
Link: Ver Nota

Otro derrumbe

Por el derrumbe de una obra en construcción en Parque Patricios, cinco operarios resultaron heridos y debieron ser hospitalizados, según confirmó el director del SAME, Alberto Crescenti. El desmoronamiento se produjo en un obrador ubicado en Rondeau 3250, cuando cedió una base de sustentación de uno de los subsuelos y la infraestructura cayó dos pisos.

Los obreros sufrieron fractura de clavícula y traumatismo de tórax, entre otras lesiones. Tres de ellos fueron trasladados al Hospital Penna y otros dos al Ramos Mejía. Los primeros peritajes permitieron establecer que los operarios afectados trabajaban en un subsuelo y cayeron dos pisos. Para el rescate y la atención de los hombres, concurrieron cuatro ambulancias del SAME y personal de bomberos, a quienes asistieron los compañeros de los heridos. Tras hospitalizar a los obreros, Crescenti descartó la posibilidad de que hubiera otras personas atrapadas entre los escombros originados por el accidente.

El gremio de la construcción, Uocra, no reportó si la obra, que tenía lugar en la sucursal de una empresa de medicina privada, había sido denunciada por irregularidades en las medidas de seguridad de los trabajadores.

El último accidente grave en una obra en construcción en la ciudad se produjo el 25 de febrero, durante las tareas de demolición de una antigua casona de Balvanera. Allí, a raíz de un derrumbe, murió un operario y otros cuatro resultaron con lesiones de distinta consideración.

Desde 2010, en la Ciudad de Buenos Aires se registraron más de treinta desmoronamientos en edificios con habilitaciones dudosas y en otros linderos con obras en construcción, accidentes por los cuales los legisladores porteños de la oposición denunciaron falta de controles. En agosto de 2010, se desplomó un gimnasio en Mendoza 5030, en donde murieron tres personas. Al mes siguiente, dos jóvenes murieron por el derrumbe de un entrepiso en el boliche Beara, en Palermo. En noviembre de 2011, en Bartolomé Mitre al 1200, en pleno centro porteño, se derrumbó un edificio lindante con una obra en construcción, lo que causó la muerte de un hombre.

Fuente: Pagina 12
Link: Ver Nota

Derrumbe y milagro en pleno centro comercial de Belgrano

No hubo heridos. En esa veredas hay paradas de colectivos y suele juntarse mucha gente.

Escombros-Gobierno-FOTOS-GERARDO-DELLORO

Fue un segundo, no dejó heridos de casualidad y todavía investigan qué ocurrió: el domingo, de noche, la marquesina de una galería comercial de Belgrano se desplomó. Desde el Gobierno porteño emitieron un comunicado para aclarar que el cartel no estaba autorizado y que el propietario del inmueble es responsable de lo que ocurrió.

La caída de todo el soporte del cartel de la galería Río de Janeiro –de unos 40 metros de largo– se produjo en pleno corazón comercial de la avenida Cabildo, entre Olazábal y Mendoza. Según contaron después los vecinos, el estruendo se escuchó pasadas las 23. Ayer, con los escombros sobre la vereda, el encargado de la galería declaró que en los días previos no se veían daños en la estructura que podían prever que la marquesina se cayera de esa forma, tan abrupta y asumió que podría haber ocurrido “una tragedia”. Apenas, contó, se veían algunas maderas que “estaban medio podridas, pero nada significativo”.

Tradicional-Janeiro-Cabildo-Olazabal-Mendoza

Los vecinos hablaban ayer de milagro. “Cabildo era famosa por sus galerías, y hoy se vienen abajo. Y no las mantienen”, se quejó Marta Giovanni, vecina de Belgrano desde hace 60 años. “Esta era una de esas dónde veníamos a comprar a fines de los 60, eran paseos que competían en calidad con Santa Fe, o Florida”, sumó. “La historia de las galerías es la historia de Cabildo, con las crisis se vinieron abajo, pero ahora están funcionando bien, el tema es que las mantengan, y que cuiden que esto no ocurra”, agregó Luis Bandó, comerciante de la zona.

Los vecinos fueron los que dieron aviso a Emergencias de la Ciudad para que trabajaran en el lugar. El personal del Ministerio de Ambiente y Espacio Público porteño llegó por la mañana. El subsecretario de Espacio Público, Patricio Di Stéfano, estuvo en el lugar y apuntó a las obras y a los propietarios. “La responsabilidad es de ellos, no tenían permiso, ni había presentado solicitudes para tener una marquesina de este tamaño”, detalló.

Y agregó: “Cedió la mampostería, la estructura. Los propietarios estaban haciendo una refacción sobre el techo y por eso ahora estamos investigando las razones por la cual se cayó el cartel. Lo que es evidente es que fue por falta de mantenimiento ”, declaró el funcionario.

Durante la mañana la galería estuvo cerrada y los operarios de Espacio Público trabajaron para remover los restos. En el lugar, el encargado contó que el lugar suele llenarse de día. Y dijo que fue un alivio que el derrumbe ocurriera de noche cuando no había nadie en la vereda. Incluso, destacó, frente a la entrada hay paradas de colectivos de las líneas 184 y 168, que suelen “concentrar a mucha gente y tener filas largas”.

Fuente: www.clarin.com
Link: Ver Nota

Por problemas en la caldera un edificio vibró y generó pánico entre los vecinos

El hecho sucedió en la madrugada del domingo en San Juan 730. Descartaron una fuga de gas y atribuyeron los ruidos y temblores al encendido del equipoEl edificio vibró por unos 15 minutos

Los vecinos del edificio de San Juan al 730 de San Miguel de Tucumán pasaron un momento de miedo durante la madrugada del domingo, cuando alrededor de las 2:30 escucharon un fuerte ruido y sintieron cómo el inmueble de siete pisos vibró por unos 15 minutos.

El temor ante los ruidos y temblores llevó a que los habitantes abandonaran sus hogares y salieran del edificio corriendo por las escaleras y pasillos para llegar rápidamente a la calle, según informó el diario La Gaceta.

En el lugar se hicieron presentes los Bomberos, la Policía, personal de Defensa Civil y un operario de la empresa proveedora de gas, Gasnor, que cortó el suministro colocando un precinto en la llave de gas.

Una vez superado el pánico, los vecinos volvieron a los hogares. Al día siguiente, volvió el encargado al inmueble y recriminó a los habitantes por haber hecho “semejante escándalo” por los ruidos y las vibraciones. El hombre, además, rompió el precinto con el que la empresa de gas había sellado la llave de paso.

Sin embargo, la historia se repitió alrededor de las 15 del domingo, cuando las vibraciones se volvieron a sentir. Los vecinos nuevamente abandonaron sus hogares asustados y retornó el personal policial y de Defensa Civil.

Según se pudo saber, el origen del problema fue la caldera, ubicada en la terraza del edificio, y que estaba en reparación: algunos vecinos señalaron que el trabajo que allí se realizaba era “clandestino” y que Defensa Civil no estaba al tanto de los arreglos, hechos por la noche.

La situación generó miedo entre los vecinos, ya que les recordó lo sucedido el pasado 6 de agosto en Rosario, cuando explotó un edificio en pleno centro de la ciudad y perdieron la vida 21 personasLa explosión de la caldera fue una de las hipótesis iniciales de las causas de los ruidos y temblores, rápidamente descartada.

Fuente: www.primerafuente.com.ar
Link: Ver Nota

Nuevos ascensores de mínimo consumo

Una flamante generación de elevadores acumula energía con su propio movimiento y aguanta los apagones.

proyectar-ascensores_CLAIMA20130809_0197_8

En Europa, se acaba de presentar un elevador que se enchufa directamente a un tomacorriente de 220 Volt monofásica, como si fuese un lavarropas o cualquier otro electrodoméstico. Al no requerir instalación trifásica, la instalación se simplifica notablemente.

El ascensor Gen2 Switch de Otis solo necesita 500 W de potencia instalada (menos que un microondas) y 1,5 Amper, por lo que supone un ahorro del 80% según estimaciones del fabricante.

El equipo incorpora un sistema de acumuladores que permite que, en caso de corte de energía, el ascensor siga funcionando normalmente por un período prolongado sin alimentación a la red. Eso es posible porque el mismo ascensor genera energía cuando sube vacío o baja cargado (ver infografía). Dependiendo de la carga de la cabina, el motor se comporta como una dínamo transformando la energía mecánica en energía eléctrica por inducción electromagnética, debida a la rotación de cuerpos conductores en un campo magnético. Esa energía se aprovecha para recargar los acumuladores, disminuyendo el consumo eléctrico de la red.

Este elevador, disponible en Argentina sólo a través de importación, ofrece varias posibilidades en cuanto a medidas y configuración y se adapta a cualquier hueco. Está diseñado especialmente para aquellos edificios que fueron construidos sin ascensor y tiene un recorrido máximo de siete paradas (21 metros).

Por otro lado, no necesita sala de máquinas, algo muy conveniente en los casos en que la construcción tiene valor patrimonial. En este punto, vale aclarar que Buenos Aires es la única ciudad del país en la que se exige considerar una sala de máquinas, por lo que este equipo no podría instalarse sin una excepción.

Los elevadores Gen2 poseen una tecnología especialmente desarrollada en la que se reemplazan los tradicionales cables de acero por cintas planas del mismo material y se suprimen los engranajes. Estas cintas son más livianas y durables que los cables y también más flexibles.

Esto último permite un radio de curvatura menor y la utilización de una máquina compacta sin engranajes, que es un 50% más eficiente que una convencional. Al evitar el roce del metal contra metal se consigue un funcionamiento seguro y silencioso.

El mantenimiento también se simplifica. Ni las cintas (recubiertas de poliuretano) ni la máquina (con rodamientos sellados) requieren ningún tipo de lubricante. Y el mismo sistema releva electrónicamente el estado de las cintas constantemente.

Por otro lado, el equipo posee un dispositivo digital de carga y un control de movimiento por frecuencia variable que eliminan los cambios bruscos de velocidad, ofreciendo un arranque y desaceleración suaves. Para seguridad de las personas, en caso de detención de cabina entre plantas, un dispositivo impide la apertura de puertas de la cabina. Asimismo, el ascensor se detiene cuando se abre una puerta de piso sin presencia de cabina.

ESQUEMA-EQUIPO-INTELIGENTE_CLAIMA20130809_0192_14

Por: PAULA BALDO
Fuente: Arq Clarin
Link: Ver Nota

¿Cómo modernizar ascensores?

Durante mucho tiempo los usuarios de ascensores se preocuparon por la modernización estética de los equipos. En la actualidad, por varias razones, ha cambiado la idea de modernización. Si bien resulta estéticamente agradable viajar en un ascensor revestido con materiales modernos, espejos y botoneras atractivos, quienes poseen ascensores en su lugar de vivienda o trabajo priorizan la modernización tecnológica. Los accidentes relacionados con el uso de ascensores, llevaron a la toma de conciencia, por parte de los propietarios, de la necesidad de apuntar a la seguridad en el empleo de los mismos. Por otro lado, el déficit energético que se advierte en las grandes ciudades conduce a la búsqueda de opciones que posibiliten el mejor aprovechamiento de la energía eléctrica en los edificios.

Modernizar un ascensor electromecánico implica su incorporación al mundo de la alta tecnología. Consiste, en líneas generales, en el reemplazo del tablero de control de maniobras (cerebro de la instalación), eliminando componentes electromecánicos; la sustitución de botoneras exteriores e interiores, por indicadores de posición con lectura de información y de fallas; el recambio completo de las instalaciones eléctricas del ascensor y la posibilidad de adicionar una amplia gama de accesorios acorde a los gustos y necesidades de los usuarios. De esta forma, un viejo ascensor puede convertirse en uno con las mejores prestaciones de servicio y confort de viaje.

En líneas generales, el control de maniobras electrónico es el conjunto de piezas integradas que interviene sobre el motor eléctrico haciendo que el ascensor se desplace, administrando las llamadas exteriores e interiores. El nuevo sistema, basado en placas electrónicas compuestas por microprocesadores de última generación, reemplaza a los antiguos tableros de control electromecánicos, compuestos por piezas que ya no se fabrican y cuyos repuestos son elementos cada vez más difíciles de encontrar en el mercado. Estos equipos electrónicos proporcionan múltiples beneficios, los más apreciados son:

· Reducción de la tasa de asistencia técnica por fallas.
· Disminución de gastos por reparaciones ya que contienen menor cantidad de piezas.
· Reducción del consumo de energía eléctrica a través del uso racional de los equipos por programación.
· Menor tiempo de espera del usuario al aplicarse tecnología inteligente.
· Incremento de la vida útil de los componentes instalados por no contener partes mecánicas.
· Mejora de la nivelación de la cabina en los pisos gracias a elementos modernos de detección del coche en el recorrido.
· Mayor confort de viaje con la adaptación de equipos de frecuencia variable.

La automatización del ascensor alcanza mayor grado de excelencia a través de un sistema de control y frecuencia variable adosado al tablero de comando electrónico. Este innovador equipo permite obtener el máximo rendimiento del grupo tractor con total dominio sobre el mismo; su tecnología de punta otorga un alto confort de marcha y nivelación exacta en pisos bajo cualquier condición de carga, asegurando el acceso y salida sin riesgo para los usuarios. Los pasajeros apreciarán mejoras en el confort de viaje, nivel de ruido, eficiencia del motor, nivelación, aceleración y desaceleración. Este sistema puede aplicarse a elevadores de distintas capacidades de carga y velocidad, y varios ascensores en batería, logrando un mayor cuidado y vida útil de los componentes mecánicos de tracción, ya que el frenado y la nivelación son producidos totalmente por el variador de frecuencia. Además, el consumo eléctrico se reduce como consecuencia de la menor corriente de arranque, menor calentamiento del motor y menor consumo de potencia; asimismo la baja emisión de calor permite eliminar la ventilación forzada del cuarto de máquinas, reduciendo los niveles de ruido notablemente.

El paso de los años se deja notar en la estética del ascensor, pero también afecta a la funcionalidad y seguridad de la instalación; por ello, la decisión de modernizar los equipos elevadores debe responder a razones técnicas, evaluadas para cada caso por personal cualificado. De esta forma, mediante una adecuada modernización, el ascensor ofrecerá los mismos niveles en prestaciones, fiabilidad y seguridad de uno nuevo, además de una renovada estética y adecuación a la normativa vigente.

Por Rubén García, miembro de FACARA (Federación de Asociaciones y Cámaras de Ascensores de la República Argentina)

Más información en www.facara.com.ar
Fuente: www.revistavivienda.com.ar
Link: Ver Nota

Entradas antiguas » 
LiveZilla Live Chat Software