Los habitantes de Palermo, los más molestos por los ruidos

Por la concentración de bares, restaurantes y boliches, esta zona lidera el ranking de reclamos de vecinos, según estadísticas de la fiscalía de la ciudad; lo siguen Balvanera y Caballito


En el canal CN23 el informe #RuidosMolestos Con la participacion del Perito Arquitecto Teodoro Rubén Potaz de Peritajes Edilicios / Arquitectura Legal / Acustica Legal. Para ver mas videos visite nuesto canal en youtube

Agustín es ingeniero industrial y vive en Palermo. Todas las mañanas debe levantarse a las 5.30 para llegar puntual a su trabajo, en Escobar. Pero hace meses que no duerme bien y casi siempre se retrasa. El infalible ladrido del caniche de su vecina, que comienza a las 23, se adueñó de sus pocas y preciadas horas de sueño. Y también de su paciencia? Por eso, no tuvo más remedio que denunciarla por ruidos molestos.

Este y otros casos, como el volumen alto de la música, una “previa” entre amigos en una casa, un gimnasio o el patio de una escuela, un músico que toca la batería y hasta un viejo aire acondicionado son los ruidos más comunes que perturban la vida de los porteños, y que los llevan a hacer una denuncia.

Según datos del Ministerio Público Fiscal de la ciudad, se registraron el año pasado 7008 denuncias por ruidos que perturban. Palermo, con 1326 presentaciones, encabeza el ranking, seguido por Balvanera (449) y Caballito (435). Eso sí: sólo el 15 por ciento de las denuncias encuentran una solución en la justicia porteña. El resto se desestima.

Los ruidos molestos están incluidos dentro de Código Contravencional, cuya aplicación es competencia de la Ciudad. Según indica el artículo 82, hay distintas penas para los infractores. La ley especifica: “Quien perturba el descanso o la tranquilidad pública mediante ruidos que por su volumen, reiteración o persistencia excedan la normal tolerancia es sancionado con uno a cinco días de trabajo de utilidad pública o multa de 200 a 1000 pesos. Cuando la conducta se realiza en nombre, al amparo, en beneficio o con autorización de una persona de existencia ideal o del titular de una explotación o actividad, se sanciona a éstos con multa de 600 a 10.000 pesos”.

Consultado el Ministerio Público Fiscal sobre cuántos vecinos debieron pagar una multa, no pudieron precisar esa información.

La cantidad de casos denunciados el año pasado duplicó las 3278 presentaciones que se hicieron en 2009. Debido a la acumulación de bares, boliches y restaurantes, Palermo concentró el 19% de las denuncias de toda la ciudad.

“Los conflictos por ruidos molestos están muy latentes en la Capital. En 2013 ocuparon más del 25% del total de las faltas contravencionales. Y a lo largo de los años el número de denuncias va en ascenso”, aseguró a LA NACION Matías Michienzi, fiscal porteño de primera instancia, especialista en medio ambiente.

Silvia Cabeza, presidenta de la asociación civil Oír Mejor, explicó que los porteños están expuestos a “peligrosos” niveles de ruido. “Los vecinos deben soportar todo tipo de ruidos molestos. Los reclamos más comunes son contra bares y restaurantes, ya que en el verano suelen sacar parlantes a la calle o poner música en terrazas a todo volumen. En zonas como Palermo o Cañitas, donde los vecinos conviven con la actividad gastronómica y bailable, hay niveles de ruidos intolerables. No alcanza ni con cerrar las ventanas”, dijo Cabeza.

Precisamente, en los meses de noviembre y diciembre de 2014 se registró mayor cantidad de denuncias, con 734 y 741 presentaciones, respectivamente. Además, en esos 61 días se concentró el 21% de denuncias.

Edgardo vive en un segundo piso en la calle Fitz Roy, a metros de Honduras, en Palermo, una calle repleta de bares y boliches. “Nací acá y no veo la hora de mudarme. Los ruidos son insoportables. Si no cierro las ventanas y prendo el aire acondicionado, no duermo. El verano siempre es un caos. No tanto por la música, sino por la gente que habla muy alto; que se agrupa en cualquier lado y se la pasan gritando. Los comerciantes tampoco ayudan. Anoche sufrí una guitarreada hasta las 7. No hago la denuncia porque creo que nada va a cambiar”, comentó.

Irene González también es vecina del barrio más conflictivo de la ciudad; vive en un departamento en la planta baja, a una cuadra de plaza Armenia: “Los fines de semana se hace muy difícil dormir. Al ruido de los bares y boliches se le agrega el de la gente que se reúne en las calles. Hace tiempo que esto cambió. Los vecinos ya nos acostumbramos al bullicio, pero es cada vez peor. Nunca me animé a hacer una denuncia”.

LA MAYORÍA SE DESESTIMA

El desenlace más común de estas situaciones es que la Justicia desestima las denuncias por falta de elementos probatorios. Según el Ministerio Público Fiscal, en los últimos cuatro años, más del 85% de los casos no prosperaron. Y el resto se definió en mediaciones y en juicios abreviados.

“Las denuncias se desestiman porque el conflicto se soluciona rápido entre los vecinos o bien porque no hay pruebas claras. En muchas ocasiones los vecinos no continúan con las actuaciones. Según la ley, tiene que haber una ratificación por parte del denunciante y eso muchas veces no ocurre porque el conflicto ya cesó”, indicó el fiscal Michienzi.

Los procesos de estas denuncias suelen ser cortos. Las mayoría de las causas por ruidos molestos que no son desestimadas finalizan antes de los primeros seis meses de proceso.

Pese a todo, hay quienes que todavía sostienen que ante este tipo de problemas es mejor “dialogar” con los vecinos antes que dirimir la discusión en la Justicia.

UN VECINO QUE GANÓ SU BATALLA

Vive a metros de la AU 25 de Mayo y sufre el caos vehicular

Pedro Barragán. Vecino de Constitución

Barragán vive en la calle Luis Sáenz Peña al 1200, en un sexto piso, a 50 metros de la autopista 25 de Mayo. Tras 14 años de reclamos por el nivel de los ruidos que provienen de la autovía 25 de Mayo, días atrás, la justicia porteña obligó a la empresa Autopistas Urbanas Sociedad Anónima (AUSA) a presentar un estudio de impacto ambiental y un plan de adecuación para realizar las obras necesarias para reducir los ruidos que emiten los más de 100.000 autos que recorren la autopista diariamente. Así, el vecino podrá tener su recompensa: dormir tranquilo.

VARIAS OPCIONES PARA CANALIZAR LOS RECLAMOS

Para denunciar ruidos molestos en la ciudad, los vecinos cuentan con diferentes mecanismos.
Una posibilidad es realizarla en forma presencial. Los interesados pueden acudir a cualquiera de las 12 unidades de orientación y denuncia diseminadas en distintos barrios porteños, donde serán atendidos por un funcionario del Ministerio Público Fiscal.
Por vía telefónica, está disponible la línea gratuita 0800-333-47225.
También se puede reclamar por correo electrónico, a la casilla denuncias@jusbaires.gov.ar
Otro medio es el sitio www.fiscalias.gob.ar “denuncia-en-linea”; en este caso, se pueden adjuntar archivos de audio que expongan los ruidos.

Fuente: www.lanacion.com.ar
Link: Ver Nota

Causa derrumbe trágico: Ordenan una prórroga extraordinaria a la instrucción

La jueza de Instrucción Nº6, Graciela Ferreyra la dispuso por 30 días. En ese lapso, la causa se cerrará para una larga lista de personas y se avanza hacia el juicio oral a tres imputados: Elías Cohen, Marcelo Mayer y Walter Bruqueta

muerte-obreros-22-00

En horas de la mañana de este miércoles, se conoció que la Justicia correntina ordenó la prórroga extraordinaria a la instrucción por un lapso de treinta días en la causa que investiga la muerte de ocho obreros en una obra en construcción, en 2012.

La noticia fue confirmada por el abogado querellante en la causa, Ernesto Tito González. “Lo que hace la juez es cumplir lo que hasta ahora ha quedado firme respecto de todos los acusados”, precisó el profesional de las leyes en contacto con la emisora radio Dos.

González explicó que en aquella oportunidad, cuando la jueza de Instrucción Nº6, Graciela Ferreyra procesó a varias personas, todos los defensores plantearon recursos y la Cámara de Apelaciones solo confirmó el procesamiento de tres de los acusados que son: Elías Cohen, Marcelo Mayer y Walter Bruqueta.

No obstante, el abogado explicó que la Cámara dictaminó, además, dos cosas fundamentales La primera, es respecto a William Carlos Mayer, que lo desvincula a la causa y otro es que modifica la calificación dada por la juez y lo que la Cámara dejó firme; es el delito de estrago culposo.

“La juez actuó correctamente, no tiene otra alternativa porque los superiores así lo marcaron. Estamos con recurso de queja con respecto a uno de los imputados. Lo que la jueza está haciendo es tratar de avanzar hacia el juicio oral solo respecto a los tres imputados, por el delito de estrago culposo”, explicó.

“En treinta días la causa se cierra definitivamente para todos y la continuidad para estos tres, para nosotros la causa no está cerrada respecto al escribano Mayer y creo que voy a plantear un recurso de apelación en contra de esta resolución en el punto referente exclusivamente a su persona”, finiquitó.

Fuente: www.corrienteshoy.com
Link: Ver Nota

Ruidos molestos: el 85% de los reclamos no se sanciona

[audio:http://blog.acusticalegal.com.ar/wp-content/uploads/2015/02/potaz_mite_editado.mp3|titles=Teodoro Potaz – Encendidos en la Tarde – Radio Mite]
Audio del programa “Encendidos en la Tarde”, por Radio Mitre. Con la participacion de TEODORO RUBEN POTAZ, titular de Peritajes Edilicios. Para ver escuchar mas audios visite nuesto canal en youtube.

Hay casi 20 denuncias por día. Los boliches de Palermo, el tránsito del centro y los shows en clubes, al frente de las quejas. Además de fastidio, provocan graves riesgos para la salud.

Entre bocinazos y motores de los autos, el bullicio, los circuitos gastronómicos y zonas muy transitadas, los porteños muchas veces quedan expuestos a niveles de ruido mayores a lo tolerables. A veces, esto termina en la Justicia: el año pasado hubo casi 20 denuncias diarias por ruidos molestos, y aunque el 85% de las causas no se sanciona, la tendencia se sostiene y hasta parece ir en aumento.

Los datos pertenecen a la Fiscalía General de la Ciudad. El año pasado, los vecinos presentaron 7.008 denuncias. Aunque un poco menos que en 2013, cuando entraron 7.751 expedientes, en los últimos años la cantidad fue creciente: en 2009, habían sido tramitadas sólo 3.278 causas. De hecho, si se comparan las denuncias ingresadas en enero contra las del mismo mes del año pasado (481 contra 430) el salto fue del 12%.

A la cabeza de las denuncias estuvo la Comuna 14, que comprende al barrio de Palermo. Sus 1.326 expedientes significaron el 18,9% del total recibido. Allí el foco es claro: la mayor cantidad de las denuncias son por el griterío de los bares, restaurantes y boliches, en sitios como Plaza Serrano y otros.

En 2013, por ejemplo, el 43,2% de las denuncias habían sido contra este tipo de establecimientos.

La segunda con más denuncias fue la Comuna 1, que abarca los barrios de Constitución, Monserrat, San Telmo, Retiro, San Nicolás y Puerto Madero. Aquí los factores son diversos, desde el ruido que provoca el tránsito en Constitución o Retiro hasta el que causa el Microcentro, donde además el año pasado hubo varias obras públicas que sumaron volumen.

La tercera fue la Comuna 13, de Belgrano, Colegiales y Núñez. Es una zona densamente habitada y con mucho tránsito en algunas avenidas y centros comerciales, y está uno de los focos de conflictos históricos: la cancha de River, con sus partidos y recitales, que siempre motivó quejas por ruidos. Aunque el año pasado no hubo espectáculos en el Monumental, en breve sí sumará quejas.

De acuerdo al artículo N° 82 del Código de Contravenciones, los responsables de generar ruidos molestos pueden sufrir un castigo de uno a cinco días de trabajos de utilidad pública o multas de $ 200 a $ 1.000. En caso de que se trate de un establecimiento comercial, la sanción puede ir de $ 600 a $ 10.000. Sin embargo, un 85% de las causas iniciadas no terminan en condenas, o se resuelven en una instancia de mediación. El tema es que el vecino debe ratificar la denuncia y no siempre van hasta la fiscalía a hacerlo. En otros casos, el problema se resuelve entre las partes, o bien se trató de un único episodio de ruidos y por lo tanto la causa queda en la nada. “Gran parte de las denuncias telefónicas que se reciben en el 0800-33FISCAL son resueltas de inmediato con la intervención de un fiscal para buscar una solución pacífica”, señaló el Fiscal General de la Ciudad, Martín Ocampo.

“De jueves a domingo son los peores días, hay chicos alcoholizados y gritando hasta la madrugada.

Se juntan en la plaza y dejan todo sucio. Hay tantos bares y boliches por acá que es imposible encontrar tranquilidad”, se quejó Jorge Verdi, que vive cerca de Plaza Serrano.

Otra vecina, Graciela Estévez, agregó: “Conozco vecinos que hicieron denuncias porque, la verdad, se vuelve imposible vivir así”.

Pero el ruido no es sólo el fastidio sino los posibles perjuicios para la salud. “La Organización Mundial de la Salud afirma que el límite tolerable de ruido es de 70 decibeles.

Por encima, y según el tiempo de exposición, pueden comenzar los daños irreversibles a las estructuras internas del oído. Antes de llegar a la pérdida de audición, hay otros síntomas, como cuando sentimos silbidos o zumbidos, el oído tapado o cuando nos cuesta escuchar en un ambiente ruidoso. Ahí hay que consultar con un especialista”, explicó Mónica Matti, Gerenta de Formación y Calidad de GAES Centros Acústicos.

Comuna 14
Palermo 19,2%
La de mayoría de quejas por ruidos molestos. La cantidad es proporcional a los bares y boliches del barrio, con bochinche hasta la madrugada

Comuna 1
Constitución, Centro 12,7%
La segunda con quejas: se mezclan los embotellamientos de tránsito con bocinas, las obras y la gran densidad de gente en las calles.

Comuna 13
Belgrano, Núñez 8,2%
La que ocupa el tercer lugar.
Son barrios muy poblados y la proximidad del estadio de River suma quejas por los partidos y los recitales

Fuente: Clarin
Link: Ver Nota

Villa Crespo: se derrumbó parte del frente de un gimnasio

No hubo heridos en el incidente. Se trata de un local de Megatlon, en avenida Juan B. Justo al 2600.

B2sXCzKIcAAabp_

Parte del frente de un gimnasio se derrumbó en Villa Crespo: no hubo heridos. El local pertenece a la cadena Megatlon, ubicado en avenida Juan B. Justo 2650.

Cuando sucedió el hecho, el gimnasio estaba cerrado. Enseguida, se presentaron los bomberos y el SAME para trabajar en el lugar del incidente.

La caída del techo destruyó las motos que estaban estacionadas en la vereda.


En el canal C5N el informe #BalconesPeligrosos. Con la participacion del Perito Arquitecto Teodoro Rubén Potaz de Peritajes Edilicios / Arquitectura Legal / Acustica Legal. Para ver mas videos visite nuesto canal en youtube

Me sorprendió el estruendo. Es un gimnasio remodelado hace muy poco, es un club de primer nivel. Me llama la atención lo que ocurrió“, dijo un vecino a TN.

Fuente: TN
Link: Ver Nota

Otro #DíaDeFuria: un hombre disparó contra sus vecinos por problemas en la medianera

El hecho ocurrió en la localidad bonaerense de Garín. El agresor, al que apodan Gordo Mario, se encuentra prófugo.

Un sujeto baleó el martes por la noche a sus vecinos luego de las constantes discusiones que tenían por problemas en la medianera. El hecho ocurrió en la esquina de las calles Jujuy y Tomás Márquez, en Garín, cuando un llamado al 911 alertó a la policía del insólito episodio.

Cuando llegaron los efectivos, encontraron a dos personas con heridas de arma de fuego. Fueron trasladados Hospital de Escobar. Los médicos informaron que la vida de los pacientes no corre peligro.

El “Gordo Mario”, el agresor, se dio a la fuga y es buscado por las autoridades.

Fuente: www.minutouno.com
Link: Ver Nota

De milagro no pasó una catástrofe

Construían un complejo de departamentos al lado de su casa y le tiraron la medianera. Ocurrió en Carlos Paz.

b_800_600_0_00___images_stories_10-14-Octubre-2014_derrumbe_IMG-20141008-WA0009

El negocio inmobiliario crece a gran escala en la Villa Serrana. No sólo en la zona céntrica, sino también en los barrios, como en este caso, en Santa Rita.

Un complejo de departamentos comenzó a construirse en calle Becker. Cavaron el pozo y más tarde llegó el turno de las cocheras subterráneas. Sin embargo, de milagro, no ocurrió una catástrofe.

Debido a errores en la construcción de las cocheras subterráneas, la medianera de la casa de la familia Fuentes se vino abajo. “Dañaron muchas cosas“, comentaron los damnificados. Para colmo, de milagro, no rompieron el caño de gas, lo que podía haber significado una catástrofe.

Hasta el momento, la empresa constructora se está haciendo cargo de todos los gastos. Sin embargo, el susto no se lo paga nadie a los vecinos. Una desgracia con suerte para la familia Fuentes.

Fuente: www.carlospazvivo.com
Link: Ver Nota

Conflictos entre vecinos: desde filtraciones y rajaduras hasta molestos canarios cantores

La difícil convivencia urbana plantea todo tipo de problemas. Medianeras que no se respetan y fuertes ruidos, a la cabeza.

graf15

El piar de un canario puede ser una de las melodías más dulces que regala la naturaleza, pero si el mismo pájaro se desgañita cantando en horarios en los que descansan los vecinos, puede llegar a despertar literalmente “instintos asesinos”. Eso es lo que ocurrió tiempo atrás en un barrio platense y desató un verdadero cruce entre vecinos en el que incluso se escuchó decir que si no acallaban al minúsculo cantor, iban a hacer que su pico se cerrara para siempre. Afortunadamente, el problema se pudo solucionar en la Dirección de Mediación de la Comuna y forma parte de los 1684 planteos que se atendieron en los últimos diez meses.

Los conflictos que se originan entre vecinos constituyen una temática sensible porque llegan a alterar la convivencia y por eso quienes estén interesados en solucionarlo, cuentan con un espacio para resolver sus problemas a través del diálogo, de forma gratuita y sin llegar a instancias judiciales.

Pablo Márquez, al frente de la dependencia comunal, asegura que el 50 por ciento de las discordias entre vecinos se origina por cuestiones vinculadas a la medianera.

Se ven muchas peleas por esa razón, se desconoce la reglamentación y se discute quién es el dueño de la medianera; algunas tienen 80 años y fueron construidas por abuelos de los actuales propietarios y cuesta que las partes entren en razones”, dice el funcionario.

Esos problemas también se observan en la propiedad horizontal; en la mitad de esos casos los damnificados denuncian perjuicios edilicios provocados por pérdidas de agua o árboles que rompen la pared.

“También hay casos que parecen insólitos -explica el funcionario-. Entre las denuncias hay 100 exposiciones de personas a las que se les manchó la ropa con cloro por personas que baldeaban en edificios”.

Entre todas las historias también acude a la memoria del mediador el caso de una madre que paseaba a su bebé en el cochecito cuando se vio sorprendida por un baldazo de agua con cera que le cayó de un décimo piso.

Le querian matar al canario
Pero de todos los planteos, el que se recuerda como uno de los más atípicos fue el del canario cantor: su dueña acudió desesperada para denunciar que querían matar a su mascota.

Por otro lado, los vecinos de la mujer plantearon en la oficina que estaban desesperados por el potente canto del pájaro, un sonido que traspasaba la medianera y “perforaba” sus tímpanos hasta despertarlos o desconcentrarlos de sus actividades.

“El canario cantaba cada vez que su dueña llegaba a la casa. Entonces decidimos entregar el pájaro a una asociación de canaricultores para que lo entrenara para cantar solamente cuando se lo ponía en determinados lugares, esa fue la manera de devolverle el ave a la dueña y que no molestara a nadie”, aclara el funcionario y agrega que en la oficina se comprometen a ser garantes de la mediación, observar los elementos que sirven para recomponer la situación y, de esa manera, evitar que la gente se enoje.

“Hablemos, es nuestra consigna y en eso trabajamos”, continuó el funcionario.

El proceso, paso a paso
Las denuncias se hacen a través del 0800-999-5959 de lunes a sábado de 8 a 20. A través de esa línea telefónica se exponen las circunstancias que dificultan la relación con el vecino y que de alguna manera perturban la armonía del barrio.

El servicio cuenta con un equipo interdisciplinario de mediadores comunitarios, encargados de acercar a las partes a fin de lograr un acuerdo conciliatorio.

Los conflictos que la mediación puede ayudar a resolver son de naturaleza vecinal como problemas de medianeras, humedad, ruidos molestos, ocupación de veredas. Pero también funciona la Oficina Municipal de Inquilinos y Consorcistas, encargada de mediar en los conflictos entre inquilinos, propietarios e inmobiliarias.

Esa oficina permite el tratamiento especializado de problemáticas como el cobro indebido de la expensas, su desregulación y otros que surgen por ejemplo de casos en los que sin dar el final de obra de los edificios ya se cobran. Desde diciembre a la actualidad se registraron unas 600 denuncias vinculadas al tema.

Según se informó, el resto de los problemas denunciados se dan por animales domésticos que producen ruidos molestos como ladridos o como consecuencia de la falta de higiene porque sus dueños no limpian sus desechos.

Otras quejas están vinculadas a ruidos causados por trabajos a deshora o en lugares donde viven personas jóvenes, por la música a volúmenes inadecuados. También raíces de un árbol que levantan la vereda o enredaderas que traspasan la propiedad aledaña.

En todos los casos se busca a través de la mediación bajar los decibeles del encono y que haya una instancia de diálogo. Se estipula un plazo, que por lo general es una semana hábil.

Primero se llama al vecino que denuncia el conflicto; luego al vecino cuestionado y se habla de llegar a un acuerdo, en lugar de mencionar el término “castigo”.

“A veces se trata de conflictos viejos, como si fueran capas sobre capas y nosotros los reunimos para buscarle la vuelta y que se resuelvan los problemas anteriores, les remarcamos que van a seguir siendo vecinos”, agrega Márquez.

Muchos problemas se abordaron en la sede central de la Dirección de Mediación Comunitaria y Vecinal – calle 47 N° 889 entre 12 y 13 -, aunque también hay otras 12 oficinas similares en delegaciones comunales y algunos clubes.

MediaciOn en el Colegio
La mediación es una instancia para resolver conflictos que en el Colegio de Abogados de La Plata se aplica desde 1999. Si bien el servicio se suspendió durante un tiempo, en 2003 se retomaron las actividades – ver aparte -.

“El Centro es anterior a la Ley de Mediación de la Provincia, se atienden distintas problemáticas menos mediación penal o en los casos en los que interviene el Estado”, explica la abogada Rosario Sánchez, responsable de ese Centro.

Se creó el centro, distintos tipos de casos, menos mediación penal, tampoco donde el estado interviene. Los casos más usuales por los que se recurre a ese Centro de Mediación son los relacionados a la familia. Se plantea problemas por alimentos, régimen de tenencia o de visita. También se analizan problemas laborales como diferencias en indemnizaciones por despido o diferencias salariales. Tampoco son menores las cuestiones conflictivas entre vecinos.

En todos los casos, el órgano judicial competente interviene con posterioridad.

Otras causas de mediación son las cuestiones civiles por ejemplo cuando se produce un accidente de tránsito o se está ante un supuesto caso de mala praxis.

En estos temas la mediación es obligatoria antes de pasar a una instancia judicial.

“Para las mediaciones nos regimos por un reglamento, la última modificación la hicimos en 2012 cuando la Provincia dictó la Ley de Mediación”, agrega la abogada.

En relación a la cantidad de casos que se atienden se informó que se realizan entre 10 y 15 mediaciones mensuales.

Fuente: www.eldia.com.ar
Link: Ver Nota

El hombre de al lado, la pared que desata la guerra

El hombre de al lado”, es una película que aborda el conflicto entre vecinos como un problema que durante todo el desarrollo de la trama parece no tener fin.

Una simple pared medianera es el disparador que divide dos mundos.

De un lado Leonardo (Rafael Spregelburd), prestigioso diseñador que vive en la casa Curutchet realizada por Le Corbusier. Del otro lado Víctor (Daniel Aráoz), vendedor de autos usados, vulgar, rústico y avasallador. Un hombre que decide hacer una ventana para tener más luz, y ahí empieza el problema: cada uno toma conciencia de la existencia del otro.

La comedia dramática se estrenó en 2009 fue dirigida por Mariano Cohn y Gastón Duprat y protagonizada por Rafael Spregelburd y Daniel Aráoz.

Por el claro reflejo del conflicto fue nominada a los Premio Goya como Mejor película extranjera de habla hispana.

Fuente: www.eldia.com.ar
Link: Ver Nota

Que cueste lo que cuesta

La Justicia revocó una sentencia en la que, para calcular el costo de construcción de una medianera, se utilizó el coeficiente de depreciación Ross Heidecke. Los jueces consideraron que con ese cálculo se depreciaba la mano de obra utilizada.

En los autos “Fidurban S.R.L. c/ Consorcio de propietarios Arenales 3644 s/ consignación”, los integrantes de la Sala B Cámara Nacional de Apelaciones en lo Civil, compuesta por Mauricio Mizrahi, Claudio Ramos Feijóo y Omar Díaz Solimine, determinaron que el uso del coeficiente Ross Heidecke y la norma IRAM 34.869 representaban una desventaja a la hora de calcular el valor de la construcción de una medianera, tal como lo expresara en su queja el demandante reconviniente.

Esta forma de calcular la antigüedad y el valor de una construcción se volvió arcaica debido a los avances que hubo tanto en el ámbito de la construcción como de la ingeniería civil en torno a los coeficientes que determinan el valor de estos elementos. La llegada del hormigón armado provocó que este valor comenzara a caer en desuso.

Por este motivo, los jueces aceptaron la reconvención de la demanda al entender que, de lo contrario, se estaría dejando de lado, y depreciando al mismo tiempo, el valor de la mano de obra a la hora de la construcción de la medianera.

En su voto, Ramos Feijóo señaló que “el depreciador de Ross tiene el inconveniente que ‘aunque propuesto por la mayoría de la bibliografía argentina para inmuebles, no hemos encontrado en ella la cita explicita de la fuente ni aparece obra alguna de Ross en las bibliotecas públicas o privadas a las que tuvimos acceso’”.

“Por su parte ‘el libro de Heideck que habría dado origen a este depreciador no nos ha sido posible consultarlo, pues el único ejemplar de cuya existencia tenemos constancia, el de la biblioteca de la Facultad de Ingenieria de la Universidad de Buenos Aires, fue robado. Scarano lo cita en una comunicación a la Primera Convención Nacional de Tasadores del Banco Hipotecario Nacional: ‘La Tasación de Inmuebles e Instalaciones Industriales (escrito en alemán), Erich Heideck, Springer, Berlín, 1935”, recordó el magistrado.

El camarista explicó que “la acotación trasciende lo meramente bibliográfico: solo la consulta a fondo del libro permitiría discernir hasta qué punto el ingeniero Heideck es responsable del torpe manejo que, de su criterio, han hecho los tratadistas argentinos. Desde ya que no todos:una vez más Chandías es la honrosa excepción, pues vino advirtiendo desde 1954 contra el ‘criterio Heideck’”.

El vocal aseguró que, “en Venezuela el porcentaje unitario de sobredepreciación de Heideck se sumaría al de Ross, con lo cual resulta aplicado sobre el valor inicial y no sobre el valor ya depreciado por edad. Aparece así una paradoja: tal suma puede superar el 100%, con lo cual la depreciación sería mayor que el valor inicial”.

“Pero como ocurre con las paradojas, el absurdo es aparente, porque en el fondo está indicando que la ruina real se alcanza antes de que haya transcurrido el total de la vida útil nominal, lo cual es precisamente lo que ocurre cuando aparecen estados de conservación indicativos de regímenes de uso riguroso. Interesa señalar que los venezolanos utilizan el criterio Heideck de manera diferente a como lo hacen los argentinos, porque permite sospechar que esta última modalidad no se remonta a la fuente”, añadió el miembro de la Sala.

El integrante de la Cámara añadió que “en su confrontación con la postura de Heideck, el autor citado continúa diciendo, ‘claro que algunos ya propusieron una corrección por estado (como Heideck), pero de una manera tan torpe que la corrección se transformó en una nueva fuente de incoherencias (por ejemplo, según la corrección Heideck, la vida util es independiente de las condiciones de uso, lo cual es un disparate)’”.

“De lo que se trata es de reemplazar la antigüedad por el estado, integrador este último del tiempo y del régimen de uso simultáneamente. No es ajeno a mi conocimiento la encontrada posición que Magnou mantiene con el Tribunal de Tasaciones de la Nación y la de este tribunal con él”, explicó el sentenciante

Fuente: www.diariojudicial.com
Link: Ver Nota

Se hacen más de 30 mediaciones diarias por peleas entre los vecinos

Convivencia. En 2013 realizaron 7.765 y en lo que va del año, 5.822. Son voluntarias y gratuitas, como máximo pueden durar tres meses y permiten resolver el 84% de los casos. Los mediadores son abogados, psicólogos y asistentes sociales.

Un vecino que convirtió su departamento en un taller de artesanías en madera; la señora del quinto que en un monoambiente tiene cinco perros y otros tantos gatos; los chicos de la casa de enfrente que usan un portón como arco de fútbol; la comparsa que ensaya para los carnavales en una plaza; el del último piso, que se construyó un quincho; la familia que abrió un ventanal en la medianera; ese olor a comida que inunda los pasillos del edificio. Como sucede en todas las familias, en la convivencia vecinal es casi imposible que no se generen conflictos. Por eso, las sedes comunales reciben miles de casos que, antes de llegar a la Justicia ordinaria, pueden ser resueltos en una mediación. Durante 2013 se realizaron 7.765 mediaciones, cifra que equivale a más de 30 por día, y hasta agosto de este año, 5.822.

Se trata de un trámite gratuito al que cada vez recurren más vecinos. En los últimos años este método de resolución de problemas creció exponencialmente en la Ciudad: en 2004 se habían realizado 1.783 mediaciones. Y la efectividad también se incrementó: diez años atrás fue del 78,5% y en 2013 alcanzó el 84%.

Según los datos aportados por la Dirección General de Justicia, Registro y Mediación, que depende del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño, en el 73% hubo un acuerdo total, un 6% llegó a un acuerdo espontáneo (cuando el vecino se notificó del pedido de mediación y firma directamente el acuerdo) y el 5% convino un acuerdo parcial. El 16% quedó sin resolución.

Carlos Alberto Fernández Santamarina, jubilado de 68 años, ha concurrido varias veces a la Sede Comunal 1 –que nuclea los barrios de Retiro, San Nicolás, Puerto Madero, San Telmo, Monserrat y Constitución– para convocar a una mediación: “En un momento faltaba el agua en los pisos superiores. Fui a mediación y conseguimos que la administración colocara una bomba presurizadora para subir el agua. Otra vez recurrí porque había propietarios que alquilaban departamentos para turistas. Un día un francés, otro día un inglés, un italiano. Más allá de que la modalidad de pensionado está prohibida en el reglamento, generaba mucha inseguridad porque todos tenían la llave de la puerta principal ”, contó a Clarín. Fernández Santamarina destacó la gestión de los mediadores: “Saben hacer su trabajo.

Son contenedores, hábiles y la verdad es raro que no se llegue a un acuerdo ”, opinó.

En 2013 los conflictos en los consorcios estuvieron al tope de las mediaciones, seguidos por los problemas de filtraciones y humedad y los ruidos molestos. Luego se ubicaron los problemas con las medianeras, con las plantas y árboles, la tenencia de animales y los olores molestos. Por debajo, de esos temas, aparecieron las construcciones precarias y los conflictos en la vía pública.

La mediación comunitaria es puramente voluntaria. Nadie está obligado a participar y, aún si participa y luego no cumple su parte en el trato, no será penado ni multado.

En la Ciudad hay hoy 26 mediadores. Son a bogados, psicólogos, asistentes sociales y sociólogos. Lorena Paola Pitano es una de las mediadoras porteñas. Trabaja en la Sede Comunal 8, que abarca los barrios de Lugano, Villa Riachuelo y Soldati: “Nosotros atendemos a un grupo social con muchas carencias y, debido a las malas construcciones, uno de los problemas más habituales son los ruidos molestos. Desde el mismo momento en que los vecinos acceden a sentarse en una mesa, ya me quedo tranquila. Porque son conflictos que si no se resuelven, terminan en violencia ”, contó a Clarín.

“La mediación tiene que ver con frenar la escalada del conflicto y lograr el perdón del alma, algo que no se logra en la Justicia.

Si dos personas se sientan a dialogar, vamos bien”, indicó la abogada. En su Comuna se realizaron 349 mediaciones durante 2013 y 221 hasta agosto.

“En los últimos años se han introducido cambios importantes: se unificaron los horarios en todas las sedes, se notifica a los vecinos a través de oficiales del Poder Judicial y en los barrios realizamos campañas de difusión”, contó Adrián De Stefano, director del área. “Aún así, son los vecinos quienes mejor promocionan las mediaciones. Lo cierto es que la justicia formal es lenta, costosa y en muchas ocasiones resulta frustrante. Además, no garantiza un resultado favorable al vecino acosado por el conflicto”, indicó De Stefano. Los barrios con mas mediaciones fueron Villa General Mitre, Devoto, Villa del Parque y Villa Santa Rita. Y la sede en la que menos trámites se realizaron fue la de la Villa 31.

Buenos Aires fue pionera en implementar la mediación vecinal en 1997. Ahora ya se utiliza en muchas otras ciudades importantes del interior del país. Lo mejor es el tiempo de resolución: 90 días de plazo máximo.

Fuente: Clarin
Link: Ver Nota