inicio mail me! RSS

Blog de Arquitectura Legal

Blog de Arquitectura Legal y Peritajes Edilicios.

Categoria Problemas Edilicios

Control de fachadas, Un riesgo que sigue latente

La marquesina que se derrumbó había sido inspeccionada hace cinco meses. El control de fachadas queda en manos de arquitectos particulares, pero sólo una mínima parte de los propietarios lo hace. Se presume que hubo un defecto de construcción.

La marquesina de cemento que ayer se desplomó sobre la vía pública y provocó la muerte de una persona había sido inspeccionada en marzo último por un arquitecto contratado por el consorcio del edificio, informó ayer el Gobierno de la Ciudad. Pese a que existe una ley que obliga a los propietarios a realizar ese control, el peligro de que casos como el de ayer ocurra está presente en gran parte de la ciudad: de acuerdo con un informe oficial, sobre 150 mil viviendas que deben controlar el estado de sus fachadas, sólo el 7 por ciento lo cumple. Ahora, la investigación deberá determinar si mediante la inspección se podía detectar lo que aparece como un defecto de construcción: según dos arquitectos consultados por este diario, el bloque de cemento que se derrumbó parece haber sido agregado al edificio luego de construido, ya que, a simple vista, no se observa la presencia de los hierros característicos de una losa de hormigón.

El Gobierno de la Ciudad informó, después de la tragedia, que el consorcio del edificio de Lavalle 1576/78 había presentado el 26 de marzo de este año el informe técnico y el certificado de conservación de fachadas, en cumplimiento de la ley Nº 257. Ese informe lleva la firma del arquitecto Antonio Federico Aguel, contratado por el consorcio. Allí consta que el profesional “concurrió a la propiedad, verificó el estado de los elementos exigidos por la ley 257 y certifica que los mismos se encuentran en buen estado de conservación”. Agrega que “la próxima presentación del informe y certificado se realizará el día 06/02/2018, como lo marca la ley”. Y concluye que, según la inspección, “la marquesina está bien sustentada y conservada, sin deficiencias de fijación y sustentación”. El edificio, que tiene planta baja y once pisos, cuenta con un expediente de finalización de obra de 1961.

Mientras el gobierno porteño intentaba deslindar responsabilidades sobre el hecho, la legisladora María José Lubertino (FpV) lo responsabilizaba por lo ocurrido y apuntaba contra la Agencia Gubernamental de Control. “Han privatizado el sistema de inspecciones y le tiran toda la responsabilidad al profesional. El gobierno debe controlar, mediante profesionales verificadores, las viviendas que no han sido inspeccionadas y si las que se controlaron se inspeccionaron correctamente”, dijo la legisladora a Página/12. “El Estado deja la responsabilidad en manos de los propietarios o del consorcio o del profesional que la presentó”, lamentó.

La ley 257 fue aprobada en 1999 –cuando era jefe de gobierno Fernando de la Rúa–, después de que se produjeron caídas de partes de balcones y cornisas que provocaron daños severos a transeúntes. La norma incorpora a las “obligaciones del propietario relativas a la conservación de la obra”, el requisito de mantener en buen estado “balcones, terrazas y azoteas; barandas, balaustres y barandales; ménsulas, cornisas, cariátides, atlantes, pináculos, crestería y todo tipo de ornamento sobrepuesto, aplicado o en voladizo; marquesinas y toldos; antepechos, pretiles; carteles, letreros y maceteros; revestimientos de mármol, paneles premoldeados, azulejos, mayólicas, cerámicas, maderas y chapas metálicas; cerramientos con armazones de metal o madera y vidrios”, entre otros elementos. “En todos los casos, las tareas de prevención se realizarán con el objeto de evitar accidentes, conservando la integridad de los elementos ornamentales de la fachada”, advierte la norma. Las presentaciones deben hacerse en intervalos que serán menores cuando más antiguos sean los inmuebles. Para el edificio en cuestión, deben ser cada seis años

El defensor adjunto del Pueblo porteño, Atilio Alimena, manifestó que “ahora habrá que hacer las pericias para ver si se corresponde todo lo informado (con la realidad) y determinar la responsabilidad del profesional”. El defensor cuestionó la efectividad de la ley que establece los controles: a partir de un pedido de informes suyo, pudo saber que sobre 150 mil edificios que tendrían que cumplir la norma, en 2011 sólo el 7 por ciento la había cumplido. “El Gobierno de la Ciudad empezó a enviar 1500 intimaciones por mes y mucha gente se ha presentado en la Defensoría diciendo que no podían pagar esa inspección”, comentó a este diario.

Alimena deslizó la hipótesis de que pudo existir “una grieta por la que se filtró agua y produjo corrosión en los hierros, que se cortaron, lo que ocasionó el derrumbe”. Arquitectos consultados por este diario afirmaron, en cambio, que el voladizo de cemento de dos metros de ancho por nueve de largo y más de 20 toneladas de peso probablemente haya sido agregado a la construcción sin los procedimientos constructivos adecuados. “Cuando cede una losa, generalmente el hormigón queda colgando de los hierros. Aquí, directamente, el bloque de cemento se cortó al ras”, observaron.

Por Eduardo Videla
Fuente: www.pagina12.com.ar
Ver Nota

Preocupación después del derrumbe

Se restableció el servicio de gas y las familias evacuadas pudieron volver a sus casas después del mediodía; Macri visitó la obra

Sólo ayer, después del mediodía, los vecinos de la calle Sinclair que tuvieron que abandonar sus casas tras el desmoronamiento frente al pozo de una obra en construcción, pudieron regresar a sus hogares.

Es que, en medio de la tormenta y tras la caída de la vereda y de parte de la calzada, la rotura de un caño de gas había obligado a evacuar la cuadra y a cortar el suministro de la red domiciliaria.

Ante la emergencia, algunos pasaron la noche en casa de familiares. Otros fueron alojados en hoteles por el gobierno de la ciudad. Ayer, mientras de producía el lento regreso a casa, aún perduraba el temor y los recuerdos de lo ocurrido en la cuadra de Sinclair, entre Cerviño y Demaría.

“Parecía que se estaba abriendo la tierra. Fue terrible”, contó Alda, quien vive justo enfrente de la obra.

Como consecuencia del desmoronamiento, una vivienda lindera y muy antigua fue afectada y se temía que la estructura no resistiera.

Alda contó que debió hospedarse en la casa de su hija, a pocas cuadras de allí. “Pasé la noche intranquila y recién pude volver a casa ayer a la tarde. La mujer dijo que el viernes había notado que “algo raro” ocurría en la obra en construcción.

“Me asomé a la ventana y vi que un par de obreros estaban tratando de tapar una especie de grieta con baldes llenos de cemento. Ahora pienso que el derrumbe podría haberse evitado”, dijo.

Sol, otra de las vecinas, contó que estaba cenando con su familia cuando comenzaron a sentir sirenas y ruidos que los inquietaron. Fue allí cuando decidieron asomarse al balcón y se encontraron con la triste realidad.

El piso estaba hundido y el olor a gas era muy fuerte. Enseguida tocó el timbre el portero y nos pidió que desalojáramos el edificio porque había habido un derrumbe. Armamos un bolso lo más rápido que pudimos y nos fuimos a lo de unos amigos”, contó junto a su marido, quien aseguró que alrededor de las 19.30 algunos hombres con casco inspeccionaban un caño de la obra en construcción y parecían muy preocupados.

Sergio, que vive desde hace un año y medio en Sinclair 3026, fue otros de los que debió abandonar su hogar, pero al no tener a dónde ir, pasó la noche junto a otras familias en un hotel de la calle Oro que fue subvencionado por el gobierno.

“Como nos dijeron que en tres horas iba a estar todo resuelto y no fue así, nos quejamos y nos dieron hospedaje”, dijo el treintañero, sorprendido por el desmoronamiento.

“Nadie imaginó que iba a suceder esto. A todos nos llamaba la atención la profundidad que tenía el pozo, pero nunca se nos pasó por la cabeza que podría haber un derrumbe”.

Durante la mañana de ayer, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, recorrió con efectivos de la Guardia Urbana y Defensa Civil la zona del hundimiento, que se produjo en medio de la copiosa lluvia y en donde se estaba construyendo un edificio con cocheras subterráneas.

“La empresa debe trabajar rápidamente para que se puedan restablecer la vereda y la calle, y dar seguridad a la construcción”, según un comunicado difundido por el gobierno porteño.

Macri, que es ingeniero civil de profesión, analizó con los funcionarios, bomberos y técnicos de gas la situación de la calle Sinclair, donde el tránsito permaneció cortado durante todo el día. Según el comunicado, anteanoche se restableció el servicio de gas y de agua, que había quedado interrumpido por el desmoronamiento, sin embargo, la mayoría de los vecinos aseguraron que recién pudieron regresar a sus hogares durante el mediodía.

En tanto, desde la Dirección de Fiscalización y Control del Gobierno de la Ciudad informaron que la obra de Sinclair 3056/72 tenía estado de trámite registrado para demolición total y obra nueva con el número de expediente 309759/11.

También se pudo saber que el arquitecto a cargo de la construcción es César Felipe Tiscornia y que la obra fue inspeccionada por el gobierno en ocho oportunidades desde el 26 de diciembre de 2011.

Cabe aclarar que la última inspección la realizó la Dirección de Fiscalización y control de Obras el 3 de agosto último y el informe del profesional señaló que “no presentaba ningún tipo de anomalía”.

Los peritos especialistas señalaron que “la presión del agua de la lluvia empujó el muro de hormigón de submuración, arrastrando la vereda en su caída y dañando a su vez los caños de agua y gas que estaban debajo de la vereda“.

Luego del incidente, muchos fueron los vecinos que se quedaron alarmados por lo sucedido y preocupados porque los derrumbes son cada vez más habituales.

Me voy a oponer rotundamente a que se siga construyendo acá enfrente. En breve comenzaré a juntar firmas entre los vecinos, lo que ocurrió es muy serio y no podemos permitir que vuelva a repetirse“, dijo con convicción Lila Páiz, quien asegura que muchos fueron los que le comentaron que acercarse a la obra y ver la profundidad de la excavación les daba vértigo.

EL CONSORCIO ES RESPONSABLE

El jefe de la Agencia Gubernamental del Control porteño, Javier Ibáñez, repitió ayer que “la responsabilidad” sobre la marquesina que cayó en la zona del barrio de Tribunales, que provocó la muerte de un abogado de 33 años, “por ley, es del consorcio”.

Ibáñez explicó que lo que se desprendió anteayer en Lavalle 1578, donde funciona la sede de la Obra Social del Personal de Sociedad de Autores y Afines (Ospesa), fue “la losa que estaba revestida por una cartelera“.

El funcionario reiteró que la marquesina estaba “certificada en marzo de este año por un profesional contratado por el consorcio para hacer un relevamiento de su edificio“. “Según el informe técnico del arquitecto, todo los elementos salientes de ese edificio estaban en buenas condiciones. Certificó que estaba en buenas condiciones hasta 2018″, destacó Ibáñez, en diálogo con radio Mitre.

El funcionario expresó: “A pesar del informe del profesional, por algún tipo de cuestiones, se fracturó la losa que provoca el accidente“.

Ibáñez aseveró que el control que hace el gobierno porteño es “el documental que presenta el profesional, porque eso es lo que dice la ley”.

En el accidente, falleció Octavio Pérez Galimberti, de 33 años. Se le cayó la marquesina, cuando buscó refugió debajo del cartel publicitario para protegerse de la lluvia intensa que caía sobre la ciudad.

Por Julieta Paci
Fuente: www.lanacion.com.ar
Link: Ver Nota

 

Losa caída: la Ciudad insiste en que el consorcio es responsable

El derrumbe de la losa de un edificio de la zona de Tribunales ocurrido el viernes es responsabilidad del consorcio , según sostuvo ayer el jefe de la Agencia Gubernamental de Control de la Ciudad (AGC), Javier Ibáñez. La caída de la losa, sobre la que se apoyaba una marquesina, causó la muerte de Octavio Pérez Galimberti, un abogado de 33 años que trabajaba en el Ministerio de Justicia de la Nación.

La responsabilidad, por ley, es del consorcio”, afirmó Ibáñez en declaraciones a radio Mitre. La losa pertenecía al edificio de Lavalle 1578, donde funciona una sede de la obra Social del Personal de Sociedad de Autores y Afines (OSPESA). De acuerdo a Ibañez, estaba “certificada en marzo de este año por un profesional contratado por el consorcio para hacer un relevamiento de su edificio”. El funcionario subrayó que, “según el informe técnico del arquitecto, todos los elementos salientes de ese edificio estaban en buenas condiciones”.

El titular de la AGC dijo que, a pesar de ese informe, por “algún tipo de cuestiones, se fracturó la losa que provoca el accidente”. Y señaló que el control que hace el Gobierno porteño es exigir el documento que presenta el profesional, “porque eso es lo que dice la ley”

Fuente: www.clarin.com
Link: Ver Nota

Vecinos aún no volvieron a sus casas tras el derrumbe

Fueron evacuados anoche por el desmoronamiento que se produjo en una obra en construcción en la calle Sinclair al 300, que generó la rotura de un caño de gas.

El jefe del Gobierno porteño, Mauricio Macri, pasó esta mañana por el lugar donde dialogó con el personal apostado en la zona.

Vecinos de la calle Sinclair al 3000, en el barrio porteño de Palermo, permanecían esta mañana sin poder volver a sus casas y muchos aún no tienen gas tras ser evacuados por el derrumbe que se produjo anoche en una obra en construcción en esa cuadra, que generó la rotura de un caño de gas.

El hundimiento se produjo ayer pasadas las 21, en Sinclair y Cerviño, cuando cedió la tierra de un pozo de grandes dimensiones donde se estaba construyendo un edificio con cocheras subterráneas.

El derrumbe, que sucedió en medio de la lluvia, no produjo heridos porque no había gente trabajando en ese momento ni ningún transeúnte pasaba por el lugar.

“Parecía una película, yo estaba acá cuando pasó, la vereda, el cartel que cubría el frente de la obra y los árboles todo se vino abajo, y al rato hubo un olor impresionante a gas que no se podía estar y por eso nos evacuaron enseguida”, contó Oscar, el encargado de uno de los edificios de la cuadra.

Oscar, como todos los evacuados, se fueron a casas de amigos o familiares, y hoy muchos intentaron volver, “pero no dejan entrar, sólo podemos pasar para sacar ropa, cosas personales. A mí me dejaron entrar porque soy encargado y la gente del edificio me llama para ver si pueden volver y yo les digo que no, que no se sabe nada”.

“Nos dijeron -añadió- que en dos o tres horas se va a saber si se puede volver”.

Mientras tanto, personal del Emergencias del gobierno porteño, Bomberos y la empresa Metrogas realizaban trabajos en el lugar para reparar el caño averiado y ver el estado de la obra.

Fuentes de la empresa Metrogas indicaron que el servicio se fue restableciendo de a poco, tras la autorización de los bomberos y señalaron que en el caso de los vecinos que aún les falte gas, el servicio les será devuelto en las próximas horas, cuando los encargados del operativo de emergencia lo autoricen.

Vecinos del lugar denunciaron falta de control y criticaron las condiciones en que se trabajaba en la obra desde hace seis meses.

Una mujer, que se identificó como Susana, dijo que realizaron reclamos “al Gobierno de la Ciudad, y ni contestaron”.

Hace seis meses que estamos con este problema, a toda hora estaban los camiones, no tenían horario, hacían lo que querían, no había ningún tipo de control, hasta que tanto los denunciamos que vino el patrullero varias veces“, continuó la vecina, una de las propietarias del edificio ubicado frente al derrumbe.

La mujer dijo que elevó “la queja al gobierno porque esto era una locura y además no se puede hacer un edificio tan grande, de cinco subsuelos y 23 pisos en una zona tan complicada como ésta”.

También añadió que “en el edificio de al lado también se quejaron y juntaron firmas”.

A su vez, otro vecino aseguró que “pusieron unos caños que salen por Cerviño, que están desaguando desde hace meses, sale agua todo el tiempo”.

El jefe del Gobierno porteño, Mauricio Macri, pasó esta mañana por el lugar donde dialogó con el personal apostado en la zona.

Fuente: www.26noticias.com.ar
Link: Ver Nota

Derrumbe: la Ciudad dice que “la responsabilidad es del consorcio”

La víctima mortal fue identificada como Octavio Pérez Galimberti, quien se refugió debajo del cartel publicitario para protegerse de la lluvia intensa que se abatía sobre la ciudad al momento del derrumbe.

Javier Ibañez, director de la Agencia Gubernamental de control del GCBA, aseguró que la responsabilidad por el derrumbe de una marquesina y una losa de un edificio de la zona de Tribunales , que provocó la muerte de un asesor del ministro de Justicia Julio Alak , “es del consorcio“.

La víctima mortal fue identificada como Octavio Pérez Galimberti, quien se refugió debajo del cartel publicitario para protegerse de la lluvia intensa que se abatía sobre la ciudad al momento del derrumbe.

Fuentes del gobierno porteño confirmaron a DyN que el hombre, de 33 años y oriundo de Trelew, era abogado, hijo de una pareja de jueces, y colaboraba con el ministro Alak en el área legal de la cartera nacional. “Era un profesional reconocido, una persona muy querida y conocida en el Ministerio“, dijo a la prensa el secretario de Seguridad, Sergio Berni.

El hecho ocurrió alrededor de las 9 en el inmueble ubicado en la calle Lavalle 1582, donde funciona la sede de la Obra Social del Personal de Sociedad de Autores y Afines (OSPESA), que fue clausurado en forma preventiva.

La vicejefa de gobierno porteña, María Eugenia Vidal, confirmó el deceso del hombre y precisó que “se derrumbó una losa sobre la cual estaba apoyada la marquesina“. “Hay una causa judicial abierta para investigar qué pasó. Hay un fiscal y un juez trabajando en la causa. No sabemos si tuvo que ver la lluvia o hubo algún problema de estructura“, sostuvo al hablar con la prensa en el lugar del hecho.

La funcionaria macrista explicó que el gobierno porteño acompaña a los familiares de la víctima mortal y expresó la disposición del gobierno porteño para “colaborar en todo lo que haga a la investigación“. Vidal aclaró, sin embargo, que el control del estado del edificio es “responsabilidad del consorcio” e indicó que la administración del inmueble presentó en marzo pasado un informe técnico que certificaba a través de un profesional matriculado que “estaba en condiciones”.

La marquesina y la losa cayeron sobre la vereda desde unos cuatro metros del altura y aplastaron al hombre que se refugiaba allí de la lluvia intensa, quien murió en el acto. A raíz del suceso, acudieron al lugar ambulancias del SAME, bomberos y efectivos policiales, además de una grúa que removió los escombros y rescató el cuerpo de la víctima mortal. En tanto, personal de la subsecretaría de Emergencias porteña y de la Guardia de Auxilio verificaron el estado de la losa por pedido de la justicia.

El funcionario nacional estimó que “tenía cemento y cartelería, de un peso estimado entre 20 y 30 toneladas“.

MACRI EN PALERMO

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, recorrió esta mañana con efectivos de la guardia urbana y defensa civil una cuadra del barrio de Palermo donde un derrumbe en un pozo de una obra en construcción generó peligro de escape de gas.

Macri, que es ingeniero civil de profesión, analizó con funcionarios, bomberos y técnicos de gas la situación en Sinclair al 3000, donde esta mañana el tránsito seguía cortado.

Allí, según fuentes comunales, “cedió parte de una obra en construcción y se desmoronó parte del frente, y se llevó la vereda”.

El desprendimiento de la mampostería golpeó un caño de gas y ocasionó una fuga, por lo que los vecinos de la zona fueron evacuados.

El derrumbe puso en riesgo la construcción de la fundación Capital, vecina al predio en obra, y que dirige el economista Martín Redrado.

Fuente: www.lanacion.com.ar
Link: Ver Nota

La obra de Palermo había sido inspeccionada 8 veces desde diciembre

“La empresa debe trabajar rápidamente para que se pueda restablecer la vereda y la calle y dar seguridad a la construcción“, dijo Macri, que recorrió la zona

El jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, recorrió esta mañana con efectivos de la Guardia Urbana y Defensa Civil el barrio de Palermo, donde un derrumbe en un pozo de una obra en construcción generó peligro de escape de gas.

El hundimiento se produjo ayer pasadas las 21. El mismo día, pero a la mañana, una marquesina de un primer piso se derrumbó en Tribunales debido a la fuerte lluvia y aplastó a un hombre de 33 años .

“La empresa debe trabajar rápidamente para que se pueda restablecer la vereda y la calle y dar seguridad a la construcción”, aseveró según un comunicado difundido por el Gobierno porteño. Macri, que es ingeniero civil de profesión, analizó con los funcionarios, bomberos y técnicos de gas la situación en Sinclair al 3000, donde esta mañana el tránsito seguía cortado.

Allí, según fuentes comunales, “cedió parte de una obra en construcción y se desmoronó parte del frente, y se llevó la vereda“. El desprendimiento de la mampostería golpeó un caño de gas y ocasionó una fuga, por lo que los vecinos de la zona fueron evacuados.

El derrumbe puso en riesgo la construcción de la fundación Capital, vecina al predio en obra, y que dirige el economista Martín Redrado. El desmoronamiento, que se produjo en una jornada de intensas lluvias, afectó a los subsuelos que se construyen en el lugar y arrastró la vereda y parte del asfalto.

Anoche se restableció el servicio de gas y de agua que había quedado interrumpido por el desmoronamiento, en tanto que los vecinos evacuados por seguridad retornaron a sus hogares, a excepción de los que viven en los inmuebles laterales inmediatos a la obra dañada, precisó el parte de prensa.

En tanto, la Dirección de Fiscalización y Control del Gobierno de la ciudad informó que la obra de Sinclair 3056/72 tenía estado de trámite registrado para demolición total y obra nueva bajo el número de expediente 309759/11.

El arquitecto a cargo de la construcción es Cesar Felipe Tiscornia. La obra fue inspeccionada en ocho oportunidades por el Gobierno desde el 26 de diciembre de 2011. La última inspección la realizó la Dirección de Fiscalización y control de Obras con fecha 3 de agosto de 2012 y el informe del profesional señaló que “no presentaba ningún tipo de anomalía“.

Los peritos especialistas señalaron que “la presión del agua de la lluvia empujó el muro de hormigón de submuración arrastrando la vereda en su caída y dañando a su vez los caños de agua y gas que estaban debajo de la vereda“.

Fuente: www.lanacion.com.ar
Link: Ver Nota

Se derrumbó una losa y mató a un asesor del ministro Alak

En medio de la tormenta, y por causas que se investigan, cayó la pesada estructura ubicada en el frente de un edificio. Y aplastó al abogado Octavio Pérez Galimberti, asesor del ministro de Justicia.

Un hombre que buscaba refugiarse de la tormenta bajo la marquesina de una obra social encontró una muerte absurda e inesperada. La pesada losa que sostenía la marquesina se derrumbó sobre él y lo aplastó. Ocurrió en el edificio de Lavalle 1578, a metros de Tribunales, en momentos en que caía una lluvia intensa, ayer por la mañana. Los Bomberos tuvieron que remover los escombros para rescatar el cuerpo. La víctima fue identificada como Octavio Pérez Galimberti, un abogado de 33 años que se desempeñaba como asesor legal en el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación.

Alrededor de las 9.15 en Lavalle al 1500 se escuchó un gran estruendo. “Fue tan fuerte que pensé que se había caído un ascensor –contó el encargado de un edificio vecino–. Después vi que se había caído parte de la estructura original del edificio de enfrente, una losa donde los limpiavidrios se solían parar para limpiar las ventanas del primer piso”.

La estructura sostenía la marquesina de la Obra Social del Personal de Sociedades de Autores y Afines (Ospesa). “El bloque cayó de lleno y vi que por entre los escombros salía un paraguas. Había alguien debajo. Tiré del paraguas y vi la cara del hombre destrozada”, relató el empleado de una galería, uno de los primeros en llegar. Entre 15 vecinos y gente de un bar cercano intentaron levantar el bloque. “Traigan un cricket”, pedían a los gritos. “¿Estás ahí?” “¡Ya te sacamos!”, alentaban al hombre. Algunos hasta dijeron que todavía se quejaba. Pero pese a su esfuerzo, la gente no pudo mover la losa: era extremadamente pesada .

Un joven que acababa de pasar por debajo de la marquesina tuvo una crisis de nervios . Una mujer lo abrazó e intentó calmarlo: “Te salvaste de milagro”, le gritaba. “El portero del edificio del que cayó la losa también estaba en shock, había salido hacía cinco minutos”, comentó Matías Bouzas, un empleado que también intentó ayudar.

Los vecinos llamaron al 911 y arrancó un operativo con la Policía Federal, la Metropolitana, tres ambulancias del SAME, dos camiones de Bomberos y uno de la Guardia de Emergencias de la Ciudad. Cuando pudieron sacar parte de los escombros y liberar al hombre, estaba muerto . En ese momento, todavía no sabían si había más atrapados. Pero sólo estaba la víctima, que durante la tarde fue identificada como Octavio Pérez Galimberti, un joven abogado nacido en Trelew que vivía a la vuelta de donde murió (ver El atletismo…). Trabajaba como asesor legal en el Ministerio de Julio Alak.

Mientras todavía removían los escombros, y mucho antes de que se supiera quién era la víctima, el primer funcionario en llegar fue el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni. Se puso un casco rojo de bombero y confirmó: “Hemos podido rescatar el cuerpo. La Policía está haciendo el peritaje y la identificación. Calculamos que la losa pesaba entre 20 y 30 toneladas y es muy difícil de cortar”. Cuando le preguntaron sobre quién era responsable de lo ocurrido, aprovechó para lanzar un dardo contra la gestión macrista . “No corresponde en este momento entrar en conjeturas políticas –dijo–. Pero esta semana hemos tenido mucha tarea removiendo árboles caídos o por diferentes problemas que hubo en el Gobierno de la Ciudad, en el ámbito de la Ciudad”.

Después llegó la vicejefa del Gobierno porteño, María Eugenia Vidal: “Hay una causa judicial abierta y un fiscal que ha dado órdenes de guardar los escombros”.

Según las normas porteñas, el responsable de la conservación de las fachadas de edificios es el consorcio y debe hacer periódicamente una auditoría técnica. Más tarde, el Gobierno porteño informó que el consorcio del edificio de Lavalle 1576/78 presentó el 26 de marzo de 2012 el informe técnico y el certificado de conservación de fachadas (ver El consorcio…).

“Para mí, la losa no estaba en buen estado: cuando trataba de sacar el bloque vi que estaba todo húmedo y que el caño de desagüe era muy angosto para la estructura. Por ahí estaba tapado”, evaluó el empleado de la galería que participó en tareas iniciales de rescate.

El juez de instrucción Fernando Klappenbach dispuso la clausura preventiva del edificio hasta que se confirme que no es riesgoso.

Fuente: www.clarin.com
Por NORA SÁNCHEZ
Informe: Diana Warszawski
Link: Ver Nota

Otro derrumbe, en Palermo

La tierra de un enorme pozo que era construido para edificar cocheras subterráneas en la esquina de Sinclair y Cerviño, en Palermo, cedió anoche por la lluvia y rompió un caño de gas. A causa del escape, los bomberos cortaron el tránsito y evacuaron toda la cuadra, como prevención.

A diferencia de lo que había ocurrido a media mañana en el derrumbe de Tribunales, el SAME informó que no hubo víctimas. No había operarios a la hora del derrumbe –poco después de las 21– y tampoco transeúntes que transitaban por la vereda. El derrumbe abrió un enorme boquete que hizo desaparecer 20 metros de vereda y abarcó casi la mitad de la calle.

Los bomberos evacuaron toda la cuadra a raíz del intenso olor a gas, mientras se esperaba una cuadrilla de operarios para reparar el caño averiado. Además del gas, también cortaron el suministro de energía eléctrica en la zona.

Los bomberos evaluaban el daño ocasionado a los cimientos de la casa lindera para saber si también corría peligro de derrumbe.

Otro episodio menor ocasionado por la tormenta fue –por la tarde– la caída sobre la calle de un cartel ubicado en la avenida San Martín y Repetto.

Fuente: www.clarin.com
Link: Ver Nota

Derrumbes en Capital Federal, una situación que se repite

Hace menos de un año, se derrumbaba un edificio en el microcentro porteño, a partir de allí, las denuncias de vecinos se sextuplicaron

29 de mayo del 2012: Derrumbe en una obra en construcción en Caballito ; se trató del edifico de Emilio Mitre al 600. En el incidente quedaron atrapados seis operarios que tuvieron que ser rescatados.

4 de noviembre del 2011: Desmoronamiento de un edificio en pleno microcentro porteño . Se derrumbó uno de los tres cuerpos de un edificio de 10 pisos, luego de sufrir una profunda rajadura provocada -según informes preliminares – durante los trabajos de excavación de una obra por construirse en un terreno lindero.

1 de octubre del 2011: Pared derrumbada en Caballito . Un albañil de 22 años murió aplastado, en una obra donde se realizaban trabajos de excavación para la construcción de un edificio, en avenida Directorio 428, Caballito

10 se septiembre del 2010: Derrumbe del boliche bailable Beara . Dos jóvenes de 20 y 21 años, Ariana Lizárraga y Leticia Provedo, murieron, y otras 25 personas recibieron heridas al desplomarse el entrepiso del local de fiestas Beara, en Palermo.

9 de agosto del 2010 . Derrumbe de un gimnasio que funcionaba en Mendoza y Triunvirato. Hubo 2 muertos y otras 11 personas resultaron heridas

Fuente: www.lanacion.com.ar
Link: Ver Nota

¿Como era el cartel que se derrumbó?

El cartel, perteneciente a la Obra Social del Personal de Sociedades de Autores y Afines (Ospesa), estaba formado por una estructura de material y tenía un revestimiento de metal. La estructura ocupaba todo el frente del edificio, de un total de siete metros.

La obra social pertenece a los trabajadores de Sadaic (Sociedad Argentina de Autores y Compositores de Música) y allí mismo también funciona la mutual del mencionado organismo.

Fuente: www.lanacion.com.ar
Link: Ver Nota

« Entradas recientes · Entradas antiguas » 
LiveZilla Live Chat Software